INTERNACIONAL
JUICIO Y CONDENA EN EL REINO UNIDO

"Soy diabólica, lo hice": así era mataba la enfermera británica que era una asesina serial de bebés

Lucy Letby, de 33 años, fue condenada a cadena perpetua sin posibilidad de liberación por asesinar a siete bebés e intentar matar a otros seis, en uno de los juicios más largos en la historia criminal británica.

Lucy Letby
. | Cedoc Perfil

"Actuó de una manera totalmente contraria a los instintos humanos normales que son cuidar a los bebés y en violación flagrante con la confianza que todos los ciudadanos depositan en los profesionales de la salud", declaró el juez James Goss antes de condenar a cadena perpetua sin posibilidad de liberación a Lucy Letby (33), una enfermera británica que asesinó a bebés recién nacidos en la unidad neonatal del hospital donde trabajaba.

El tribunal ya había declarado a Letby culpable del asesinato de siete recién nacidos prematuros el viernes, así como de seis intentos de homicidio en el hospital en el que trabajaba. La mujer, descrita por la acusación como "fría, calculadora, cruel y tenaz", se convirtió en la asesina de niños más prolífica del Reino Unido.

El estremecedor juicio contra la enfermera británica que era una asesina serial de bebés

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

La homicida trabajaba en la unidad de cuidados intensivos del hospital Countess of Chester, en el noroeste de Inglaterra, donde tuvieron lugar los asesinatos entre junio de 2015 y junio de 2016. Letby atacaba a los bebés después de que sus padres se hubieran marchado, cuando la enfermera encargada no estaba o por la noche, cuando se quedaba sola.

La mujer, acusada de lastimar a 17 bebés, inyectó aire a los bebés por vía intravenosa y mediante sondas naso-gástricas, y les administró sobredosis de leche. También fue acusada de envenenar a sus víctimas con insulina. Letby actuaba sobre niños especialmente vulnerables, prematuros o enfermos.

Sin embargo, a veces participaba en los esfuerzos colectivos por salvar a los recién nacidos e incluso ayudaba a los padres desesperados. También escribía cartas a los padres en duelo.

Lucy Letby
Lucy Letby (33) fue detenida por primera vez en 2018.

Durante el proceso, una madre explicó cómo, al volver para llevar leche a uno de sus gemelos prematuros en agosto de 2015, lo había oído gritar y descubrió que tenía sangre alrededor de la boca. Letby la tranquilizó y le aconsejó que subiera a su habitación. Según la acusación, la enfermera acababa de introducir un utensilio médico hasta el fondo de la garganta del bebé y le había inyectado aire. Como consecuencia del ataque, el recién nacido murió unas horas más tarde.

Trasladada en junio de 2016 a un servicio administrativo, Letby fue detenida una primera vez en 2018, y luego en 2019. Finalmente fue encarcelada en noviembre de 2020. Debido a la "gravedad excepcional" de los crímenes, "pasará el resto de sus días en la cárcel", sentenció la Justicia.

En el juicio se supo que los colegas expresaron su preocupación después de notar que Letby estaba de turno cuando cada uno de los bebés colapsó, y algunos de los recién nacidos fueron atacados justo cuando sus padres dejaban sus cunas. La fiscalía dijo que Letby "engañaba" a sus colegas haciéndoles creer que la serie de muertes era "solo una racha de mala suerte".

Lucy Letby
Los padres de las víctimas acusaron a la mujer de "destruir" sus vidas.

"Pensaste que era tu derecho jugar a Dios con la vida de nuestros hijos", declaró la madre de unos gemelos atacados en junio de 2015 ante la corte. El niño perdió la vida, mientras su hermana mayor sobrevivió. En sintonía con sus dichos, el padre de dos hermanos asesinados por la enfermera afirmó en un video pregrabado y reproducido ante el tribunal: "Lucy Letby destruyó nuestras vidas. El odio que tengo hacia ella nunca se irá".

A lo largo del juicio, que empezó en octubre de 2022, Letby clamó su inocencia. Además, se negó a estar presente durante la audiencia final, una decisión que fue criticada por el primer ministro británico, Rishi Sunak. Es "cobarde que quienes cometen crímenes tan horrendos no den la cara ante sus víctimas", reaccionó el funcionario.

 

"Quizás no sabremos nunca por qué pasó esto": la incógnita sobre sus motivaciones

Tras diez meses de juicio, aún quedan sombras sobre sus motivaciones. Los investigadores encontraron notas escritas en su casa donde confesaba los hechos, mientras que en otras sostenía que era inocente. En una de ellas, había escrito: "Soy diabólica, lo hice".

"Soy mala, lo hice. Los maté a propósito porque no soy suficientemente buena, no merezco vivir, soy una persona horrible", confesó ella en un escrito presentado como prueba. "Por favor, ayúdenme, ya no puedo hacer esto, odio mi vida, quiero que alguien me ayude, pero no pueden", agregó.

Lucy Letby

Sumado a esto, entre los artículos encontrados durante una búsqueda en la casa de Letby había una nota adhesiva en la que ella escribió: "No merezco vivir. Los maté a propósito porque no soy lo suficientemente buena para cuidarlos". A pesar de esto, afirmó que el texto fue escrito alrededor del momento en que la sacaron de la unidad neonatal, dejándola con la sensación de que "había hecho algo mal".

Lucy Letby, una enfermera británica que fue condenada a perpetua 20230821

Asimismo, una de las preguntas que quedan sin resolver es por qué Letby no fue detenida antes, cuando la prensa británica indica que un grupo de médicos habría emitido alertas desde 2015. La dirección del hospital, preocupada por la reputación del centro, no los habría escuchado o habría decidido no actuar, según la prensa.

Lucy Letby, una enfermera británica que fue condenada a perpetua 20230821
Susan y John Letby, padres de la enfermera, llegando al tribunal.

El gobierno, por su parte, anunció la apertura de una investigación independiente para esclarecer "las circunstancias detrás de los horribles asesinatos e intentos de asesinatos". La policía también sigue analizando miles de casos con el objetivo de identificar otras posibles víctimas.

A través de un comunicado, las familias de las víctimas sostuvieron que el fallo "no evitará el dolor extremo, la ira y el sufrimiento que todos hemos sentido". "Quizás no sabremos nunca por qué pasó esto", manifestaron.

mb / ds 

Frialdad,