jueves 06 de octubre de 2022
INTERNACIONAL MUERTE DE LA REINA ISABEL II

Tras la muerte de Isabel II, India reclama devolución de su "maldito" diamante Koh-i-noor

El primer ministro indio Narendra Modi recibió cientos de peticiones para que reclame la joya, que llegó a Gran Bretaña en 1856. Actualmente adorna la corona de las reinas consortes.

13-09-2022 08:44

Pocos días después de la muerte de la reina Isabel II de Gran Bretaña, la palabra "Kohinoor" comenzó a ser tendencia en las redes sociales de la India, país que reclama desde hace décadas la restitución del diamante "Koh-i-noor", que actualmente adorna la corona de la reina consorte británica.

En pocas horas, miles de indios respondieron el mensaje de condolencias del primer ministro Narendra Modi al Reino Unido por la muerte de la reina diciéndole que había llegado el momento de gobierno que haga cumplir la devolución del diamante.

40 fotos: el último adiós a Isabel II en Edimburgo, primera escala de su largo funeral

Uno de los usuario de Twitter dijo que "si el Rey no va a usar Kohinoor, devuélvalo". Otro internauta denunció que el diamante fue "robado" por el imperio británico que creó su "riqueza" a cambio de "muerte, hambruna y saqueo".

El autor y comentarista político británico-indio Saurav Dutt dijo en una entrevista que cree que las posibilidades de que el Reino Unido devuelva la joya son escasas y que lo mejor que podría esperarse sería un "reconocimiento" del rey Carlos III de que el diamante "se obtuvo a través del sigilo y el engaño".

La corona de la reina consorte Camilla
La corona de las reinas consortes y su diamante Koh-i-noor.

El diamante Koh-i-noor, una de las gemas más famosas del mundo, es solo una de las 2.800 piedras engastadas en la corona de la fallecida Reina Madre británica, pero el brillante de forma ovalada de 105 quilates está envuelto en la controversia.

Con Carlos III convertido en el nuevo rey, y proclamado como tal este sábado en todo el Reino Unido, se espera que él y su esposa la reina consorte Camilla sean bendecidos y coronados en la Abadía de Westminster, en una ceremonia que se mantuvo sin cambios desde la coronación del rey anglosajón Edgar en 973 dC.

La corona de Escocia, la joya que Isabel II nunca usó, reposa sobre su ataúd

La corona de la reina consorte Camilla
El rey Carlos III y la reina Camilla durante la ceremonia de proclamación del monarca este 10 de septiembre. El título formal de Camilla es "Su Majestad la Reina Consorte". 

Si la tradición se mantiene, en caso de que no se anuncien cambios, durante esta coronación la reina Camilla recibirá del arzobispo de Canterbury la ‘Corona de la Reina Madre’ minutos después de que Carlos III reciba la antigua Corona de San Eduardo.

La reina Isabel, esposa del rey Jorge VI y madre de Isabel II, recibió esta corona durante la coronación de su esposo el 3 de mayo de en 1937, después de haberse descartado el uso de la corona de la reina Alejandra (coronada en 1902) y la reina María (1911).

El día que el cantante de The Cure predijo la fecha de muerte de la Reina Isabel II

Fabricada por los joyeros reales Garrard & Co, la corona fue usada por la reina, pero sin sus arcos, en las ceremonias de apertura del Parlamento durante el reinado de su esposo y en la coronación de su hija Isabel II, en junio de 1953, cuando adoptó el título de Reina Madre.

La corona, que ahora forma parte de las joyas de la corona que se exhiben en la Torre de Londres, salió por última vez para descansar sobre un cojín de terciopelo que se colocó sobre el ataúd de la reina madre, fallecida el 30 de marzo de 2002.

La historia de ‘Koh-i-Noor’, el diamante «maldito» de la corona de la reina

La corona de la reina consorte Camilla
La reina María fue una de las reinas que lució la corona con el diamante "maldito" en su coronación en 1911.

El diamante Koh-i-Noor es el ejemplo perfecto de una joya "maldita", propiedad de numerosos gobernantes asiáticos a lo largo de los años que con demasiada frecuencia perdieron sus imperios y sus vidas: según una leyenda fuertemente difundida desde el año 1306, la desgracia caería sobre todos los hombres que lo poseyeran.

Según explica la revista Time, cuando se extrajo en lo que hoy es Andhra Pradesh, durante la dinastía Kakatiyan de los siglos XII-XIV, el diamante tenía cerca de 793 quilates en bruto.

"Eres un viejo enfermo": gritos contra el príncipe Andrés en el funeral de Isabel II

La corona que reposará sobre la cabeza de Camilla cuenta con un marco de platino engastado con 2.800 diamantes, muchos de los cuales provienen de una diadema de la reina Victoria, y contiene el diamante "Koh-i-Noor" (que significa Montaña de Luz), una de las joyas más grandes y controvertidas del mundo.

El diamante de 105,6 quilates se encontró originalmente en las minas Golconda de la India en el siglo XIV y según las leyendas los reyes que han usado el diamante tuvieron muertes prematuras y trágicas.

La corona de la reina consorte Camilla
La reina Isabel, esposa del rey Jorge VI y madre de Isabel II, recibió esta corona durante la coronación de su esposo el 3 de mayo de en 1937.

El diamante pasó de dinastía en dinastía en los reinos de príncipes mogoles, guerreros iraníes, gobernantes afganos y los maharajás punyabíes después de muchos combates y derramamiento de sangre, y tras el final de la Segunda Guerra Anglo-Sikh y la anexión del Reino de Punjab, los tesoros fueron confiscados para Gran Bretaña.

El diamante llegó a Londres en 1856 como regalo del sultán Abdulmedjid, gobernante del Imperio Otomano, para la reina Victoria, y fue presentado como un gesto de gratitud por el apoyo británico durante la Guerra de Crimea.

El príncipe Guillermo, hijo de Lady Di, se convirtió en el nuevo heredero al trono

Después de que la East India House (la Compañía Británica de las Indias Orientales, con monopolio exclusivo de los negocios en Asia desde el siglo XVII) tomó posesión del diamante en 1849, a bordo de uno de sus barcos, no pasó mucho tiempo antes de que el cólera se apoderara y matara a decenas a bordo.

 

Inmediatamente después de su llegada a Gran Bretaña, la reina Victoria fue atacada por un hombre con un bastón mientras su carruaje atravesaba las puertas del palacio. Menos de un mes después, en julio de 1850, el primer ministro Robert Peel murió después de caerse de su caballo y ser pisoteado, todas las desgracias atribuidas a la llegada del diamante en ese momento.

La corona de la reina consorte Camilla
La reina madre Isabel, abuela de Carlos III, fue la última mujer que utilizó la corona.

Sin embargo, la mayoría cree que la maldición recae solo sobre los hombres vinculados a la piedra, no sobre las mujeres. La piedra se colocó en la corona de la reina María para su coronación en 1911, y luego en 1937, en la corona de la reina Isabel y nunca más volvió a ser utilizada por hombres.

Paralelamente, el diamante fue formalmente reclamado por India, Afganistán y Pakistán, pero las peticiones llegadas por vía diplomática siempre fueron firmemente rechazadas por el Reino Unido. 

Operativo "London Bridge": cómo será el funeral de Isabel II y la sucesión de Carlos

En los primeros años del siglo XX, el ex alto comisionado indio en el Reino Unido, Kuldip Nayar, presentó una petición firmada por 50 parlamentarios exigiendo la devolución del diamante. En 1953 se realizó una segunda solicitud, que tampoco obtuvo respuesta.

En 1976, el primer ministro pakistaní Zahir Bhutto escribió a su homólogo británico, James Callaghan, pidiéndole que le devolviera el diamante porque era parte de los "tesoros únicos que son la carne y la sangre del patrimonio de Pakistán".

La corona de la reina consorte Camilla
En 2002, la corona reapareció en los funerales de la reina madre.

En 2000, el régimen talibán de Afganistán exiligó la devolución del diamante a la reina Isabel II "lo antes posible" porque, según la cancillería, era "propiedad legítima" de Afganistán y que tenía más derecho a reclamarlo que India.

En 2009, Tushar Gandhi, nieto de Mahatma Gandhi, dijo que el diamante debía ser devuelto como "expiación por el pasado colonial" pero el primer ministro británico David Cameron dijo que no creía que devolverla fuera "sensato".

En 2016, el gobierno indio afirmó que Koh-i-Noor era un botín y formaba parte del Tratado de Lahore y el procurador general Ranjit Kumar, en una declaración jurada, afirmó que el diamante "no fue robado ni tomado por la fuerza".

ds