jueves 06 de octubre de 2022
ECONOMIA Precios sin control

Más inflación y devaluación a la vista

Si hacemos siempre lo mismo obtendremos iguales resultados. El manual K es atraso cambiario, tasas negativas e intervención, en ese escenario el dólar es rey.

19-09-2022 11:24

Si hacemos siempre lo mismo obtendremos iguales resultados. El manual K es atraso cambiario, tasas negativas e intervención. En ese escenario, el dólar es rey.

¿Cómo ves al mercado?

El gobierno viene tomando las mismas decisiones. La tasa de interés y el aumento del tipo de cambio corren por detrás la inflación. El resultado hasta ahora fue más inflación y un aumento de los dólares alternativos.

¿Algún cambio en los últimos meses?

El único cambio que vemos es que estaría mostrando la voluntad que la inflación, la tasa de política monetaria y el tipo de cambio avancen a un mismo ritmo. De todas formas, esto no cambia la recomendación general de nuestra consultora.

¿Cuál sería?

La tasa de interés no le gana a la inflación, por ende, ahorrar en plazo fijo tradicional es perder poder adquisitivo. Por otro lado, tomar financiamiento deduciendo la tasa de impuesto a las ganancias siempre nos muestra una tasa negativa, por ende, es negocio endeudarse. El tipo de cambio mayorista se sigue atrasando contra la inflación y eso perjudica a la exportación y beneficia a la importación. Comprar dólares siempre es un buen negocio a largo plazo.

Presupuesto 2023: 64 de cada 100 pesos serán para jubilaciones, pensiones y planes asistenciales

¿Qué medidas toma el gobierno para solucionar el atraso cambiario?

Más intervención en el mercado de las importaciones, un cepo muy duro a la importación de productos importados, que está obligando a las empresas a importar por el dólar contado con liquidación, lo que invariablemente va a terminar impactando en una suba de precios en la economía.

Por el lado de la exportación, está llevando adelante una política de tipo de cambios especiales, como es el caso del dólar soja a $ 200. A nuestro juicio estos tipos de cambios diferenciales distorsionan los precios relativos de la economía, por los vasos comunicantes que existen en la misma. En breve asistiremos al dólar Qatar, que sería un dólar turista más alto, y ya se prohíbe pagar algunos servicios al exterior con tarjeta local, cash, transferencia o depósitos en el exterior.

¿Resultado?

Con más intervención, lo que se logra es mayor inflación, distorsión de precios relativos y suba de los tipos de cambios alternativos. Esta dinámica se retroalimentó durante todo el año 2022 y sigue dando los mismos resultados.

A pesar de que la aplican distintos ministros

Los 3 ministros del año 2022 están políticamente controlados por el kirchnerismo, que tiene una influencia decisiva en las decisiones del Banco Central. La política monetaria y cambiaria del Kirchnerismo se basa en el atraso cambiario, tasas negativas contra la inflación e intervención en la economía.

El resultado de estas políticas es que los agentes económicos huyen despavoridos de este escenario, buscando refugio en la compra de bienes o bien adquieren moneda extranjera para protegerse de la pérdida de valor del peso.

¿Cómo les fue a los inversores en el último año?

El que compró dólar blue está por detrás de la inflación del último año, ya que aumentó el 61,2% en 12 meses, versus una inflación del 78,5%. Creemos que el dólar comenzará a descontar esta diferencia y pronto pasará al frente. El que invirtió en dólar linked, que es lo mismo que dólar mayorista, subió en 8 meses el 35,0% versus una inflación del 78,5% anual. El que colocó sus excedentes en plazo fijo ajustado por inflación viene empatando.

Gráficos Di Stefano 20220919

¿Es momento de comprar dólares?

Sin duda, la política monetaria y cambiaria del gobierno tiene asegurado el fracaso, para ello seguimos su accionar desde diciembre de 2021 a la fecha.

¿Nos ilustrás lo que hizo el Banco Central?

 Las decisiones de política monetaria se toman en el mes que se conoce el índice de precios que refleja la inflación anualizada del mes anterior, por ejemplo, en septiembre se conoció la decisión de aumento de la tasa luego de conocer el índice de precios de agosto y que se compara con el aumento del tipo de cambio mayorista del mes anterior. El cuadro que vamos a mostrar nos indica la tasa de aumento del tipo de cambio e inflación de un mes anterior a la suba de tasas, y el mes de la suba de tasas.

¿Cómo lo leemos?

De este cuadro se desprende el patrón de comportamiento del Banco Central. Desde el mes de enero en adelante procedió a una suba de tasas de interés todos los meses. Hasta el mes de junio la suba de tasas acompañó desde lejos a la inflación, y siempre duplicando el aumento del tipo de cambio oficial. A partir del mes de julio notamos que la tasa de interés se coloca más cerca de la tasa de inflación anualizada y se acorta la distancia con el aumento del tipo de cambio mayorista.

Otra mirada interesante, sería ver el mismo cuadro con valores mensuales.

Lo pedís lo tenés: 

Gráficos Di Stefano 20220919

¿Qué opinás?

 En este cuadro podemos ver más claramente cómo el Banco Central busca alinear la suba del tipo de cambio mayorista, la inflación y la tasa de política monetaria a un nivel muy similar en el mes de septiembre. Todo hace pensar que vamos a un escenario de suba de las tres variables a un ritmo del 7,0% mensual aproximadamente.

¿Algún dato más?

 El déficit fiscal desde enero del año 2020 a julio del año 2022 suma U$S 64.852 millones, mientras que la deuda de la Tesorería más el Banco Central suma los U$S 428.171 millones, y creció desde enero del año 2020 a agosto del año 2022 en U$S 87.967 millones. Estos son los resultados que deja la política monetaria y cambiaria de atrasar el tipo de cambio, tasas negativas contra la inflación y una suba de precios descontrolada por la falta de inversión en la economía.

Gráficos Di Stefano 20220919

Conclusiones

A nuestro juicio el Banco Central toma decisiones equivocadas, ya que corre desde atrás a la inflación, mide la tasa de plazo fijo nominal como efectiva, e indica que esa tasa está por encima de la tasa de inflación nominal. Eso es comparar peras con manzanas. Si comparamos las dos tasas como efectivas, veremos que la inflación está proyectada a valores más elevados que la tasa de interés.

Mostramos el mismo cuadro con tasas efectivas.

El cuadro nos muestra que se sigue corriendo de atrás a la inflación, no es conveniente hacer un plazo fijo tradicional, ya que perderemos invariablemente frente a la inflación, en la forma en que lo midamos, ya sea en tasa nominal o efectiva.

Gráficos Di Stefano 20220919

Estos cuadros revelan que endeudarnos en las empresas sigue siendo altamente beneficioso, porque las tasas de inversión productiva están por debajo de la inflación proyectada y, neta del pago de impuestos a las ganancias, son muy bajas.

Endeudarse es una estrategia para hacer un escudo fiscal frente a una presión tributaria muy elevada. Si bien hoy los balances se ajustan por inflación, el beneficio de tomar deuda y comprar activos que puedan ser amortizables sigue siendo favorable a las empresas, hay que elegir el momento adecuado para incorporar estos activos al balance. Otro camino es retirar liquidez de las empresas, pagar el 7% de impuesto a las ganancias por dicho retiro y colocar la liquidez en cabeza de persona humana para comprar dólares que no serán base imponible para pago de impuesto a las ganancias, porque es ahorro en cabeza de persona humana.

En conclusión, todos los caminos conducen al dólar, ya que la tasa de interés no muestra posibilidades de igualar a la tasa de inflación.

  • La tasa de la letra de descuento a 87 días es del 100,7% anual, y la tasa de la letra de descuento que ajusta por inflación a igual plazo es negativa 7,0%, esto implica que el mercado espera una inflación del 107,7% anual.
  • El precio del bono a tasa fija Bonte 2023 con vencimiento el 17/10/2023 rinde el 101,0% anual. Un bono ajustado por inflación a agosto del 2023 rinde el 1,0% anual. Esto implica que a un año vista la inflación estaría, según el arbitraje de mercado, en torno del 100% anual.
  • El bono a tasa variable que vence el 18 de octubre del año 2026 rinde el 98,0% anual, mientras que el Bonte 2026 que ajusta por inflación que vence el 9 de noviembre del año 2026 rinde 8,7% anual, en el largo plazo se espera una inflación del 91% anual.

Alerta roja porque el piso inflacionario en septiembre se recalienta por los alimentos

El gobierno sigue con la misma política cambiaria y monetaria, el mercado descuenta niveles de inflación de tres dígitos a un año, y del 90% anual para los años venideros. Esto termina con una suba de los dólares alternativos más alta que la inflación, por más que el gobierno se esmere en realizar una política de intervención en el mercado, con un cepo más duro que, antes de llevarla a la práctica, está condenada al fracaso.

Este gobierno tiene el sello kirchnerista, atraso cambiario, tasa de interés negativa e intervención de mercado, ¿Qué puede salir mal? Todo lo que se proponga, por eso una vez más comprar activos o moneda extranjera.