Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 14 de noviembre de 2019 | Suscribite
EDUCACIóN / Una iniciativa de la Biblioteca Nacional de Maestros
domingo 20 octubre, 2019

Cortázar con música

En el marco del ciclo “Corcheas en su Tinta”, se realizó una charla especial sobre Julio Cortázar acompañada de un concierto de clásicos del jazz.

Foto:

La Biblioteca Nacional de Maestros (BNM) organizó el viernes pasado el encuentro “Cortázar y la música, un umbral de armonías” en el marco del ciclo “Corcheas en su Tinta”, un espacio de charlas especiales acompañadas de breves conciertos para disfrutar del vínculo entre la literatura y la música. El evento estuvo a cargo de Agustina Lezcano, acompañada por Lisandro Garnero (guitarra) y Patricia Morra (voz), quienes interpretaron los clásicos del jazz Autumn Leaves, Summertime, It had to be you, Wave y I can´t give you anything but love.

Para Julio Cortázar, la música fue una verdadera pasión desde que era niño. Estudió piano, clarinete y trompeta. Pero tal como él mismo explicó, eligió seguir otro camino por no tener un don de músico. “Mejor escuchar a los que lo hacen bien y seguir escribiendo”, afirmaba el escritor. Sin embargo, sus conocimientos sobre el arte musical llegaron a niveles extraordinarios. La música era parte de su vida, lo acompañaba diariamente en su intimidad y se entremezclaba en su producción literaria.

Muchas de sus obras contienen personajes dedicados a la música: Rayuela, El perseguidor, Las ménades, Un tal Lucas. Pero la música en Cortázar no es solamente contenido, sino también forma. Cuando en 1978 le preguntaron por la influencia del jazz en su vida, respondió que este género lo había instruido en cierta sensibilidad del swing que se tradujo luego en el ritmo que se percibe en su estilo de escribir. Esta búsqueda del ritmo es lo que lleva a Cortázar a elegir dónde poner cada coma, como quien ubica una nota en el pentagrama, tomándose licencias gramaticales en pos de una narración que nos conmueve.

Durante la charla, se releyó el cuento El Perseguidor a través de las ideas de tiempo y umbral que ofrece la filosofía para poder entender lo que Cortázar valora en el jazz y descubrir dónde puede conducirnos. Si nosotros, hombres comunes como nos llamaría Johnny -personaje del cuento-, nos damos la posibilidad de someternos a ese momento umbral que nos ofrece la música, podríamos preguntarnos: ¿A qué lugar nos lleva la música cuando al escucharla aceptamos estar en ella? ¿Qué es lo que cada uno de nosotros verdaderamente persigue?

 

Charla, música y protagonistas

Agustina Lezcano es arquitecta, egresada en la Universidad de Buenos Aires. Fue docente en materias dedicadas al Diseño y a la Historia de la Arquitectura. Su producción académica se caracteriza por desarrollar problemas de corte filosóficos y artísticos. Parte de esa producción le permitió representar a nuestro país en el 3° Congreso Internacional de Filosofía, Arte y Diseño, celebrado en la Universidad de Costa Rica en el año 2018.

Como artista plástica, Lezcano se aboca al estudio de la figura humana. A lo largo de los años, fue seleccionada para realizar exposiciones de arte en diversas instituciones como la Alianza Francesa de Buenos Aires, el Museo de Arquitectura de Buenos Aires, la Sociedad Central de Arquitectos, la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, el Museo López Claro de Azul y el Museo de Bellas Artes de Tandil, entre otros.

 


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4813

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.