miércoles 16 de junio de 2021
INTERNACIONAL Crisis inédita
30-01-2021 00:08

La pandemia provocó el peor derrumbe de la economía española desde la Guerra Civil

Después de seis años de crecimiento ininterrumpido, el producto bruto de España cayó en 2020 un 11% por el impacto de la cuarentena sobre una de sus principales actividades, el turismo.

30-01-2021 00:08

La pandemia del covid-19 causó un desplome histórico del 11% del Producto Bruto Interno (PBI) de España en 2020, la mayor caída desde la Guerra Civil y el comienzo de la serie histórica, hace medio siglo, que corta seis años de crecimiento económico.

Con una economía muy dependiente de sectores como el turismo, devastado por las restricciones de movilidad, España resistió peor los embates de la pandemia que países como Francia (-8,3%), Alemania (-5%) o Estados Unidos (-3,5%).

Según la primera estimación oficial publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el PBI español cayó un 11% en 2020, el mayor desplome registrado por esta institución desde el comienzo de la serie histórica, en 1971.

Citando un estudio del historiador económico Leandro Prados de la Escosura, la prensa española señala que se trata del peor descalabro económico para el país desde la Guerra Civil (1936-1939).

Aun así, esta primera estimación se acerca a la previsión de gobierno (-11,2%) y mejora las expectativas del Fondo Monetario Internacional que, con un declive augurado del 12,8%, situaba a España como la economía occidental más impactada por la pandemia.

“Seguramente será el peor registro de cualquier economía de la zona euro” en 2020, opinó en un informe Jessica Hinds, analista del grupo Capital Economists.

La amenaza persiste. La cuarta economía de la zona euro se hundió en la primera parte del año debido al estricto confinamiento impuesto en la primavera boreal para frenar la primera ola del coronavirus, que incluyó dos semanas de paralización total de las actividades no esenciales.

El desconfinamiento a finales de junio llevó a una fuerte reactivación, pero la aparición precoz de rebrotes y las consiguientes restricciones para controlarlos frenaron nuevamente el crecimiento.

En el último trimestre, durante el que se impuso un toque de queda en casi todo el país y se limitó la actividad de numerosos negocios, el crecimiento se situó en un 0,4% respecto al trimestre anterior. 

“El crecimiento inesperado de la economía española en el cuarto trimestre contrasta con los retrocesos del PIB registrados en Francia o Austria”, señaló Jessica Hinds. Pero “el incremento de contagios a principios de 2021 forzó a las autoridades regionales a reforzar las restricciones, lo que pesará en la actividad económica del primer trimestre”, añadió.

“Es difícil hablar de recuperación económica en estos momentos. Los indicadores sanitarios continúan mostrando un deterioro preocupante”, indicó por su parte Miguel Cardoso, economista de BBVA Research.

Turismo, automoción y empleo. La pandemia interrumpió seis años de expansión económica en España que, una vez recuperada de la dañina crisis financiera iniciada en 2008, había registrado crecimientos por encima de la media europea.

Sectores clave en la economía española se vieron especialmente castigados por la epidemia, como el turismo, que contribuye en un 12% del PIB, o la automoción, que lo hace en un 11%.

Las pernoctaciones hoteleras en el que antes de la pandemia era el segundo destino mundial se desplomaron un 73% y más de la mitad de sus hoteles se encontraban cerrados a final de año.

La producción de vehículos, sector en el que España destaca como segundo constructor europeo, cayó un 20%, principalmente por la paralización de las fábricas durante las semanas más duras del confinamiento.

El descalabro causado por el covid-19 se sintió también en el mercado laboral. Según anunció el INE el jueves, el país terminó 2020 con más de medio millón de desempleados adicionales y una tasa de paro del 16,1%.

Además, 755 mil personas siguen en los planes de desempleo parcial habilitados y financiados por el gobierno para evitar despidos masivos en los sectores sujetos a más restricciones, como el turismo o la restauración.

El jueves, la ministra de Economía Nadia Calviño señaló que estas medidas tomadas por el gobierno de Pedro Sánchez permitieron evitar “daños estructurales para la economía” y preservar las bases para la recuperación.

El país es uno los más castigados por el virus en Europa, con más de 57 mil fallecidos y 2,6 millones de casos confirmados.

En esta Nota