jueves 26 de mayo de 2022
ECONOMIA Análisis crítico
25-04-2022 11:38

Privados advierten que la meta fiscal con el FMI se cumplió con un maquillaje contable

Un informe privado reveló que las metas acordadas con el FMI se lograron gracias a un artilugio contable que permite registrar un inusual incremento de ingresos extraordinarios, con lo que se pretende disimular la dinámica explosiva de los subsidios energéticos.

25-04-2022 11:38

El 17 de marzo de 2022, el Senado argentino aprobó el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). En lo pactado, el Gobierno se comprometió a cumplir ciertas medidas, siendo las más importantes, la reducción del déficit primario y la disminución de la emisión monetaria

El nuevo programa se extenderá durante 20 meses, es decir, plantea 10 revisiones trimestrales por parte del organismo multilateral. Durante las evaluaciones trimestrales, el Fondo controlará el cumplimiento de las metas fiscales, monetarias y macroeconómicas que el Gobierno se propuso a alcanzar.

Según los datos publicados por el Ministerio de Economía y el Banco Central, el déficit primario registrado habría sido un 87% y la emisión monetaria un 52% de estas metas. Evaluadas en perspectiva estrictamente contable, hay un cumplimiento holgado de los compromisos.

IDESA lanza un monitor para seguir el cumplimiento del acuerdo con el FMI

Sin perjuicio de que esto permitirá superar el monitoreo del FMI, resulta que el Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) realizó un análisis más desagregado en el que observó que:

  • El déficit fue de $193 mil millones. 
  • El ítem, dentro de los ingresos, “Otras rentas de la propiedad” alcanzó los $175 mil millones, registrando un aumento del 370% respecto al año anterior. 
  • Si el crecimiento hubiese sido similar al de años anteriores, el déficit habría sido de $298 mil millones, que sería un incumplimiento de la meta en un 34%

Qué dicen los datos del informe

Los números revelan que la meta fiscal se estaría cumpliendo gracias a ingresos extraordinarios. Es decir, si se excluyera este componente, la evaluación del FMI del primer trimestre de ejecución habría resultado negativa

En otras palabras, desde el punto de vista contable habría cumplimiento. Pero, profundizando el análisis realizado por IDESA y más allá de los formalismos con que se registran las cuentas públicas, aparecen evidencias que ponen en duda cuán genuino es el monto del desequilibrio fiscal otorgado desde Economía. 

Asimismo, no ayuda a despejar sospechas que la cartera dirigida por Martín Guzmán no haya opinado sobre estos ingresos extraordinarios. 

El resultado hallado por IDESA

La explicación es que computa como ingresos corrientes la diferencia entre el valor nominal de los bonos que emite el Ministerio de Economía y el precio al que efectivamente los coloca

El punto es que un bono de deuda tiene un valor superior a su valor nominal cuando su rendimiento es superior al de mercado. Por ejemplo, la tasa de interés de mercado es de 50% y el Estado promete vender un bono por $100 y pagar al vencimiento $160.

Informe IDESA meta fiscal con el FMI 20220425

Dicho bono tiene un valor de mercado de $107 porque este monto al 50% de intereses arroja $160. El gobierno computa como ingresos corrientes los $7

El punto es que usualmente “Otras rentas de la propiedad” venían representando un 2% de los ingresos totales, mientras que en marzo del 2022 representaron el 12%. La práctica puede ser usual, pero la intensidad con la que se usó en marzo es inusual. 

Los subsidios energéticos

De no computar este incremento extraordinario de ingreso, la meta fiscal “No” hubiese sido cumplida debido al incremento no controlado que están teniendo los subsidios energéticos. 

Gracias a esta particular forma de contabilizar ingresos se pudo compensar el impresionante aumento en los subsidios energéticos. En el primer trimestre del 2022 estos subsidios tuvieron un incremento del 180% respecto al mismo período de 2021

Estos gastos venían aumentando a razón del 85% en enero y febrero y en marzo saltó a 350%. El conflicto bélico en Ucrania explicaría parte del aumento, pero, ya antes de la guerra, el gasto en subsidios energéticos venía aumentando muy por encima de la inflación (55%), sostiene IDESA; mientras que los ingresos tributarios (58%) Esto confirma la dinámica explosiva de los subsidios energéticos. 

Martín Guzmán y Kristalina Georvieva discutirán hoy el cumplimiento del acuerdo

Cumplir con el FMI no garantiza consistencia en las políticas internas. En el primer trimestre, alcanzó con subir los rendimientos de la deuda pública  por encima de las tasas de intereses de marcado para de esta manera inflar los ingresos corrientes. A la larga, esto no va a evitar que la gente pague mayores tarifas de luz y de gas. 

En otras palabras, se confirma que el mayor desafío para el Ejecutivo nacional para cumplir con la meta fiscal del FMI serán los subsidios energéticos

SE / LR