INTERNACIONAL

Encuentran en Francia a un chico británico desaparecido hace 6 años: lo tenía una secta en las montañas

A Alex Batty lo encontraron huyendo de una comunidad espiritual al costado de la ruta al sur de Francia. Sus familiares confirmaron su identidad a la fiscalía local. Había sido visto por última vez en 2017, cuando tenía 11 años, y había viajado con su familia a España.

Alex Batty, un chico que fue encontrado en francia que estaba desaparecido 20231214
Alex Batty, un chico que fue encontrado en francia que estaba desaparecido. | Twitter @Political_Up

El británico Alex Batty tenía 11 años cuando fue visto por última vez en 2017 mientras veraneaba con su madre y su abuelo en el sur de España. Este miércoles fue encontrado en Francia, al costado de la ruta, huyendo de una comunidad espiritual.

Alex Batty de 17 años, residente de Oldham, Greater Manchester estaba de vacaciones con su madre y su abuelo en Marbella. Fue visto por última vez en el Puerto de Málaga el 8 de octubre de 2017, cuando se esperaba su regreso a Inglaterra. Desde entonces la familia no ha tenido noticias de él; tampoco tenían certezas de que estuviera vivo.

En aquel momento, su abuela, que también es su tutora legal, denunció a la BBC que sospechaba que Alex Batty había sido trasladado a Marruecos, ya que la madre quería integrarse en una secta y sacarlo de la escuela. La madre y el abuelo, que no tenían su tutela, no fueron localizados.

Un tribunal de Australia exculpó a la mujer que estuvo 20 años presa por la muerte de sus 4 hijos

La dramática historia de Alex Batty

Según la cadena pública británica, Alex Batty fue hallado en el pueblo de Revel, al este de Toulouse, al sur de Francia el miércoles por la mañana tras escapar de una comunidad espiritual.

Lo encontró Fabien Accidini, un conductor que transitaba con su camioneta por los Pirineos franceses. Este miércoles, mientras llovía, vio a Batty empapado al costado de la ruta, andando con una mochila, un monopatín bajo el brazo y una linterna para iluminarse. Preocupado por su estado, lo llevó a una comisaría, donde familiares del joven confirmaron su identidad a la fiscalía local, según fuentes policiales citadas por la BBC.

De acuerdo con el testimonio Batty, habría estado al menos los dos últimos años en Francia.

Encuesta en Chile: tras el rechazo al plebiscito del 2022, podría aprobarse el cambio de Constitución

Fabien, quien en un principio intentó hablarle en francés pero al darse cuenta que no dominaba el idioma, decidió comunicarse en inglés, declaró que el adolescente le contó que estuvo caminando durante cuatro días tras abandonar a su madre.

“Cuando le pregunté su nombre, fingió que se llamaba Zach y luego continuamos charlando. Hablamos durante más de tres horas. Muy rápidamente me dio su verdadera identidad, Alex Batty, antes de contarme su historia” dijo el hombre que lo encontró y le dio su teléfono para que le mande un mensaje a su abuela desde su Facebook.

“Vivía con su madre en una comunidad espiritual, lejos de la vida normal. Alex me dijo que su madre estaba un poco loca, pero nunca lo encarceló. Podría irse si quisiera. No sentía animosidad hacia ella, pero realmente quería encontrar a su abuela. Extrañaba a sus seres queridos”, declaró el conductor y agregó que “no parecía que se sintiera desgraciado por vivir allí,” pero estaba “muy contento de haberse marchado”.

Trata de personas, secuestro y violación: detuvieron al gurú y a 40 miembros de una secta internacional de yoga

Batty, por lo que ha contado, no sufrió malos tratos o abusos y los primeros exámenes apuntan a que se encuentra en buen estado de salud. La comunidad espiritual en la que estuvo en el sur de Francia es conocida por ser un destino de personas que buscan un estilo de vida alternativo.

Alex tenía 11 años y vivía con su abuela Susan Caruana en Oldham, Greater Manchester, cuando desapareció. Se había ido de vacaciones de una semana a Benahavis, cerca de Marbella, con su madre Melanie Batty, de 43 años y su abuelo David Batty, de 64 años.

Pero Alex nunca regresó y su abuela, de 68 años, pasó los últimos seis años desesperada por tener noticias del niño. “Estoy muy feliz. Hablé con él y está bien. Actualmente se encuentra ante las autoridades en Francia. Es una gran noticia. Sólo estoy esperando que regrese a casa, estoy emocionada”, contó Caruana.

Las autoridades británicas abrieron una investigación para esclarecer las causas de la desaparición.

RM / ED