domingo 25 de septiembre de 2022
INTERNACIONAL ARABIA SAUDITA

Aislado hace 490 días: el rey saudita desaparece mientras su hijo afianza su poder

El rey Salman, de 85 años, dejó Riad para retirarse en un palacio en el desierto en agosto de 2020 y no regresó. “Quieren que siga vivo”, dicen ante la perspectiva de que el todopoderoso príncipe Mohammed tome el trono.

10-12-2021 17:30

El rey Salman de Arabia Saudita, dirigente de una de las monarquías más ricas y poderosas del mundo, dejó la capital en agosto de 2020 para retirarse en una vivienda en el desierto, en un rincón remoto del reino, y no regresó.

Desaparecido del ojo público durante casi 490 días, el monarca de 85 años está enfermo y los rumores de que su vida corre peligro aparecen cada tanto en la prensa internacional mientras su hijo, el todopoderoso príncipe heredero Mohammed bin Salman, afianza su poder como rey de facto.

El octogenario Salman se convirtió en rey en 2015 tras la muerte de su medio hermano, el rey Abdallah, y las noticias sobre su mala salud aparecieron desde el primer día de su reinado. Algunos conocedores de los secretos de la monarquía saudita creen que el rey padece demencia senil.

mohammed bin salman arabia saudita
Uno de los 45 hijos varones tenidos por el rey fundador del Estado en 1932, Salman bin Abdulaziz sería víctima de demencia senil, razón por la cual habría sido recluido en agosto de 2020.

El hombre que sabe demasiado: ex espía destapa los pecados del futuro rey saudita

Y aunque la salud del rey es un secreto de Estado en la hermética monarquía saudita, en 2015, los abogados de la corte se sintieron obligados a responder un informe del Washington Post diciendo que el rey "ciertamente no sufría de demencia ni de ningún otro tipo de discapacidad mental" y que estaba a cargo de los asuntos de Estado.

Después de un cirugía de vesícula biliar, el rey fue llevado a su palacio en Neom, una región recientemente desarrollada, para "descansar y relajarse" el 12 de agosto de 2020, según se informó oficialmente. Desde entonces, el anciano no salió de allí, aunque presidió algunas reuniones del gabinete a través de videollamadas que los medios estatales difundieron para demostrar que el rey se encontraba bien.

mohammed bin salman arabia saudita
En agosto de 2020 el rey Salman fue llevado a su palacio en Neom, una región recientemente desarrollada, para "descansar y relajarse".

Crimen de Khashoggi: documentos "ultrasecretos" ponen en la mira al príncipe saudita

¿Adónde está el rey saudita?

Famoso por la opulencia y la escala de sus vacaciones de verano en la Riviera francesa, Marbella (España) y Tánger (Marruecos), el anciano se aloja en un nuevo complejo ubicado en la costa del Mar Rojo. Neom es el más reciente megaproyecto futurista de Arabia Saudita, una ciudad de alta tecnología de US$ 500 mil millones que para 2030 albergará áreas dedicadas a tecnologías futuras en 16 sectores que incluyen biotecnología, alimentos, manufactura y tecnología.

Según distintos medios, el aislado rey Salman tiene la mejor atención médica posible. Lo asisten en su palacio una docena de médicos de la reconocida Clínica Cleveland (EEUU), que históricamente atendió a muchos hombres poderosos, como el ex presidente Donald Trump y otros miembros de la familia real saudí.

mohammed bin salman arabia saudita
La muerte del rey Abdullah ibn Abdulaziz en 2015, tras una década de reinado, colocó en el trono de Arabia Saudita a su hermanastro Salmán, con 79 años 11 más joven que él.

El "príncipe de hierro" de Arabia Saudita cosecha desconfianza en Oriente Medio y EEUU

"El rey está en Neom porque eso es realmente más seguro, porque limita el acceso a él", dijo Bernard Haykel, un experto en política saudí de la Universidad de Princeton. "Están siendo muy cuidadosos porque quieren que siga vivo".

La monarquía saudita, fundada en 1932 por el rey Ibn Saud (padre de Salman) es hereditaria, pero no se transmite de padres a hijos. Cada monarca puede nombrar un heredero y un segundo heredero, pero a su muerte los príncipes de la familia real, que son alrededor de 30.000, deben prestar su apoyo para su entronización.

Atento a su impopularidad entre la élite principesca (que lo domina todo, desde la Defensa hasta los medios de comunicación), Mohammed bin Salman puso todo su empeño en aplacar la oposición dentro de su familia y todavía aspira a ser el primer nieto de Ibn Saud que se convierte en rey. Los expertos creen que la mano de hierro de Mohammed tuvo éxito y que logrará ser coronado sin resistencia alguna.

El futuro rey Mohammed, principal acusado del crimen de Jamal Khashoggi

mohammed bin salman arabia saudita
La imagen internacional del heredero, conocido como MBS, quedó manchada por el asesinato de Khashoggi, un periodista saudí que trabajaba para el diario The Washington Post. Fue desmembrado en el consulado de Riad en Turquía y su cuerpo nunca apareció.

Con su padre alejado del mundo real y de los asuntos de Estado, el príncipe heredero de 35 años asumió plenamente el control del Gobierno saudita.

Para alcanzarlo, comenzó aplacando la oposición interna, encarcelando a más de un centenar de príncipes reales que ocupaban cargos clave en el Estado. Muchos de ellos continúan detenidos mientras otros no han dado señales de vida desde la purga masiva que el príncipe llevó a cabo 2017, en nombre de la lucha contra la corrupción.

En el plano internacional, el nombre del príncipe Mohammed quedó manchado después de que se denunciara que fue el instigador del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, columnista del Washington Post y crítico de la monarquía saudita, en 2018.

El periodista se había exiliado en Estados Unidos en 2017, temiendo un arresto tras haber criticado al príncipe. Un año después entró al consulado saudita de Estambul, según una imagen de la cámara de vigilancia publicada por el Washington Post, y nunca salió.

Mohamed bin Salmán
Los asesinos de Jamal Khashoggi eran hombres con conexiones cercanas al palacio del príncipe heredero Mohamed bin Salman, acusado por la inteligencia occidental de autorizar el asesinato.  

Los restos de Khashoggi, aparentemente disueltos en ácido, nunca fueron hallados. Los asesinos eran hombres con conexiones cercanas al palacio del príncipe heredero, acusado por la inteligencia occidental de autorizar el asesinato.  

El 20 de octubre de 2018, Donald Trump descartó públicamente que el príncipe hubiera estado al tanto del crimen y dijo que CIA "no encontró nada absolutamente cierto". Pero el 4 de diciembre senadores republicanos afirmaron, tras haber sido informados de las conclusiones de inteligencia, no tener "ninguna duda" de que el príncipe había ordenado el asesinato.

El 13 del mismo mes el Senado estadounidense adoptó una resolución que consideraba al príncipe el "responsable" del crimen de Khashoggi. A mediados de 2019, Agnès Callamard, relatora especial de Naciones Unidas sobre ejecuciones sumarias, dijo tener pruebas suficientes para justificar la apertura de una investigación internacional sobre las responsabilidades de altos dirigentes sauditas en ese crimen, incluido el príncipe heredero.