1st de March de 2021
GUíA DE PROFESIONALES PNT Diego Agnelli
15-02-2021 13:10

Diego Agnelli: el revolucionario de la industria hotelera

Con un estilo único, este destacado empresario está llevando a la industria hotelera a otra dimensión, fusionando arte, experiencias y hospitalidad.

15-02-2021 13:10

Con solo 25 años, en el año 2000 comenzó a realizar su primer hotel en la Patagonia Argentina, más precisamente en la ciudad más austral del mundo, Ushuaia. Desembarcó en ese lugar místico que le planteaba un gran desafío por delante, construir un hotel diferente, un lugar donde el huésped sería el protagonista indiscutible. Rápidamente se puso a trabajar en encontrar la locación perfecta para tamaña empresa, reinventar el concepto de alojamiento para turistas que visitan la isla a diario.

Agnelli tiene una combinación que lo hace único, licenciado en ciencias económicas, administrador de empresas, diseño industrial y un solido background de constructor le permitió analizar cada aspecto del negocio. Su obsesión por el detalle y el buen gusto lo llevó a ponerse al frente de la construcción y el diseño, lideró cada uno de los rubros, herreros, carpinteros, pintores, seleccionó y compró hasta el último tornillo para la obra, cada detalle contaba para lograr hacer un producto único con sello propio.

Finalmente, a principios del 2005 inauguró el Hotel Lennox, una verdadera obra de arte. Desde el primer momento, los huéspedes experimentaron lo que Agenlli buscaba, sentirse como en su casa. Rápidamente Lennox Hotel se convirtió en un éxito, pero no solo en lo comercial, para este emprendedor la responsabilidad empresaria es un pilar fundamental de sus hoteles, generando un impacto económico en cada región donde desembarca con sus innovadores conceptos, generando trabajo de calidad, con colaboradores que llevan quince años promedio en la organización, habiendo comenzado quizás como mesero y hoy se desempeñan en alguna gerencia, eso habla de un empresario comprometido con sus recursos humanos.

No tardó en llegar el reconocimiento de la industria, importantes agencias de turismo globales eligen actualmente los hoteles de Agnelli para que exigentes turistas internacionales pasen una estadía inolvidable. En el año 2007 el empresario fue distinguido y declarado de interés turístico por el Ministerio de Turismo, por el aporte original al sector turístico.

La decisión estaba tomada, expandir el concepto. Era el turno de Buenos Aires, como toda gran capital la oferta generaba una fuerte competencia y un desafío rutilante para Agnelli. Buscó una locación que representara sus valores y pudiera recrear el éxito de la Patagonia y encontró un edificio casi abandonado para restaurar en pleno corazón de Buenos Aires. Nuevamente se puso a trabajar en cada detalle, cada cortina, cada alfombra o decorado. La sustentabilidad es otro de los pilares fundacionales de este gran emprendedor, por lo que impulsó certificaciones ISO para cada uno de sus hoteles.

El éxito no tardo en llegar, con records de ocupación en una de las plazas más exigentes para el sector, pero la innovación, el diseño, y las experiencias a medida de cada huésped hicieron y hacen de estas creaciones de Agnelli, únicas en su rubro. Con los ojos puestos en seguir expandiendo y su seno de llevar su legado a otros países, fue el momento de exportar esta visión. Se puso un objetivo más desafiante, desembarcar con su creación Lennox en el mercado más competitivo de la costa este de Estados Unidos, y una de las más exigentes del mundo.

Comenzó nuevamente con un minucioso estudio de mercado y al poco tiempo tenía claro que quería para este nuevo proyecto. Tras un año de negociaciones Agnelli pudo comprar un viejo edificio en South Beach, que según sus propias palabras “fue amor a primera vista”.

Con el edificio comprado y en trabajo conjunto con el reconocido arquitecto Kobi Karp comenzaron a darle vida a Lennox Miami, pero esta vez redobló la apuesta, el empresario argentino reinventó una vez más la industria de la hospitalidad, fusionando el arte y el diseño con las experiencias hechas a medida de cada huésped.

Una verdadera galería de arte con habitaciones, que acerca a jóvenes artistas de todo el mundo, dándoles una verdadera oportunidad de mostrar su talento en cada rincón de la propiedad. Para ello tuvo que contratar más de cien empleados, entrenarlos en sus propios procesos, un generador de empleo directo e indirecto, estandarizando a cada uno de sus proveedores.

El amor por el diseño y los detalles de Agnelli, hizo que le devolviera a Miami un edificio con su arquitectura original, resaltando el estilo que hizo a la ciudad un ícono en el mundo. Sobran las razones por lo que marcas como Bugatti, Louis Vuitton, Rolex entre otras elijan Lennox para sus alianzas comerciales y eventos. Por dentro y por fuera esta última creación lleva el ADN de Diego Agnelli, el reinventor de la hotelería.

En esta Nota