miércoles 17 de agosto de 2022
ECONOMIA Créditos en alza

Los créditos prendarios marcaron un nuevo récord en enero

Las líneas de créditos hipotecarios durante enero crecieron 1,7%, mientras los préstamos comerciales aumentaron su saldo un 1,5%.

14-02-2022 17:12

Los créditos prendarios, en marcaron un nuevo récord en enero de 2022, con un crecimiento del 5,4% con respecto al mes anterior. Según reveló un informe de First Capital Group, el saldo de la cartera a fines de enero fue de $250.822 millones, creciendo 123,2% en comparación al mismo mes de 2021 ($112.372 millones).

En relación con la inflación interanual la línea de créditos la superó de forma significativa ocupando el primer lugar en crecimiento entre las líneas de préstamos y se consolidó como la gran ganadora del año.

Hipotecados UVA advirtieron que se viene una ola de remates si no aparece una solución

“Dentro del tono moderado que ha marcado la actividad del mes, se destaca el dinamismo que presentan los prendarios, aún en un mes con cierres derivados de la variante Ómicron”, explicó Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

El saldo total de préstamos en pesos al sector privado alcanzó un nivel de $4.262.217 millones, representando una suba en los últimos 365 días de $1.406.802 millones, equivalente a un aumento del 49,3% anual. Durante enero de 2022, el crecimiento ha sido de $58.045 millones lo que representa un 1,4%, por debajo de la inflación esperada para este período.

El informe destaca que la línea de préstamos personales creció un 3,1% mensual, encadenando su vigésima suba consecutiva. El saldo subió a $696.696 millones para el total acumulado, presentando un crecimiento interanual en términos nominales del 53,5%, contra los $453.937 millones al cierre del mismo mes del año anterior.

“Esta línea muestra la desaceleración típica de los meses de vacaciones pero logró mantener un crecimiento mensual cercano a la inflación estimada para este período”, aseguró Guillermo Barbero.

Créditos hipotecarios

En cuanto a las líneas de créditos hipotecarios, incluidos los ajustables por inflación/UVA, durante enero crecieron 1,7% con respecto al stock de $287.686 millones del mes anterior, acumulando un saldo total al cierre de $292.450 millones y una suba interanual del 33,6% en términos nominales.

“A un menor ritmo, los hipotecarios dijeron presente en términos nominales en este mes, aunque seguramente van a marcar una caída en valores ajustados por inflación”, explicó Barbero.

Los bancos subsidiarán las cuotas de créditos hipotecarios UVA que superen el 35% del ingreso

Préstamos comerciales

En relación a los préstamos comerciales, esta línea aumentó su saldo un 1,5% respecto al que se observó el mes pasado, ubicándola con un stock de cartera de $1.467.981 millones. De esta manera continúa con la suba nominal desde el mes de mayo. Respecto del mismo mes del año anterior el alza es de 54,7%, en línea con la inflación del período.

“Luego de un cuatrimestre de alzas reales del financiamiento comercial, lo cual anunciaba una recuperación de la economía, nos encontramos con una pausa que puede estar originada en el ciclo de la actividad del comercio minorista, la ya mencionada variante Ómicron y su influencia sobre el ausentismo laboral y el alza de las tasas de interés. Habrá que seguir atentamente la evolución de los meses sucesivos para determinar si este mes ha sido una pausa o un cambio de tendencia”, concluyó Barbero.

Qué son los créditos prendarios

Un crédito prendario consiste en dejar un bien en una institución financiera a cambio de recibir un préstamo, es decir, un crédito otorgado por una institución bancaria que autoriza un préstamo a un cliente, quien entrega como garantía de pago un bien cuyo valor se asemeja a la cantidad de dinero prestada.

Luego el cliente se compromete a devolver el dinero prestado con sus respectivos intereses en un plazo determinado y en caso de que el acreditado no cumpla con los pagos establecidos, habrá perdido el bien que haya dejado como garantía.

Los requisitos para acceder a uno de estos créditos es ser mayor de 18 años, contar con DNI, proporcionar un comprobante de domicilio ya sea boleta de luz, agua, etc., recibo de sueldo para comprobar ingresos mínimos. Por último, y muy importante, tener un bien de valor que puedas dejar como garantía de pago.

SR /LM