jueves 29 de septiembre de 2022
POLITICA posturas para el debate

Presupuesto 2023: Juntos por el Cambio apuesta a “minimizar la herencia negativa”

En un encuentro esta semana de economistas de la alianza con diputados se fijó la postura que buscarán imponer en las negociaciones con el oficialismo. No adelantar impuestos ni patear vencimientos, la deuda flotante y el balance del BCRA, son los cuatros focos en la mira. Las coincidencias económicas, de todas formas, terminarán chocando con las diferencias políticas entre duros y moderados. Buscan evitar el escenario de rechazo del año pasado.

18-09-2022 01:26

Con la expectativa puesta en llegar a ser gobierno desde diciembre de 2023, Juntos por el Cambio apunta a un debate de la ley de Presupuesto del año próximo que le permita “minimizar la herencia negativa” con la que encararían un nuevo mandato en 2024. Por eso, ya tienen definido cuatro ejes que pondrán sobre la mesa a la hora de discutir el texto y sus planillas.

La postura que vayan a tener los diputados en el recinto es todavía motivo de discusión y ya se prevé que se repitan las mismas tensiones en la fuerza opositora ante cada proyecto de este tópico. Así como en el debate del Presupuesto 2022 (que finalmente no se aprobó) o el del acuerdo con el FMI, esta vez ya aparecieron las diferentes posturas: están los que arrancan siendo más duros y hablan de rechazar la iniciativa, y los que, por el contrario, son más contemplativos y aseguran que no es conveniente dejar al Gobierno sin un presupuesto.

Sin embargo, en la órbita de los equipos técnicos de Juntos por el Cambio las diferencias se minimizan y los economistas coinciden en la radiografía sobre el estado de situación y el diagnóstico sobre lo que debería reclamar el espacio en el debate. Fue algo que se habló el último martes en un encuentro que mantuvieron los referentes de las fundaciones que están debatiendo planes de gobierno con diputados que participarán del debate en comisión. Estuvieron, entre otros, Hernán Lacunza, Luciano Laspina, Ricardo López Murphy, Martín Tetaz, Julia Pomares, Matías Surt (economista de la Coalición Cívica) y Maximiliano Castillo (de la radical Fundación Alem).

Presupuesto 2023: 64 de cada 100 pesos serán para jubilaciones, pensiones y planes asistenciales

“La intención inicial es que el Presupuesto 2023 no sea un dibujo”, explican en el espacio. Pero en una mirada más puntillosa, Lacunza fue el encargado de enunciar que las fundaciones creían crucial que JxC se pusiera como objetivo “minimizar la herencia negativa”. Y lo especificó en cuatro aspectos: no patear gastos, no adelantar ingresos, no patear vencimientos y no erosionar el balance del Banco Central.

Uno de los presentes se encargó, en diálogo con PERFIL, de dar más detalles de esas “cláusulas” que creen que se deberían negociar en el Presupuesto 2023. “Primero, que no se pueda repetir medidas de adelantamiento de impuestos, como hicieron con Ganancias este año. Implicaría menos recursos para 2024”, describe. Y continúa: “Tenemos que poner mucho foco en el tema de la deuda flotante, los gastos que se devengan y no se pagan. También terminan siendo cuentas a pagar en 2024, como ya pasó en 2015-2016”.

Con eje en el déficit fiscal, añadió que apuntarán a “controlar algunas partidas del gasto, como poner límites al aumento de planta de empleados. Pero más potente que lo que pasó con (Silvina) Batakis, cuando los nombramientos seguían”.

Además, agrega otro foco más que tendrán en cuenta: “Las empresas públicas y fondos fiduciarios, estructuras que forman parte del Estado pero no están en la administración pública nacional. Hay que tratar de meter esas cosas, que al no estar suelen quedar fuera del control del Presupuesto”.

Todas estas cuestiones, no obstante, quedarán supeditadas a los posicionamientos políticos que adquieran duros y moderados de Juntos por el Cambio pero también del Frente de Todos. La experiencia del debate del presupuesto el año pasado dejó heridas y la mayoría busca evitar que se repita. Pero para eso debería primar un diálogo constructivo, algo que suele brillar por su ausencia en el Congreso.

 


El 64% de los fondos irán a servicios sociales

R.P.

La Argentina destinará unos 18,6 billones de pesos a servicios sociales el año próximo, el 64,3% del total de erogaciones previstos en el Presupuesto 2023. Los fondos destinados a servicios sociales subirán casi 72% con relación a este año, por encima de la inflación del 60% prevista.

Unos $12,95 billones serán destinados a “Seguridad Social”, en especial jubilaciones, pensiones y planes asistenciales. Los beneficiarios de la seguridad social sumarán unas 19 millones de personas el año próximo.

Pero el Estado hará unas 27 millones de transferencias mensuales, ya que muchos beneficiarios reciben más de una, como ocurre con la asignación por hijo y la familiar.

Hay unos 3,7 millones de asignaciones por hijo y 4,1 millones de familiares, que las reciben trabajadores registrados.

El proyecto prevé un aumento de unas 153 mil personas en jubilaciones y pensiones.

El total del régimen de jubilaciones, pensiones y retiros, con la inclusión de las Fuerzas de Seguridad; Administración de Parques Nacionales y ex cajas previsionales, es de 7,1 millones de personas. A esto se suman las pensiones vinculadas con casos de Invalidez, que llegarán a 1,3 millones.