domingo 09 de mayo de 2021
ECONOMIA Diferencias con Kicillof
12-04-2021 13:10

Entre el "fuego amigo" y los rumores, a Guzmán le preocupa un mayor cierre de la economía

El rebrote del COVID-19 agudizó las distintas visiones que tienen el titular de economía y la gobernación bonaerense sobre las medidas que se deben adoptar frente a la pandemia.

12-04-2021 13:10

En medio del tembladeral que está viviendo el país por la fuerte expansión de la pandemia, el ministro de Economía, Martín Guzmán, busca frenar lo que podría ser un nuevo y férreo cierre del nivel de actividad, lo que promovería mayor desempleo y pobreza, resistiendo de esta forma la postura de algunos de los principales referentes del sector duro dentro del oficialismo.

En las últimas horas, funcionarios de Casa de Gobierno resaltaron que “Guzmán ya dejó en claro su postura con relación a un nuevo cierre de la economía, marcando su punto de vista”.

“La economía argentina no soportaría un cierre total”, recalcó el ministro días atrás, antes de partir a su gira por Europa, que lo encuentra este lunes desarrollando agenda de reuniones en Berlín y que continuará esta semana por Italia, España y Francia.

Dentro del Gobierno, algunos integrantes del oficialismo comentan con insistencia que Guzmán resiste cada vez más los embates de los sectores más duros que buscan un cambio en algunos aspectos centrales de la política económica, y por otro lado, quieren volver a cerrar la actividad, como paso esencial para reducir la segunda ola de coronavirus.

Pedro Cahn sobre la segunda ola: "Lo ideal sería un confinamiento total de tres  semanas"

Planteada esta situación, desde hace ya algunas semanas, se sabe que Guzmán y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, tienen puntos de vista absolutamente distintos con respecto a diversos aspectos de la política económica y cómo enfrentar el panorama expansivo del COVID-19.

Desde el entorno del ministro se enfatiza que la recuperación económica ha sido mucho más fuerte de lo que se había pensado y que hasta comienzos de abril se percibe una recuperación que estaría en orden del 7% en el PBI, contra un 5,5% estimado en el Presupuesto de este año.

Sin embargo, también advirtieron que si se adoptan medidas muy restrictivas con respecto a las actividades para hacer frente al rebrote, no se podrá mantener el ritmo de recuperación de la economía, lo cual generaría en los próximos meses más problemas para el empleo y habría un indudable impacto sobre la pobreza en el segundo semestre.

Martín Guzmán sigue su gira europea: recibe apoyos en el exterior y críticas de los propios

En Casa de Gobierno por estas horas el debate es cómo frenar una mayor expansión del COVID-19 y atenuar el impacto económico, y por eso, es que algunos funcionarios piensan en recrear “algo” de lo que se hizo el año pasado en materia de subsidios directos para empresas y trabajadores.

Precisamente, la gobernación bonaerense ya ha pedido, en las últimas horas, mayores restricciones ante un eventual colapso del sistema sanitario, lo que llevaría al Gobierno Nacional a tener que generar nuevamente planes de asistencia con mayor emisión monetaria.

“En ese punto es donde salen a la luz las diferencias con Guzmán. El ministro no quiere que se tenga que acelerar de nuevo la emisión monetaria”, recalcaron en Presidencia.

Guzmán visita al ministro de Economía alemán en el inicio de su gira europea

En el Gobierno, algunos funcionarios que acompañan al presidente Alberto Fernández ven con temor los efectos inflacionarios que podría tener un nuevo incremento en la emisión monetaria.

Los números no vienen nada bien para el Ejecutivo. La inflación de enero fue 4%, la de febrero 3,6%, la de marzo se habría ubicado en 4,2%, cifra que se conocerá el próximo jueves.

El panorama que preocupa es que, si cierran muchas actividades habrá que asistirlas con mayor emisión, lo cual agregará más inflación, y encima tampoco se podría cumplir el objetivo del ministro de bajar el déficit fiscal de este año a un nivel de alrededor del 4% del PBI.

Ante esto, algunos asesores aseguran que un nuevo cierre de la economía implica un aumento del gasto con pérdida de recaudación impositiva, en un momento donde Guzmán está gestionando el respaldo de los principales gobiernos de Europa para impulsar un acuerdo más flexible con el FMI y una renegociación con el Club de París.

Los rumores del mercado

Toda esta situación llevó a que nuevamente surgieran versiones especulativas acerca de la continuidad de Guzmán al frente del Ministerio de Economía e incluso algunos de esos trascendidos hablaban de un supuesto alejamiento en un corto plazo.

Esas mismas versiones circularon en el mercado durante el cierre de la semana pasada, pero en el Gobierno resaltaron que “el ministro cuenta con un fuerte respaldo del presidente y esas versiones son sólo especulaciones o que se busca el desgaste”.

“Además, Guzmán tiene un excelente nivel de diálogo con los organismos multilaterales y con distintos sectores políticos y privados del exterior”, recalcaron.

Sin embargo, a pesar de ser el ministro con mejor imagen dentro del gabinete, los cuestionamiento del sector duro del oficialismo tienen que ver también con la falta de resultados en la lucha contra la inflación y otras cuestiones que tienen que ver con estrictos conceptos de la economía como el tema de la emisión monetaria y el balance de las cuentas públicas.

LR CP