domingo 20 de junio de 2021
ECONOMIA Críticas al gobierno
17-02-2021 14:30

La inflación 2021 será del 45% para los bonistas que entraron al canje de deuda soberana

Los acreedores del grupo Ad Hoc se quejaron de que el acuerdo con el FMI esté subordinado a la política y señalaron como negativa ala política macroeconómica que no aprovecha el viento de cola global.

17-02-2021 14:30

La inflación de 2021 será del 45%, según los bonistas que entraron en el último canje de deuda soberana, con lo que  descartaron que sea del 29% como prevé el Gobierno.

Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos del Canje de Argentina también destacó como negativo que el acuerdo con el FMI esté subordinado a la política.

Economistas prevén una inflación cercana al valor máximo en enero

Sobre el aumento de los precios internos afirmaron que “el pronóstico de inflación del 29% del gobierno para 2021 no es creíble; las estimaciones de economistas privados para una inflación superior al 45% son más realistas”.

Para los acreedores Ad Hoc, “el telón de fondo de Argentina debería ser positivo. Con una reestructuración de varias décadas de su carga de deuda externa a bajas tasas de interés, los precios de las materias primas agrícolas cerca de máximos históricos y un repunte natural de la actividad económica desde los mínimos pandémicos, Argentina debería beneficiarse de vientos de cola significativos”.

Inflación en alimentos.
El gobierno estima una inflación del 29% para este año

Malas políticas

Pero para ellos, “desde que el gobierno concluyó su histórica reestructuración de bonos en moneda extranjera nacional e internacional en septiembre, las condiciones macroeconómicas locales han continuado deteriorándose”.

“Las malas decisiones políticas están socavando las posibilidades de una recuperación sostenible –indicaron--. En lugar de mover la política en una dirección positiva, el gobierno ha utilizado en gran medida el respiro como una oportunidad para retrasar decisiones difíciles y continuar con políticas insostenibles. Los controles de precios, los aranceles congelados y el racionamiento del acceso a las divisas son paliativos a corto plazo que están destinados al fracaso y solo acumulan problemas mayores en el futuro”.

Canje de deuda: YPF obtuvo un 60% de adhesión y consiguió evitar el default

En el comunicado, estos acreedores indicaron que le proporcionaron a la Argentina “u$s 37 mil millones en alivio de flujo de efectivo bajo la premisa de que Argentina usaría este espacio para implementar políticas que podrían reducir el costo del riesgo país. Argentina aún tiene que empezar a tomar en serio los compromisos que asumió con los acreedores durante las negociaciones de deuda, y el costo de este fracaso no podría ser más claro”.

Señalaron como alternativa que “solo demostrando su capacidad para acumular reservas, Argentina podrá detener la fuga de capitales, reducir las primas de riesgo país y generar inversiones que puedan generar crecimiento económico y empleo sostenible para sus ciudadanos”.

Acuerdo con el Fondo

Los bonistas se quejaron de que “un acuerdo con el FMI, que se necesitaba desesperadamente, se ha subordinado a la política. Un programa del FMI es la única fuente probable de anclajes de política y un marco creíble a mediano plazo que puede traer estabilidad”.

Pero advirtieron que “el gobierno parece estar contemplando seriamente retrasar un acuerdo con el FMI para tener la libertad de continuar con sus políticas insostenibles por más tiempo. Con reservas ya en niveles peligrosamente bajos, tal estrategia equivale a una apuesta imprudente”.

20201219_kristalina_georgieva_cedoc_g
Kristalina Geogieva, titular del FMI.

Y agregaron: “Incluso con la reestructuración de la deuda completada, el gobierno aún no ha establecido un marco de política macroeconómica integral a mediano plazo. Sin apetito por el ajuste fiscal, la monetización de los déficits continúa alimentando el aumento de la inflación”.

Balanza comercial y cuenta capital

Los bonistas indicaron que en diciembre de 2020, la balanza comercial argentina tuvo su primer saldo negativo desde 2018, y que la evolución de la cuenta capital “está resultando aún más desalentadora, ya que los argentinos han mostrado poca fe en las políticas de su gobierno y claman por los billetes en dólares estadounidenses. Durante 2020, las compras de dólares de los residentes drenaron $ 5.750 millones de las reservas del BCRA”.

“La reconstrucción de las reservas de divisas de Argentina es de suma importancia para fomentar la confianza interna y restaurar la estabilidad externa”, afirmaron.

Pero a su vez señalaron que “Argentina no carece de divisas: más de $ 130 mil millones en billetes de dólares estadounidenses circulan dentro del país y los argentinos tienen activos externos netos de $ 300 mil millones. Más bien, carece de un marco de políticas creíble que desencadene el retorno de estos dólares al sistema financiero”.

Críticas

Calificaron las políticas del gobierno como “erráticas” y “ad hoc en medio de una lista creciente de errores de política y cambios de sentido, como iniciativas para limitar las exportaciones de maíz e intervenir en los mercados de trigo, un esfuerzo innecesario de confrontación para reestructurar la deuda de YPF y las tarifas congeladas en electricidad, gas y otros servicios, todo erosiona la confianza”.

Y explicaron que “los mercados de capital de deuda proporcionan una medida transparente de la poca confianza que tienen los inversores en Argentina. Mientras que los rendimientos de los bonos recién reestructurados de Argentina se acercan al 16%; Paraguay, un vecino que históricamente proporciona mano de obra migrante a Argentina, emitió recientemente bonos a 12 años con un rendimiento del 2,74%. Benin, donde el PIB per cápita es de 1.200 dólares y la tasa de alfabetización es del 42%, emitió bonos a 11 años al 5,125%”.

20210214_pobreza_cedoc_g
Los bonistas señalan que para aliviar la pobreza se debe aplicar políticas buenas y claras.

Por esta razón es que sentenciaron que “el capital para financiar el crecimiento y aliviar la pobreza requiere un riesgo país bajo que solo puede provenir de buenas políticas y comunicaciones claras con los mercados”.

El comunicado finaliza indicaron que “Argentina no puede incumplir y reestructurar su camino hacia la prosperidad. La gran tragedia es que la imposibilidad de articular una vía de política creíble impide la estabilidad y el crecimiento en lo que podría ser una economía competitiva si tan sólo las autoridades optaran por anclar las políticas económicas en torno a un marco macroeconómico coherente con el apoyo del FMI. El momento no podría ser más propicio para que el país desbloquee su formidable potencial con precios de sus principales exportaciones en niveles históricamente altos, abundante liquidez global y el mundo listo para un repunte del crecimiento de la pandemia de COVID-19. Todo lo que falta son políticas creíbles y claramente comunicadas”.

Este Grupo de Tenedores de Bonos de Canje está compuesto por 18 instituciones de inversión que participaron voluntariamente en la oferta de canje recientemente consumada de Argentina mediante la licitación de Bonos de Canje.