miércoles 10 de agosto de 2022
ECONOMIA Opinión

La Propiedad Intelectual: una herramienta clave para agregar valor al negocio

La propiedad intelectual es un concepto amplio que designa colectivamente a un conjunto de bienes de naturaleza inmaterial cuya finalidad es constituir, incrementar y proteger la clientela de un negocio, defender los derechos del consumidor y asegurar una competencia libre y leal.

25-07-2022 10:46

La propiedad intelectual es un concepto amplio que designa colectivamente a un conjunto de bienes de naturaleza inmaterial cuya finalidad es constituir, incrementar y proteger la clientela de un negocio, defender los derechos del consumidor y asegurar una competencia libre y leal.

En la práctica, comprende un universo de derechos sobre bienes intangibles que incluyen todo lo relacionado con el derecho de autor, a saber, las obras científicas, literarias y artísticas, entre otras, las creaciones de carácter técnico como por ejemplo las invenciones; los modelos de utilidad y el know-how, las creaciones ornamentales. Así como también los diseños y modelos industriales y los signos distintivos, como las marcas, el nombre comercial y las indicaciones geográficas.

¿De qué me protege la Propiedad Intelectual? 

Todos estos derechos tienen ciertas características comunes. Todos amparan bienes inmateriales y constituyen un derecho de propiedad de raigambre constitucional que se caracteriza por asegurar la exclusividad en el uso y servir de base para excluir a terceros de usos no autorizados.

Derechos de autor: cómo funcionan y cómo hacer valer nuestra propiedad intelectual

Se trata de derechos esencialmente temporales y territoriales, con excepción del derecho de autor que, por aplicación de diversos tratados internacionales, se puede hacer valer más allá de las fronteras, sujeto a los requerimientos específicos de cada país.

Los derechos de Propiedad Intelectual forman parte del activo de las empresas y, como tales, integran los balances, se pueden transferir, licenciar, dar en garantía de operaciones comerciales y en definitiva pueden constituir una ventaja significativa al momento de obtener financiación y atraer inversores. 

De hecho, la valuación de estos activos es fundamental cuando haya interés en explorar cualquiera de las operaciones arriba mencionadas. Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), para que un activo de Propiedad Intelectual tenga un valor cuantificable debe generar una cantidad mensurable de beneficios económicos para su propietario o usuario y aumentar el valor de otros activos con los que está asociado.

Propiedad intelectual en tiempos de algoritmos

¿Por qué es importante la Propiedad Intelectual en un negocio?

Es frecuente que recién se tome conciencia de este aspecto del negocio cuando se presenta la oportunidad de expansión y los distribuidores, licenciatarios y/o posibles compradores requieren que se hayan adoptado los recaudos para proteger los activos intangibles.

En suma, la salida a otros mercados, la realización de alianzas estratégicas o la exploración de oportunidades de crecimiento, demanda, además del análisis del plan de negocios, la mirada estratégica sobre cómo proteger los activos de Propiedad Intelectual, que no debería considerarse un costo, sino una forma de agregar valor.

¿Cómo desarrollar una correcta estrategia de protección de activos?  

Al momento de diseñar una estrategia efectiva de protección de los activos de Propiedad Intelectual, hay que tener en cuenta la incidencia de una serie de factores, todos igualmente relevantes y necesarios. Lo primordial es determinar el activo a proteger, el territorio de interés y el tipo de producto, servicio o actividad a identificar.

Asimismo, las cuestiones culturales y de idioma son relevantes en el caso particular de las marcas, ya que pueden impactar sobre el signo elegido, sea denominativo o de diseño. Por otra parte, el territorio va a determinar el sistema de adquisición de derecho que corresponda y que varía según la jurisdicción.

Derechos de autor: cómo se protegen las obras escritas en tiempos de Coronavirus

No menos importante, la estrategia de protección de este tipo de activos necesariamente debe tener en cuenta los tiempos que demanda la creación y el registro en el mercado de que se trate, que rara vez son inferiores a doce meses.

En definitiva, la perspectiva de la Propiedad Intelectual debe estar presente en todas las etapas del negocio. Hacerlo desde un inicio sirve para asegurar los beneficios y garantizar la protección de los activos, así como para generar oportunidades de crecimiento e inversión.

*Iris Quadrio es socia y miembro del Consejo Directivo de Marval O´Farrell Mairal

*Veronica M. Canese es integrante del departamento de Marcas, Tecnología y Propiedad Intelectual de Marval O´Farrell Mairal.

 Las columnistas son socias de FAME (Foro Argentino de Mujeres Ejecutivas), una asociación civil que busca promocionar un espacio de reflexión y networking de mujeres ejecutivas.