sábado 10 de diciembre de 2022
ECONOMIA El preacuerdo con el gigante asitico

Otra avalancha de productos chinos, el temor de empresarios

En sectores sensibles, especialmente el textil, esperan ver "la letra chica" de lo negociado por Redrado.

31-03-2009 03:56

Empresarios de sectores sensibles a las importaciones de China analizaban con cautela el acuerdo firmado por el titular del Banco Central, Martín Redrado, con el Banco de China para conseguir unos 10.000 millones de dólares. Según pudo averiguar DyN algunos empresarios comenzaron a analizar en sus cámaras respectivas el tema para adelantarse a un posible impacto que pudiera tener sobre el ingreso de productos.

El convenio firmado por Redrado es un "swap", una operatoria que permitirá a los importadores tener disponibles yuanes, la moneda china, para abonar sus compras al país emergente más importante del mundo. De ese modo, el empresario que importa un producto de China no tendrá que salir a comprar dólares al mercado, justo en momentos en que el peso comienza a devaluarse contra la moneda estadounidense lo cual encarecería su negocio.

Argentina exportó al país asiático en 2008 por valor de unos 6.400 millones de dólares, casi todo en soja, e importa por 7.104 millones, con un desbalance de 700 millones De hecho, China es el tercer proveedor del país acaparando el 12 por ciento de las importaciones totales, mientras es el segundo destino con el 9 por ciento de los envíos, según datos del INDEC.

Uno de los sectores que con más preocupación mira el tema es el textil, varias veces jaqueado en los últimos años por la irrupción de productos chinos. "Todo lo que sea crédito es bueno. Argentina tiene que seguir creciendo y superando esta crisis, pero hay que ver la letra chica", manifestó el titular de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), Osvaldo Rial.

Pedro Reyna, de la Federación Argentina de la Industria de la Madera (FAIMA), dijo a DyN que en el sector están "atentos" a todo aquello que pudiera beneficiar a la presencia de productos asiáticos en el mercado doméstico.

Reyna señaló que la operación "cambia la canasta de monedas" del Banco Central y que todavía "no están claras" las posibles ventajas financieras que podrían tener los importadores de China. Igualmente, el empresario prefirió no abrir un juicio de valor antes de contar con mayor información al respecto, en tanto recordó que su sector cuenta con licencias no automáticas.

 

Fuente: DYN

 

En esta Nota