sábado 10 de diciembre de 2022

Construyeron un búnker de lujo para que los millonarios sobrevivan al "Apocalipsis"

Larry Hall, de 64 años y excontratista del gobierno estadounidense, se hizo millonario al convertir un viejo silo de misiles de la Guerra Fría en un edificio subterráneo donde decenas de personas podrían sobrevivir al Fin del Mundo durante 5 años.

22-12-2021 21:35

Sobrevivir a un Apocalipsis nuclear ahora es un poco más accesible, aunque para un número limitado de gente, gracias a un ingeniero estadounidense que comenzó a construir espectaculares búnkers repartidos por el mundo para dar refugio a los multimillonarios en medio de una hecatombe planetaria.

Larry Hall, de 64 años y excontratista del gobierno estadounidense, comenzó a desarrollar su primer "Survivan Condo" (condominio de supervivencia) en el centro de Kansas en 2010, pero luego de un aumento en el interés, provocado por la pandemia de coronavirus, ahora tiene varios más en desarrollo tanto en Estados Unidos como en Europa y Asia.

En entrevista con el tabloide británico The Sun, Hall dijo que la idea nació después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, cuando se desempeñaba emprendedor con un negocio en Internet y también tenía experiencia en el diseño y construcción de centros de datos informáticos.

bunker
El refugio está diseñado para resistir una ojiva nuclear de 20 kilotones (similar al tamaño de la bomba 'Fat Man' que se lanzó sobre Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial) detonada en un radio de 8 kilómetros.

La dictadura de Corea del Norte prohibió reír, llorar o beber alcohol durante 11 días

Primero pensó en comprar y convertir silos de misiles de la era de la Guerra Fría en centros de datos reforzados con energía nuclear para las empresas más grandes del mundo, pero la idea demostró no ser viable, por lo que "decidió proteger a las personas".

En 2008 compró por 300 mil dólares el primer silo, el Atlas F. Intercontinental Ballistic Missile Silo, y pasó la siguiente década convirtiéndolo en una ciudad subterránea autosustentable de 15 pisos capaz de albergar hasta 75 personas durante cinco años.

El refugio está diseñado para resistir una ojiva nuclear de 20 kilotones (similar al tamaño de la bomba 'Fat Man' que se lanzó sobre Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial) detonada en un radio de 8 kilómetros.

bunker
The Survival Condo es un rascacielos invertido ubicado en Kansas (EEUU) que busca brindar refugio a los millonarios en medio de un desastre que acabe con el mundo.

Los muros del refugio son de concreto flexible de casi tres metros de espesor que pueden doblarse varias sin romperse bajo la tensión de una onda de choque de 3.000 kilómetros por hora en caso de un ataque termonuclear.

"El objetivo es proteger a los residentes de una amplia gama de amenazas que podrían acabar con el mundo, desde una guerra nuclear hasta una pandemia, el impacto de un meteorito y disturbios civiles", explicó Hall, quien invirtió US$ 20 millones en su primer búnker.

"Estos son búnkeres de lujo reforzados con tecnología nuclear que están diseñados para proteger a cualquier residente tanto física como mentalmente", dijo en la entrevista.

El búnker tiene cinco sistemas de energía diferentes, explicó. "Tenemos una turbina eólica que puede alimentar toda la instalación. Tenemos dos generadores diesel, cada uno de los cuales puede alimentar toda la instalación. Estamos conectados a la red y tenemos un sistema de respaldo de batería. También tenemos suficiente diesel almacenado para funcionar solo con eso durante dos años y medio".

bunker
Los muros del refugio son de concreto flexible de casi tres metros de espesor que pueden doblarse varias sin romperse bajo la tensión de una onda de choque de 3.000 kilómetros por hora en caso de un ataque termonuclear.

Miles de "brujas" acusadas de "tener sexo con el diablo" serán indultadas 450 años después

Las ventas de los lugares del búnker fueron al principio lentas, y muy pocas se mostraron dispuestas a desembolsar millones sin una amenaza inminente visible o concreta para la vida tal como la conocemos.

Pero la llegada de la pandemia de Covid-19 y el aumento de los fenómenos meteorológicos provocados por el cambio climático (sumados a la tensión política en aumento) cambiaron drásticamente el negocio.

"Últimamente hemos experimentado un aumento real en el negocio", dijo Hall. "Cada vez que hay un gran desastre, ya sea el terremoto de Fukushima que destruyó los reactores nucleares de Japón, o China y Rusia traqueteando sobre la frontera con Ucrania, vemos un aumento".

"Toda la pandemia de Covid-19 también fue una piedra angular", agregó. "Eso fue una verdadera revelación para la gente. Ahora millones han muerto a causa del virus y todos hemos visto lo rápido que puede cambiar el mundo".

bunker
El creador de los búnkers explicó que los precios también pueden aumentar, dependiendo de los clientes que quieran personalizar sus apartamentos.

Impresionantes habitaciones para sobrevivir al Fin del Mundo

El búnker de lujo de Kansas tiene 14 habitaciones, desde amplias suites que se venden por US$ 500 mil, hasta áticos de varios niveles de 1.000 metros cuadrados por casi US$ 5 millones.

Cada apartamento -todos los cuales ya fueron vendidos a acaudalados millonarios- está equipado con "ventanas virtuales", que constan de una pantalla gigante de proyección que brinda una vista del mundo exterior por transmisión de video.

El creador de los búnkers explicó que los precios también pueden aumentar, dependiendo de los clientes que quieran personalizar sus apartamentos. Y citó el ejemplo de un millonario saudí, que pidió instalar una mezquita subterránea.

bunker
El búnker de lujo de Kansas tiene 14 habitaciones, desde amplias suites que se venden por US$ 500 mil, hasta áticos de varios niveles de 1.000 metros cuadrados por casi US$ 5 millones.

El "Arca de Elon": enviar animales a Marte y salvarlos de la extinción es la última idea de Musk

Fuera de sus lujosas viviendas, los habitantes del búnker tendrán muchas cosas para hacer durante los años en que deban estar ocultos bajo tierra: una piscina de 75 metros, un spa y sauna de lujo, una sala de cine, un gimnasio, un muro de escalada, un campo de golf, un campo de tiro e incluso un parque para perros.

Una escuela completamente equipada, un gran supermercado, un centro médico y un laboratorio de acuaponía, donde los habitantes de las bóvedas podrán cultivar sus propias frutas y verduras, completan la oferta de este búnker apocalíptico.

Por otra parte, el antiguo silo de misiles ya contiene suficiente comida y agua para más de cinco años y máquina de ósmosis inversa que será capaz de producir hasta 40 mil litros de agua dulce por día.

"Si los residentes quieren traer su propia comida, también pueden hacerlo. Hay cámaras frigoríficas en las que pueden almacenar sus propios productos. Así que, por ejemplo, si vamos a estar encerrados durante siete años, entonces podemos traer siete pavos para guardarlos para el Día de Acción de Gracias", dijo el creador.

bunker
El antiguo silo de misiles ya contiene suficiente comida y agua para más de cinco años y máquina de ósmosis inversa que será capaz de producir hasta 40 mil litros de agua dulce por día.

El desafío de vivir encerrados mientras el mundo se desmorona

Cada elemento del diseño del silo se construyó bajo la supervivisión de una psicóloga de primer nivel, asesora de la NASA y la agencia espacial europea, con el objetivo de garantizar que la comunidad subterránea funcione bien a pesar del caos que pueda estar viviéndose en el exterior.

"Ella fue contratada para decirnos lo que teníamos que hacer, porque si tienes tiempo libre en tus manos pero no tienes suficientes actividades para mantenerte ocupado, comienzas a desarrollar diferentes niveles de depresión", explicó Hall.

Para evitar el caos social dentro del búnker, Hall dijo que se alentará la socialización entre los ocupantes y que los niños seguirían asistiendo a la escuela durante todo el tiempo que deban estar encerrados.

bunker
Una piscina de 75 metros, un spa y sauna de lujo, una sala de cine, un gimnasio, un muro de escalada, un campo de golf, un campo de tiro e incluso un parque para perros completan la oferta.

El "Glaciar del Fin del Mundo", una amenaza para la humanidad, está cerca del colapso

Además, se pedirá que los residentes trabajen un mínimo de cuatro horas al día, asumiendo una variedad de trabajos diferentes, desde ayudar a cultivar alimentos, trabajar con la seguridad seguridad o ayudar con las tareas de mantenimiento para mantener la moral.

Hall dice que sus huéspedes se llevan "agradable sorpresa" al conocer el búnker. "El primer comentario que recibimos de las personas que pasan su primera noche aquí es como, '¿ustedes me drogaron? ¿Qué pasó?' porque terminó teniendo la mejor noche de sueño de sus vidas".

El aumento de la demanda impulsó a este contratista a comenzar a construir otro silo en Estados Unidos. Pero mientras el primero tiene más de 16.000 m², el nuevo casi triplicará su capacidad, y aunque no está construido, la mitad de las viviendas ya se vendieron por precios mayores a los US$ 40 millones.