3rd de March de 2021
INTERNACIONAL Escándalo
20-02-2021 11:10

Se agrava el "vacunagate" en Perú: denuncian negociados y sabotaje a la compra de la Pfizer

A la revelación de que casi 500 personas, entre ellas el ex presidente Vizcarra fueron vacunados, ahora se suma que hubo un negociado para la compra de vacunas chinas.

Gloria Granda G.*
20-02-2021 11:10

El vacado presidente Martín Vizcarra (2018-2020), dos ministras y numerosos funcionarios del actual gobierno de Francisco Sagasti se convirtieron en los “indeseables” de turno en el Perú, por haberse vacunado de forma irregular, como otras casi 500 personas. Es el nuevo capítulo en la historia de corrupción en el país andino. Es el #Vacunagate.

Perú, de más de 33 millones de habitantes, es uno de los países que ha manejado mal la estrategia para combatir la pandemia del Covid 19, que se ha llevado unos 40.000 peruanos, en menos de un año.

A los vacunados VIP, se les inoculó, de forma indebida, la vacuna china Sinopharm, de un lote destinado para el ensayo clínico realizado el año pasado.

¿Quién reveló que Vizcarra se había vacunado el año pasado, destapando el #Vacunagate?

Fue Carlos Paredes, periodista de investigación peruano, maestro universitario, de larga trayectoria en medios de comunicación peruanos y de México. Fue ganador del premio a la excelencia periodística de la Fundación García Márquez para un Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) y finalista del Premio Seix Barral-Planeta de Crónica.

Paredes reveló el 10 de febrero, durante el programa Beto a saber, que conduce Beto Ortiz en la televisora local Willax, que Vizcarra había sido vacunado el año pasado. Citó “fuentes diplomáticas chinas”.

Paredes declaró a esta cronista que Vizcarra “mintió y volvió a mentir, de forma cínica”, al recordar las declaraciones públicas del ex presidente intentando explicar la semana pasada que fue voluntario en el ensayo clínico de Sinopharm en el Perú, lo que fue desmentido por la dirección del procedimiento experimental.

Paredes, autor del libro “El perfil del lagarto. Radiografía de un político con sangre fría”, basado en la historia política de Vizcarra, señaló que “hay un indicio, yo diría muy razonable, de que ha habido un negociado millonario, porque Perú es el único país que no cerró acuerdo con ninguna empresa”, para hacerlo solo con Sinopharm, y que actualmente se sabe que las vacunas han costado mucho más que las de la competencia.

“Aquí estamos hablando no solamente de un festín de vacunas por fuera, vacunas VIP, sino estamos hablando de un negocio que se habría hecho a costa de la vida de los peruanos”, denunció Paredes, tras mencionar los miles de peruanos que han muerto durante el gobierno de Vizcarra y durante el actual.

“Esta es la oportunidad para que Sagasti demuestre que no le va a temblar la mano” para luchar contra la corrupción, exigió el periodista Paredes.

Perú: investigan a la élite política por escandalosa vacunación de funcionarios

Los nombres de Vizcarra, así como los de las renunciantes ministras Pilar Mazzetti (Salud) y Elizabeth Astete (Cancillería), corresponden a quienes ejercieron los más altos cargos en la administración pública en una lista de por lo menos 487 personas que fueron vacunados en secreto, entre setiembre de 2020 y el mes pasado. Aunque la revisión de esa lista arrojó 13 nombres repetidos y el de una persona que no existe en el registro nacional de identificación y estado civil. Hay mucho por investigar para determinar quiénes más fueron inoculados de forma irregular.

Mazzetti, ministra de Salud en el gobierno de Vizcarra y en el actual, se coronó públicamente por no decir la verdad y, aunque pidió perdón por lo que calificó como el “error más grande” de su vida, que atribuyó a sus “miedos”, es señalada como el cinismo en persona. A horas de que estallara el escándalo, declaró en conferencia de prensa que se iba a vacunar después de la inoculación del personal médico.

“Los que estamos a la cabeza de las instituciones tenemos que dar el ejemplo para esperar nuestro momento correctamente. Esperaré mi momento”, sentenció ante periodistas el 10 de febrero. La neuróloga ya se había vacunado en enero.

En la famosa “lista de vacunados VIP”, figuran ex viceministros y funcionarios del ministerio de Salud, de la Cancillería, durante este gobierno, y algunos de sus familiares, amigos íntimos, así como rectores de dos universidades nacionales, empresarios, lobistas, y también algunos de sus familiares, entre otros. Se sospecha también que figuran congresistas de la República.

Perú: murió voluntaria del ensayo de vacuna china tras contagiarse Covid-19

Algunas de esas personas borraron sus cuentas en redes sociales, como Astete, quien siendo canciller y negociadora en la compra de vacunas se hizo inocular.

Se sospecha que la lista de los vacunados VIP está incompleta. Por ello, se demanda al gobierno la lista con la totalidad de personas que fueron vacunadas en secreto.

El médico Fernando Carbone, ex ministro de Salud y presidente de la comisión investigadora de funcionarios vacunados contra el Covid 19, declaró a la radio local RPP que esta semana han recogido información, entre otras fuentes, de autoridades de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la Universidad Cayetano Heredia, el Instituto Nacional de Salud (INS), la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid).

“Hemos pedido cuál es el universo de investigadores o personas que han participado en la investigación, cuáles están en los protocolos que se presentaron, cuáles han recibido las vacunas de prueba y cómo han sido calificadas. Y quedan las demás, que no tienen nada que ver con eso, efectivamente”, explicó Carbone.

Todos ellos fueron vacunados con el lote que envío el laboratorio chino Sinopharm (unas 3.200 dosis) como parte del Ensayo Clínico en su fase III de la vacuna china, cuya realización en el Perú fue aprobada por el gobierno del entonces presidente Vizcarra.

En el ensayo participaron las universidades San Marcos y Cayetano. El rector y los vicerrectores de esta última casa de estudios, Luis Varela, José Espinoza y Alejandro Bussalleu, renunciaron presionados por el escándalo. Por su lado, el rector de la San Marcos, Orestes Cachay, se aferra al cargo. Los cuatro personajes fueron vacunados.

China envió las vacunas para los equipos de investigación vinculados al ensayo. Sin embargo, en la lista de vacunados -entregada el 15 de febrero por el responsable del ensayo por parte de la Cayetano Heredia, el médico Germán Málaga- figuran en su mayoría personas que nada tienen que ver con los ensayos, como esposa e hijos del ex viceministro de Salud, Luis Suárez, su chofer, así como el chofer de Mazzetti.

Ciertamente, existe un padrón con los nombres de cientos de voluntarios al ensayo clínico con la información específica de cada peruano participante, y a cada uno de los voluntarios se le hizo firmar una declaración de consentimiento, se sometió a pruebas médicas y se le hizo un seguimiento entre la inoculación de la primera vacuna y, tres semanas después, de la segunda dosis.

Negociado

También se sospecha que haya existido un negociado en la compra de las vacunas chinas. El semanario Hildebrandt en sus trece denunció el viernes, bajo el titular “¡Fue soborno!”, que “con las vacunas regaladas e inoculadas por lo bajo el laboratorio chino Sinopharm aseguró su venta y logró que desde el gobierno del Perú se saboteara cualquier otra compra. Por eso se petardeó la negociación con Pfizer aduciendo ‘un asunto de soberanía’. La cárcel debe esperar a los implicados”.

Según la publicación, el embajador Jorge Jarama, conocido como el “zar de las vacunas”, fue el enlace con la embajada de China, bloqueó la firma del contrato con el laboratorio Pfizer, el 30 de noviembre pasado, y se pronunció a favor de comprarle a Sinopharm 38 millones de vacunas, a un costo unitario mayor que los otros. ¿Por qué? Es una de las preguntas que el gobierno de Sagasti no responde aún.

¿El actual presidente será capaz de dar información, de forma transparente, sobre el #Vacunagate?

No es necesario que se vacunen los políticos, dice la OPS: "Hay que salvar vidas"

La revelación del periodista Paredes forzó declaraciones de Vizcarra, actual candidato al Congreso en las elecciones generales del próximo 11 de abril, por el partido “Somos Perú”. Primero, declaró que se había sometido como voluntario a una vacunación experimental. Después, dijo que había sido “valiente” para someterse a la vacunación, a pesar de que su entonces presidente del consejo de ministros, Walter Martos, le dijo que no lo hiciera porque era peligroso y porque su vida podía correr peligro y ejercía la presidencia sin tener vicepresidentes.

Fue desmentido por Málaga, quien fue suspendido como investigador principal del ensayo clínico de Sinopharm, por parte de la universidad Cayetano Heredia, a pesar de que políticos, analistas políticos y otros médicos pidieron públicamente que lo expulsen del Colegio Médico.

Las respuestas de Málaga también son para el olvido. Dijo que no pudo negarse al pedido de Vizcarra para que le lleve a palacio de gobierno las vacunas. El médico reveló que su hija, de 22 años, llegó a Lima desde Alemania y que fue vacunada porque quería ver a sus abuelos. Y explicó que el dueño de un conocido restaurante de comida china de Lima fue inoculado porque llevaba la comida a la delegación china de Sinopharm, que se había cansado de comer la comida de la cadena Burger King.

Este viernes, el Congreso de la República, por su lado, y la Fiscalía de la Nación, por otro, realizaron avances sobre el caso, desde sus ámbitos.

La subcomisión de Acusaciones constitucionales aprobó el inició del proceso de investigación de las denuncias presentadas en contra de Vizcarra, por la vacunación irregular con 14 votos a favor.

El impacto del Vacunatorio VIP en los medios del mundo

La comisión acordó elaborar informes de calificación por separado sobre las denuncias que contemplan infracción constitucional y las que se refieren a delitos.

Por su parte, funcionarios de la Fiscalía de la Nación y personal de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (Diviac) de la Policía Nacional del Perú (PNP) ingresaron a la sede del Ministerio de Salud (Minsa), como parte de la investigación judicial preliminar, para recoger documentación.

Por los plazos del debido proceso, todo parece señalar que Vizcarra proseguirá en carrera hacia las elecciones, a las que los peruanos han sido convocados para elegir a un nuevo presidente y renovar al Congreso, de 130 curules.

*Desde Lima.

En esta Nota