INTERNACIONAL
Ultimátum

Musk cuestionó el "boicot" de los anunciantes a X y amenazó con "el fin" de la red social

A un año de la compra de Twitter por parte del magnate, el éxodo publicitario de prestigiosas firmas profundiza la crisis de una plataforma cuyo futuro es incierto.

Elon Musk 20231206
Elon Musk | AFP

El ataque verbal de Elon Musk a los anunciantes que rechazaron a X (anteriormente Twitter) amenaza con profundizar aún más la crisis de la red social. Las turbulencias llegaron a tal punto que el magnate dejó entrever la posible desaparición de la plataforma, apenas un año después de tomar el control.

"Si alguien va a intentar chantajearme con publicidad, que se vaya a la mierda", sostuvo Musk visiblemente furioso a un entrevistador en Nueva York frente a una audiencia de la élite empresarial estadounidense esta semana.

Musk arremetió contra los anunciantes que habían abandonado su plataforma después de que Media Matters, un grupo de vigilancia de los medios de izquierda, advirtiera a las grandes empresas que sus anuncios se publicaban sin tener en cuenta las publicaciones de contenido "neonazi".

Walmart fue el último en unirse al éxodo el viernes, siguiendo los pasos de IBM, Disney, Paramount, NBCUniversal, Lionsgate y otros.

Elon Musk 20231206
Elon Musk. Fotos: NA vía Reuters

La última controversia estalló a principios de este mes cuando Musk declaró un tweet que exponía una teoría de conspiración antisemita como la "verdad absoluta".

Musk se disculpó por su tuit e incluso viajó a Israel para reunirse con el primer ministro Benjamín Netanyahu, pero el miércoles apuntó su ira directamente a los anunciantes.

"No hace falta ser un experto en redes sociales para saber que atacar pública y personalmente a las personas de las empresas que pagan las facturas de X no será bueno para los negocios", evaluó la analista Jasmine Enberg de Insider Intelligence.

A cinco días de su asunción, Javier Milei habló por teléfono con Elon Musk

"La mayoría de los boicots de los anunciantes a las empresas de redes sociales, incluida X, han sido de corta duración. Existe la posibilidad de que éste dure más tiempo", añadió.

Musk dio un ultimátum y deslizó que la supervivencia de X podría estar en juego.

"Lo que este boicot publicitario va a hacer es matar a la empresa", dijo Musk .

"Todo el mundo sabrá" que los responsables fueron los anunciantes, añadió enojado.

Elon Musk 20231206

¿Se avecina el fin de X?

Incluso antes de la última crisis, Insider Intelligence pronosticaba una contracción del 54% en las ventas de publicidad, a 1.900 millones de dólares este año.

"El éxodo publicitario en X podría acelerarse si Musk no juega bien en el sandbox", dijo Dan Ives de Wedbush Securities.

Según datos facilitados a la agencia de noticias AFP por la empresa de análisis de datos de mercado SensorTower, en octubre de 2022 hasta la mitad de los 100 principales anunciantes estadounidenses de la red social ya habían dejado de gastar.

Elon Musk entra al récord Guiness, pero por un desafortunado hecho

Pero al eliminar X, "te estás abriendo a que los competidores entren en tu territorio", advirtió Kellis Landrum, cofundadora de la agencia de marketing digital True North Social.

Los anunciantes también pueden optar por quedarse a falta de una alternativa equivalente.

La nueva plataforma Threads de Meta y otros advenedizos aún tienen que demostrar ser "adversarios dignos" por el momento, argumentó Landrum.

El analista Enberg insistió en que "X no es una plataforma esencial para muchos anunciantes, por lo que retirarse temporalmente tiende a ser una decisión bastante sencilla".

¿Twinder?: Elon Musk, enamorado, convertiría a la red X en una app de citas
Elon Musk. Foto: Télam

X, de propiedad privada, no publica cifras oficiales, pero todas las estimaciones apuntan a una caída significativa del número de usuarios.

SensorTower cifra la caída anual en un 45% para los usuarios mensuales al comienzo del cuarto trimestre, en comparación con el mismo período del año pasado.

A esto se suma la desvinculación de decenas de cuentas muy seguidas, incluidas marcas importantes como Coca-Cola, PepsiCo, JPMorgan Bank y Starbucks, así como muchas celebridades y personalidades de los medios que han dejado o reducido su uso.

Los grandes nombres corporativos no han publicado ningún contenido desde hace semanas, cuando solían estar presentes todos los días.

Elon Musk aprueba al director elegido para llevar su vida al cine

Ninguna de las decenas de empresas contactadas por AFP respondió a las solicitudes de comentarios.

En condiciones normales, Twitter o X "siempre fue mucho más grande que su inversión en publicidad", aclaró Enberg.

Era "un lugar importante para que las marcas y las empresas se conectaran con los consumidores y clientes", dijo.

Incluso después de que Musk redujo su personal en dos tercios, X todavía tiene alrededor de 2.000 empleados e incurre en costos fijos sustanciales, como servidores de datos y bienes raíces.

Otra amenaza es la colosal deuda contraída por Musk para su adquisición, pero que ahora soporta X, que debe hacer frente a un pago de más de mil millones de dólares cada año.

En su tensa entrevista del miércoles, Musk insinuó que no acudiría al rescate si las arcas se agotan, incluso en casp de que tuviera amplios medios para hacerlo.

 

CA / AFP/ GI