sábado 25 de septiembre de 2021
INTERNACIONAL NUNCA FUE CONDENADO
26-07-2021 18:37
26-07-2021 18:37

Murió Fernando Karadima, el cura abusador cuyo caso escandalizó a la iglesia en Chile

Expulsado del sacerdocio por el Papa Francisco, su escandaloso caso llegó incluso al cine a través de la película 'El bosque de Karadima', protagonizada por Benjamín Vicuña.

26-07-2021 18:37

El exsacerdote chileno Fernando Karadima, condenado por el Vaticano por abusos sexuales en 2011, un sonado caso que destapó un escándalo de abusos a menores perpetrados por clérigos locales, murió a los 90 años debido a múltiples enfermedades en una residencia de ancianos en Santiago. Era el más notorio cura pedófilo de Chile y las denuncias en su contra escandalizaron y socavaron el prestigio de la iglesia católica de ese país.

Expulsado del sacerdocio por el Papa Francisco y condenado a vivir en oración y penitencia luego de una investigación canónica, Karadima murió en el Hogar San Juan de Dios en Santiago sin que abundaran detalles sobre qué produjo su deceso. Hace unos meses, había sido llevado de urgencia a un hospital donde no pudo ser internado de inmediato ante la alta ocupación de camas por la Covid-19. En aquella oportunidad sufría problemas cardíacos.

 Fernando Karadima 20210726

Desde la parroquia santiaguina de El Bosque, situada en Santiago, que dirigió desde 1980 hasta 2006, Karadima forjó durante años sólidos nexos con sectores de la élite política y económica de Chile. Fue una de las figuras más influyentes al interior del episcopado por la formación de vocaciones religiosas, entre ellas cuatro obispos, dos de los cuales fueron apartados de sus diócesis también por acusaciones de abuso sexual de menores: Juan Barros, el cuestionado obispo de Osorno, y Horacio Valenzuela, de Talca.

El expárroco de El Bosque construyó un imperio económico al convertirse en el cura del empresariado y oligarquía chilena que le hacía millonarias donaciones: recolectaba más de 4.000 dólares en cada misa dominical y recibía cuantiosos aportes de la elite. A la par, cometió una serie de abusos sexuales, de poder y de conciencia, contra menores de edad las décadas de 1980 y 1990.

 Fernando Karadima 20210726

“Un eslabón más en esta cultura de perversión”

En 2011, Karadima fue condenado en 2011 por la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede a "una vida de oración y penitencia" y se le prohibió tener contacto con antiguos feligreses o realizar cualquier acto eclesiástico de forma pública. Siete años más tarde fue expulsado del sacerdocio por el Vaticano, la mayor condena aplicada dentro de la Iglesia católica.

En 2019, un tribunal condenó a la Iglesia católica chilena a pagar casi 450.000 dólares como indemnización a tres de las víctimas del exsacerdote, el médico James Hamilton, el filósofo José Andrés Murillo y el periodista Juan Carlos Cruz, rostros hoy de la defensa de las víctimas de abusos sexuales cometidos en el seno de la Iglesia chilena.

Ha muerto Fernando Karadima, exsacerdote católico que abusó sexual y espiritualmente de muchas personas, entre ellas, nosotros. Todo lo que teníamos que decir de Karadima está dicho. Él era un eslabón más en esta cultura de perversión y encubrimiento en la Iglesia”, dijeron Hamilton, Murillo y Cruz en una declaración pública. “Nosotros estamos en paz y sólo nos mueve seguir luchando para que estos crímenes no vuelvan a pasar y por tantas personas que lo han vivido y que aún no tienen justicia”.

 Fernando Karadima 20210726

La iglesia católica chilena, en jaque

El caso de Fernando Karadima se convirtió en un hecho emblemático que desnudó la red de los abusos sexuales en el catolicismo chileno. Las denuncias de Hamilton, Murillo y Cruz desencadenaron una ola de testimonios en contra del clero que derivaron en la mayor crisis en la Iglesia chilena: de acuerdo a cifras oficiales, hasta 2019 más de 200 miembros de la Iglesia fueron investigados por más de 150 casos de abusos sexuales, mientras que se identificaron más de 240 víctimas, de las cuales 123 eran niños.

En un informe dado en mayo de este año, por su parte, el Centro de Prevención de Abusos y Reparación (CPR) de la congregación de los Jesuitas de Chile reconoció que 64 personas fueron víctimas de abusos sexuales, por parte de 11 de sus clérigos que fueron investigados por la propia orden católica entre 2005 y 2020. Un total de 17 jesuitas fueron investigados en procesos canónicos por denuncias de abuso, de los cuales la congregación acreditó la responsabilidad de 11 por abusos sexuales a 34 niños y 30 personas adultas.

ds