sábado 03 de diciembre de 2022
INTERNACIONAL LA SEGUNDA VUELTA

Elecciones en Brasil: Lula celebró la victoria y le dijo a Bolsonaro que "el pueblo quiere libros, en vez de armas"

Los centros de votación cerraron tras la segunda vuelta para elegir al próximo presidente, una contienda muy polarizada entre el mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro y el izquierdista Lula da Silva.

31-10-2022 08:27

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro y el izquierdista Lula da Silva libraron este 30 de octubre su pulso final por la presidencia, en un balotaje de desenlace abierto que mantiene en vilo al gigante sudamericano, profundamente dividido. Los colegios electorales cerraron a las 17 hs, aunque quienes estaban en la fila al momento del cierre todavía podrán votar, según las autoridades. Con el 98.91% de los votos escrutados, la Justicia electoral declaró a la elección matemáticamente terminada y Lula da Silva se consagró como el próximo presidente de Brasil al obtener el 50.83%, sobre el 49.17% que sumó Bolsonaro.

A pesar de que Brasil ya conoce a su nuevo mandatario, la Justicia electoral continúa el recuento. Así, el candidato del PT suma el 50.85% y Bolsonaro 49.15%

Lula da Silva
Los votantes aguardaron los resultados oficiales en las calles.

Lula da Silva

Las palabras de Lula tras la victoria 

Desde el 1 de enero de 2023, voy a gobernar para todos los brasileños y no solo para los que me han votado. No existen dos brasiles. Somos un único pueblo y una sola nación”, dijo Lula en su primer discurso como presidente electo. 

En ese sentido, envió un mensaje a Bolsonaro y le dejó en claro que "el pueblo de Brasil quiere libros, en vez de armas". Por esto mismo, aseguró que luchará por la unificación del país, luego de años de "propagación de discursos de odio", de acuerdo con sus declaraciones.

Lula da Silva
Lula da Silva estuvo acompañado por su vicepresidente electo, Geraldo Alckimn y la futura primera dama Janja da Silva.

“Esta elección que colocó frente a frente dos proyectos opuestos de países que hoy tiene un solo vencedor: el pueblo brasileño. No es una victoria del PT o mía, sino del inmenso movimiento democráticos que dejó de lado los intereses partidarios e ideológicos por la democracia”, dijo.

Además, se comprometió a luchar contra la pobreza y el hambre. "Si somos capaces de exportar al mundo, tenemos que ser capaces de garantizar que todos los brasileros tengan acceso a las cuatro comidas al día", aseguró. Por esto mismo, definió como su "compromiso número 1" que todos los brasileros coman. 

De esta manera, en un intento de generar confianza en el mercado, el ganador de las elecciones dijo: “Hoy le decimos al mundo que Brasil ha vuelto. Que Brasil es demasiado grande para ser relegado al triste papel de paria del mundo. Recuperaremos la credibilidad, la previsibilidad y la estabilidad del país, para que los inversores vuelvan a confiar en Brasil”.

Lula da Silva
Luego de que se conocieran los resultados, los simpatizantes de Lula colmaron las calles.

Lula da Silva

“Brasil no puede seguir conviviendo con ese inmenso foso que separa Brasil en partes iguales que no se reconocen. Brasil necesita reconocerse, necesita reencontrarse consigo mismo”, aseguró Lula.

El futuro presidente de Brasil se comprometió a "unificar el país", por lo que indicó que trabajará por "recuperar el diálogo el diálogo con el Poder Legislativo y Judicial, sin querer intervenir o controlar, sino que reconstruir una convivencia armoniosa entre los tres poderes". 

“La normalidad democrática está consagrada en la Constitución, es esa normalidad la que establece los derechos y obligaciones de cada poder, de cada institución, de las Fuerzas Armadas y de cada uno de nosotros”, recordó y agregó que "nadie, absolutamente, nadie está por encima de ella", así como "nadie tiene el derecho de ignorarla o de confrontarla”.

Lula da Silva
Lula da Silva le sacó una diferencia del 1.8% a Jair Bolsonaro.
Lula da Silva
Los votantes de Lula en las calles.

Con respecto a su trabajo por “unificar a Brasil”, Lula garantizó que trabajará con los gobernadores sin importar el partido al que pertenezcan, también retomará los vínculos con el empresariado, los diferentes sectores políticos y sociales. “Nuestro compromiso será siempre mejorar la vida de la población y de cada estado”, sostuvo.

 

La elección de los gobernadores

Además del balotaje por la presidencia, algunos estados también votaron en segunda vuelta para elegir a su próximo gobernador. En ese sentido, algunas gobernaciones ya parecen estar confirmadas, según estima Datafolha.

Se trata de los candidatos Tarcisio de Freitas, que fue electo gobernador de San Pablo, Jerónimo del PT, nuevo gobernador de Bahía y Jorginho Mello, gobernador de Santa Catarina.

Folha da como ganadores además al Coronel Marcos Rocha, reelecto en Rondonia, a Paulo Dantas, reelegido para gobernar Alagoas y a Wilson Lima, reelegido gobernador de Amazonas. En tanto, también confirma un nuevo periodo para Azevedo como gobernador de Paraíba y la elección de Fabio Mitidieri para gobernar en Sergipe.

Brasil
Jair Bolsonaro, Partido Liberal
Brasil
Luiz Inácio Lula da Silva, Partido de los Trabajadores

Jair Bolsonaro y Lula da Silva se enfrentan en segunda vuelta: qué modelos de Brasil proponen

 

En la primera vuelta, los sondeos subestimaron el potencial de Bolsonaro, que finalmente quedó detrás solo por 5 puntos (43%-48%). Bolsonaro, un excapitán del ejército de 67 años, busca la reelección defendiendo los valores tradicionales y la reciente mejora de los datos económicos -ralentización de la inflación y caída del desempleo-, al tiempo que sigue insuflando un discurso nacionalista. "¡Brasil encima de todo, Dios encima de todos!", reiteró en sus discursos de campaña.

Por su parte, Lula, de 77 años, que gobernó Brasil de 2003 a 2010, promete "arreglar el país" impactado todavía por la crisis de la pandemia y sus 688.000 muertos. En su campaña destacó sus logros socioeconómicos, como la salida de la pobreza de más de 30 millones de brasileños gracias a iniciativas sociales financiadas con el 'boom' de las materias primas. Cuenta con el apoyo de los más vulnerables y de quienes se resintieron de las políticas y exabruptos del ultraderechista, como los jóvenes, las mujeres y las minorías.

 

Rousseff cree que "ha llegado la hora" de que el PT vuelva a gobernar Brasil

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff manifestó que "ha llegado la hora" de que el Partido de los Trabajadores (PT) del que forman parte tanto ella como el expresidente Lula da Silva vuelva a gobernar Brasil tras ejercer su derecho al voto en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se celebran este domingo. Rousseff votó por la mañana en un colegio de la región e Pampulha, en Belo Horizonte, acompañada por diputados estatales de su partido.

"Tengo una gran expectativa de victoria. Al salir el Palacio de Planalto a causa de aquél 'impeachment' absolutamente ilegal y fraudulento dije que volveríamos. Para mí hoy es el día. Ha llegado el momento de volver", dijo citada por el diario 'Folha de Sao Paulo'.La expresidenta destacó que la especialidad del PT es ganar elecciones en segunda vuelta y no lo consiguieron en 2018 solo porque Lula no era el candidato.

"En las dos elecciones de Lula y en mis dos elecciones nunca ganamos en primera vuelta. Siempre llegamos justos. Pero la gente siempre ganó en segunda vuelta", afirmó.

Brasil

Brasil

5 claves explican por qué el ballotage en Brasil puede marcar el pulso de nuestra economía

La campaña para el balotaje fue abundante en desinformación, insultos y golpes bajos: Lula asoció a Bolsonaro con la "pedofilia" y el "canibalismo", mientras que el ultraderechista lo acusó de "borracho" y "traidor de la patria". El tono agresivo acentuó la polarización y el rechazo hacia ambos líderes.

"Una parte no despreciable votará (a Lula) por el rechazo a Bolsonaro. Lo mismo sucede del otro lado", dijo Lara Mesquita, profesora de la Fundación Getulio Vargas en Sao Paulo. Aunque hay pocos indecisos, "en una disputa tan apretada pueden ser definitivos", afirmó.

El próximo presidente de Brasil asumirá las riendas el 1 de enero. Si gana Lula "será un gobierno débil", analiza Brian Winter, redactor en jefe de la publicación Americas Quarterly. "En Brasil resurgió un movimiento conservador muy fuerte" que se identifica con Bolsonaro. Esto intensificará "la guerra de valores" en un eventual segundo mandato del presidente, que será una "época de la motosierra" para la Amazonía, donde la deforestación se disparó durante la gestión actual, agregó.

Brasil

Brasil

Voto electrónico en Brasil: 4 claves del mecanismo electoral que Jair Bolsonaro cuestiona

¿Cómo funcionan las elecciones en Brasil?

El voto es obligatorio para quienes sepan leer y escribir y sean mayores de 18 y menores de 70. Las personas de 16 y 17 años, y los mayores de 70 o quienes sean analfabetos, pueden votar, pero en tal caso es voluntario. 

Los presidentes de Brasil, así como los diputados, tienen un período de cuatro años. Las elecciones del Senado, en cambio, son un poco distintas, porque allí se elige cada cuatro años a un tercio de los senadores una vez, y dos tercios en la siguiente elección. En la primera vuelta, además, se eligieron 27 gobernadores, además de las asambleas legislativas estatales.

Unos 156,4 millones de brasileños están llamados a las urnas, que permanecerán abiertas hasta las 17.00 hs, aunque al igual que en la primera vuelta, celebrada el 2 de octubre, se permitirá votar a todos los electores que se encuentren en la fila a la hora del cierre. 

Brasil

Brasil

Quiénes son los candidatos?

Jair Bolsonaro, Partido Liberal

Bolsonaro, a quien se considera de extrema derecha, asumió como presidente en enero de 2019 tras ganar las elecciones de 2018 en segunda vuelta. Antes había sido diputado por el Estado de Río de Janeiro durante 27 años.

Oficial militar retirado, fue elegido con el respaldo de los conservadores que apoyaron sus propuestas de mejorar la ley y el orden del país. De su lado se pusieron especialmente los evangélicos, empresarios y terratenientes rurales. Fiel a esa plataforma, Bolsonaro ha recortado impuestos, aumentado el respaldo a los militares, flexibilizado las leyes sobre posesión de armas y debilitado las regulaciones ambientales.

Brasil

Su mandato ha estado marcado especialmente por la pandemia, con Bolsonaro minimizando los riesgos del coronavirus. Brasil es el cuarto país con más muertos por covid en el mundo, con casi 685.000 decesos. Sin embargo, Bolsonaro también tomó medidas para apoyar a los más pobres, incluido el programa Auxilio Brasil, aprobado en diciembre de 2021 en el Parlamento y que reemplaza al programa Bolsa Familia, instaurado por Lula da Silva cuando estuvo en el poder, entre 2003 y 2010.

Bolsonaro superó las proyecciones de las encuestas en la primera vuelta, obteniendo el 43 por ciento de los votos, cinco puntos por detrás de Lula da Silva. Encuestas como la de Datafolha aseguraban que el exmandatario izquierdista tenía hasta 21 puntos de ventaja sobre el ultraderechista.

Luiz Inácio Lula da Silva, Partido de los Trabajadores

Brasil

Da Silva, un exdirigente sindical, ganó la primera vuelta con 5 puntos de ventaja. Es su sexta campaña presidencial, y como presidente de Brasil entre 2003 y 2010 disfrutó de una enorme popularidad, dejando el cargo con un 83 por ciento de respaldo. Esto se debió, en buena medida, a los programas sociales que introdujo para ayudar a las familias más pobres, planes financiados con el auge de las materias primas.

Su participación en las elecciones en 2022 supone un gran regreso para un político que en julio de 2017 había sido condenado a 10 años de prisión por supuestos delitos de corrupción, lo que le impidió competir con Bolsonaro en 2018. En 2019 Da Silva fue liberado luego de que la Corte Suprema determinara que no había recibido un debido proceso.

Su actual campaña ha tomado un giro más religioso, toda vez que Bolsonaro apela a los evangélicos, que suponen el 30 por ciento del electorado. Entre otras cosas, Lula describió al presidente en ejercicio como alguien "poseído por el diablo".

Jair Bolsonaro, votando en la segunda vuelta en Brasil

Brasil

¿Cuáles son los principales problemas?

Brasil se sigue recuperando de la crisis desatada por la pandemia, y la economía es uno de los principales temas de la campaña. Asimismo, el coronavirus mostró cuán importante es la salud pública para un número significativo de electores. El país también se enfrenta a una inflación creciente, desatada por la invasión rusa a Ucrania. El aumento de los precios de combustibles y alimentos golpea principalmente a los sectores más depauperados. La desigualdad social también puede ser un factor a la hora de decidir por uno u otro candidato. Igualmente los temas ambientales han sido relevantes, toda vez que Bolsonaro enfrenta críticas a nivel internacional por su gestión de la explotación amazónica.

 

Esto está pasando hoy en Brasil


Polémica por caos en el transporte durante balotaje en Brasil

La justicia electoral brasileña exigió este domingo a la policía de carreteras que interrumpa operaciones que provocaron enormes atascos de tráfico y demoraron el acceso de votantes a los colegios electorales durante el balotaje presidencial.

El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Alexandre de Moraes, explicó que operaciones de la Policía Federal de Carreteras (PRF) abordando vehículos para verificar el cumplimiento del código de tránsito estaban "atrasando la llegada de electores" a los centros de votación. No obstante, aclaró que "en ningún caso impidió que lleguen" a votar. 

"El perjuicio que causó eventualmente fue el atraso. Ningún ómnibus volvió para su punto de partida. No hubo ningún perjuicio al derecho de voto", dijo Moraes, por lo que descartó extender el horario de votación. 

Dirigentes del Partido de los Trabajadores divulgaron en redes sociales numerosos videos de autobuses con votantes varados, particularmente en áreas rurales del noreste, bastión electoral del izquierdista. Los videos, que también mostraban autos particulares parados en retenes, se viralizaron bajo la etiqueta #Deixeonordestevotar (Deja al noreste votar). 

La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, anunció en Twitter que pidió la detención del director del PRF, Silvinei Vasques, por "incumplimiento de una decisión del TSE" que prohibió los controles en carreteras este domingo a raíz de comicios. "Inadmisible lo que está sucediendo en el noreste", dijo Lula en su canal de Telegram, compartiendo el mensaje de Hoffmann. 

 

Bolsonaro "hizo campaña" con la Libertadores de Flamengo 

Bolsonaro, en una selfie con Rodinei, uno de los flamantes campeones de la Libertadores.

El presidente Jair Bolsonaro recibió este domingo en Rio de Janeiro al plantel de Flamengo, flamante campeón de la Copa Libertadores, poco después de haber votado en el balotaje que lo enfrenta a Lula da Silva en Brasil.

Bolsonaro había votado temprano en Copacabana, y de esa zona de Río de Janeiro salió inmediatamente hacia el aeropuerto, para recibir a los jugadores del "Fla", que regresaban de haber vencido este sábado por 1-0 al Athletico Paranaense en Guayaquil (Ecuador). 

En imágenes divulgadas por el equipo de campaña de Bolsonaro, el mandatario apareció alzando la tercera Libertadores ganada por Flamengo, el equipo más popular de Brasil con más de 40 millones de seguidores, y rodeado de parte de la delegación rojinegra.

El presidente se tomó una foto cargando el trofeo en compañía del técnico Dorival Júnior y de jugadores como Rodinei, Fabrício Bruno, Marinho, Thiago Maia, Léo Pereira y Everton "Cebolinha". Los dos últimos posaron formando con sus dedos el número 22, código para votar por el jefe de Estado en la segunda vuelta de este domingo.

Después de recibir a los futbolistas en la terminal aérea, Bolsonaro sobrevoló Rio en helicóptero en compañía de algunos atletas como Thiago Maia, Santos, Marinho y "Cebolinha", según otro video oficial.

Bolsonaro había anticipado su apoyo al Flamengo en la previa de la tercera final brasileña consecutiva de la Libertadores, pese a que se reconoce como hincha del Palmeiras de Sao Paulo, gran rival del 'Mengão' en los últimos años. De hecho, el año pasado, cuando la final continental fue entre Flamengo y Palmeiras, con victoria esmeralda, también se decantó por los cariocas, cuya dirigencia lo respaldó en sus esfuerzos de reactivar el fútbol con público durante la pandemia.

El presidente ha recogido la mayoría de los escasos apoyos públicos de futbolistas que se han manifestado políticamente en las elecciones, empezando por los atletas de la 'Seleção' Neymar y Dani Alves.

Lula da Silva votó en San Pablo y dijo "la democracia vencerá"

Brasil

El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva votó este domingo en las afueras de San Pablo, y señaló que confía en que "la democracia vencerá" en la segunda vuelta que libra con el presidente de Brasil Jair Bolsonaro.

"Estoy convencido de que el pueblo brasileño votará un proyecto en que la democracia vencerá", dijo el veterano líder izquierdista. Espero "que sea un día de paz", añadió tras emitir su voto vestido de blanco en Sao Bernardo do Campo.

Lula, de 77 años, consideró a la segunda vuelta de este domingo como la elección más importante de su larga carrera política, convocando a retomar el proceso de integración latinoamericana para enfrentar lo que llamó la "Guerra Fría" entre Estados Unidos y China, los dos principales socios comerciales de Brasil.

"Esta elección no define solo un modelo de país, sino que define un modelo de vida para los brasileños", señaló, vestido con una guayabera blanca, luego de salir de la misma escuela donde se votó a sí mismo por primera vez para presidente en 1989.

"Por eso, es la elección más importante de mi vida, por un proyecto para que la democracia sea vencedora", agregó el líder del Partido de los Trabajadores (PT). Lo acompañaban su esposa Janja, el exministro Aloizio Mercadante y el candidato a gobernador por el estado de San Pablo, Fernando Haddad, Lula llamó a la reconciliación del país y a trabajar por "rescatar a las personas con hambre y en las calles".

"Este país retrocedió y debemos hacerlo avanzar", indicó Lula, luego de una de las campañas más violentas de la historia de Brasil.

Bolsonaro votó temprano, saludó, pero esta evitó a la prensa

Jair Bolsonaro, votando en la segunda vuelta en Brasil

Está en marcha la segunda vuelta que definirá el poder en Brasil entre el presidente Jair Bolsonaro y el líder del Partido de los Trabajadores Lula da Silva ya está en marcha, y el actual mandatario votó apenas pasadas las 8 de la mañana en un centro electoral cercano a la playa Copacabana, en Río de Janeiro.

"La expectativa es de victoria, solo tenemos buenas noticias en los últimos días. Si Dios quiere, saldremos victoriosos hoy por la tarde. O mejor, Brasil va a salir victorioso hoy por la tarde", le dijo brevemente a los periodistas que lo esperaban fuera del centro de votación.

 

Última encuesta: Lula se posicionaría cuatro puntos sobre Bolsonaro

La última encuesta realizada por el Instituto Datafolha, realizada este sábado, arrojó que Lula se posicionaría cuatro puntos sobre Bolsonaro, con un 52% de las intenciones de voto para el líder izquierdista frente a 48% para el actual mandatario.

Cabe recordar que en la primera vuelta, el pasado 2 de octubre, los sondeos subestimaron el potencial de Bolsonaro, quien quedó detrás de Lula por tan solo cinco puntos.

Los colegios electorales estarán abiertos hasta las 17:00 y pocas horas después comenzarán a arrojar los primeros resultados con respecto a quién será el próximo presidente de Brasil que asumirá el cargo el 1 de enero de 2023.

¿Qué dice la gente?

"Aquí se ha robado mucho", lamentó Katia Kalado, una secretaria de 61 años que afirmó apoyar a Bolsonaro argumentando que este "acabó con la corrupción".

Por el contrario, Miguel Martins, un diseñador de 36 años a favor del líder izquierdista resaltó, en diálogo con AFP, que esta es una de las elecciones "más importantes de la historia democrática de Brasil" y sentenció que se elije entre "el autoritarismo y la diversidad".

"Lo que quiero son más oportunidades para los negros. Aquí hay mucho prejuicio", señaló Ana Nascimento, una mujer de 41 años que trabaja en hotelería que se abstuvo de revelar su voto.

"Una parte no despreciable votará (a Lula) por el rechazo a Bolsonaro. Lo mismo sucede del otro lado", analizó para AFP Lara Mesquita, profesora de la Fundación Getulio Vargas en Sao Paulo, y agregó que, a pesar de ser escasos, "es una disputa tan apretada que los indecisos pueden ser definitivos".

Asimismo, varios famosos brasileños hicieron uso de su llegada y popularidad para incentivar la votación en favor de sus candidatos favoritos, tal como es el caso de el reconocido futbolista Neymar, quien se inclinó por Jair Bolsonaro, y los músicos Caetano Veloso y Anitta, quienes apoyan a Lula.