miércoles 12 de mayo de 2021
ECONOMIA A paso lento
30-10-2020 15:44

La pandemia de coronavirus y la crisis cambiaria están "enfriando" la recuperación

La continuidad de las restricciones por el COVID-19 en el interior del país y el salto del dólar atenuaron la normalización de la economía.

30-10-2020 15:44

La extensión en el tiempo de la pandemia de coronavirus, especialmente hacia el interior del país, y la crisis cambiaria están impactando negativamente en la actividad económica, realidad que muestra en los últimos 60 días un nivel de recuperación de la actividad se empezó a atenuar, lo cual lleva a poner en duda las posibilidades de tener un crecimiento del 5% en el próximo año.

Esa es una de las principales conclusiones que elaboraron diversas consultoras en las últimas horas, teniendo en cuenta los problemas que se han visto en octubre en materia de precios, de provisión y reposición de productos y una mayor cautela en los gastos de distintos sectores económicos.

En este último mes, el dólar paralelo saltó a casi 200 pesos hasta que finalmente en este semana bajó considerablemente para cerrar en torno a los 175 pesos, pero el blue había finalizado septiembre con un valor de 146 pesos.

Banco Mundial: la economía argentina caerá 12,3%, pero crecería 5 puntos en 2021

"Semejante variación del blue, conjuntamente con la profundización de la inestabilidad del mes en materia cambiaria y proyecciones de aumento de la inflación determinaron un ritmo más acotado en el nivel de actividad", afirmó Jorge Colina, director del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA).

Para Colina, el mayor rebote de la economía se produjo en mayo y especialmente en junio, para luego en julio y agosto mostrar una mejora más acotada, y consideró que la situación se agravó más a partir de la crisis cambiaria.

"La pandemia continúa en el país y el grado de recuperación es débil, ha perdido fuerza. A esto se le agrega la inestabilidad cambiaria, lo que hace es que las empresas trabajen en forma acotada, en el día a día. Entonces, vemos que el cuadro recesivo se sigue prolongando en el tiempo", resaltó Colina.

En función de este panorama, el titular de IDESA consideró que debido a que se está enfriando la recuperación, "la previsión de lograr un crecimiento económico del 5% para el próximo año sea cada vez más difícil de lograr".

"Lo que se puede ver en este momento en cuanto a las empresas y el movimiento económico es una actitud sumamente conservadora", recalcó.

Dólar, una tregua con una apuesta cada vez más fuerte a no devaluar

 

Por su parte, de la consultora Castiglioni Tiscornia señalaron que la continuidad de la pandemia le ha quitado posibilidades de recuperación a la economía local.

"En marzo y abril se dieron las caídas más fuertes de la actividad, y la recuperación se dio esencialmente en junio y algo más lento en julio y agosto. Está claro que ahora con la inestabilidad cambiaria el panorama desde septiembre hasta hoy se ve más complicado", subrayó Camilo Tiscornia.

El economista sostuvo que, en este momento hay problemas de relación de precios, de abastecimiento de productos y de desconfianza que actúan en contra de la mejora de la actividad.

"Nosotros al comienzo de la pandemia teníamos una estimación de caída del PBI para este año más fuerte, del orden del 15 por ciento. Ahora consideramos que va a bajar un 12 por ciento, pero las posibilidades de lograr un crecimiento del 5 por ciento para 2021 como estima el Gobierno se van poniendo difíciles de cumplir", puntualizó Tiscornia.

El programa de Precios Máximos seguirá hasta el 31 de enero de 2021

Por lo pronto, algunas cifras que se van conociendo del nivel de actividad económica de los últimos 60 días empiezan a generar caras de mayor preocupación entre los distintos analistas económicos.

Por ejemplo, en esta semana se conoció el último informe de FIEL el cual consigna que la producción industrial en septiembre muestra una baja del 0,5 por ciento interanual, y una mejora del 0,2 mensual, lo cual es una cifra considerablemente más pobre de lo que se calculaba para esta época del año.

El informe de FIEL destaca que el panorama de la industria es heteroéeneo "con sectores que muestran marcados retrocesos interanuales como el caso del petróleo y la siderurgia y una mejora en el sector automotriz, insumos químicos y plàsticos, alimentos y bebidas.

Por su parte, la consultora LCG destaca que el 87% de las variables recientemente relevadas reflejaron crecimiento en septiembre, pero aclara que "de un total de 23 variables observadas, el 13 por ciento muestra peor perfomance respecto al mes anterior".

"La totalidad de ellas venía de registrar crecimiento en el mes de agosto", concluye el trabajo de LCG.

LR CP