sábado 13 de agosto de 2022
ECONOMIA El análisis de los viernes

La economía que viene: un segundo semestre recesivo y con clima seco

El escenario del segundo semestre es recesivo y con clima seco. El mundo sube las tasas y la recesión amenaza. Argentina esta regalada.

El escenario económico está virando a una economía mucho más compleja en el segundo semestre del año. Las reservas no paran de caer, los pesos aumentan en el mercado, la velocidad del dinero se acelera y la inflación va rumbo a una tasa del 80% anual.

Los pronósticos del clima avizoran la posibilidad de un nuevo año niña, eso implica que tendremos lluvias por debajo de lo normal, cuando hace 2 años que convivimos con clima seco, los perfiles están con poca humedad y el rendimiento de las cosechas no asoma como el mejor.

Los precios de trigo, maíz y soja están bajando, es una toma de ganancias saludable, pero si el clima sigue demostrado que no habrá lluvias volveremos a tener precios récord, lo que no tendremos es una buena cantidad de mercadería para vender.

¿Cuáles son los 7 trabajos que tendrán fuerte demanda en la segunda parte del año?

En el corto plazo, la carne vacuna no tiene espacio para crecer en precio, el 60% de la oferta de animales está en la pradera y allí el clima manda, las heladas dejaron a los campos sin pasto y la oferta de animales crece, lo que tendrá a raya a los precios.

Bastará que las primeras lluvias de la primavera lleguen para que la oferta de animales se retraiga, y tengamos una gran suba de precios de la carne pasada la primavera. Invertir en un costillar.

¿Por qué un año de sequía sería muy malo para el Gobierno?

Un año de sequía sería muy malo para el gobierno, no podría repetir la cantidad de dólares que ingresen en el año 2022, pero lo más preocupante es que el gobierno está cobrando en forma anticipada las retenciones del trigo y maíz de la campaña 2022/23, con lo cual el año próximo y con elecciones a la vista, no podrá pedir lo que tendría que recaudar el próximo gobierno en la campaña 2023/24.

Esto implica, que la tesorería tendría más de un problema en puerta, los ingresos no se pueden repetir, y el gasto no para de aumentar.

El saldo comercial de mayo marcó un superávit de u$s 356 millones pero las importaciones saltaron más del 50%

En los meses venideros habrá que mirar muy atentos lo que sucede en Brasil, el 2 de octubre hay elecciones presidenciales, será vital conocer quien ganará las elecciones, y mucho más que propuesta lleva al gobierno, eso será determinante para Argentina.

Dólar y contexto internacional para estar atentos

El dólar en nuestro país se mueve por dos caminos, los vaivenes lógicos de nuestra economía y el comportamiento del real en los mercados internacionales. Una devaluación del real arrastraría al peso, y eso no sería bueno para el país.

El 8 de noviembre se llevarán adelante las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos, se renuevan los cargos de la mitad de la cámara de representantes y un tercio del senado, más las elecciones locales. Un triunfo demócrata fortalecerá al presidente, y una derrota lo dejará pato rengo en lo que resta de su mandato.

Esto también impactara en la política económica, y por ende impactara en la región.

El Banco Nación lanza plazos fijos atados al dólar: quiénes pueden acceder

Estados Unidos está en el camino de bajar la tasa de inflación, para ello procederá a una fuerte suba de la tasa de interés. La tasa de corto plazo está en el 1,75% anual, la Reserva Federal de Estados Unidos tiene 4 reuniones hasta fin de año, y se estima que subiría la tasa a niveles en torno del 3,75% y 4,0% anual.  

Esto impactará en la vida cotidiana de los americanos, y es probable que una recesión en el año 2024 se precipite en Estados Unidos con el efecto negativo para la economía mundial.

Reflexiones en 6 puntos 

  1. El mundo no nos sonríe, estamos ante un probable escenario de recesión en Estados Unidos que se extendería al resto del mundo, la invasión de Rusia a Ucrania no se detiene y podría extenderse a otros países, el cambio climático existe y el clima seco es una amenaza para el próximo año en todo el mundo.
  2. En Argentina el presidente no logra vertebrar una mayor fortaleza de la coalición gobernante, por ende, su debilidad se la transmite a la economía. Reservas en baja, pasivos monetarios en alza, presagian mayor inflación y devaluación a un año vista.
  3. Lo mejor de la recuperación post pandemia lo vimos en el año 2021, en el año 2022 estamos disfrutando el arrastre del año 2021, con lo cual no vemos que estén dadas las condiciones para una fuerte recuperación de la economía en el segundo semestre del año 2022, y dadas las condiciones climáticas e internacionales todo hace presumir que en el año 2023 no tendremos crecimiento.
  4. En este escenario desarrollar estrategias defensivas nos parece muy prudente. Los bonos en pesos del Estado Argentino difícilmente puedan pagarse si la economía con crecer, con lo cual están a un paso de una reestructuración de deuda. De esta forma el gobierno actual reestructuro la deuda en dólares y el crédito del FMI que eran heredados, pero una deuda por en pesos ajustada por inflación por el equivalente a U$S 75.000 millones que vencen en los próximos 25 meses, podría ser la deuda a reestructurar por razones exclusivas de las acciones que llevo adelante este gobierno.
  5. Al gobierno le quedan por delante 17 meses y medio de gobierno, es un largo camino para transitarlo con debilidad económica, pocos dólares, alta inflación y sin acuerdos políticos. Sin un acuerdo político interno en la colación gobernante, y entre la coalición gobernante y la coalición opositora será difícil tener previsibilidad económica, y estabilizar la economía.
  6. Ahorrar en dólares y en plazo fijo ajustados por inflación, parecen los dos instrumentos de ahorro más interesantes y defensivos en esta coyuntura. Los bonos argentinos podrían tener un recorrido a la suba muy importante, si las encuestas ponen en el escenario como ganador a un político pro mercado. Argentina tiene activos a precios regalados, un cambio en la política de gobierno podría hacer rico a quienes inviertan en el país, ¿los políticos estarán a la altura de las circunstancias?

* SDS, Asesor económico y de empresas