viernes 03 de febrero de 2023
INTERNACIONAL Fue operado con éxito

Llegó con una bomba de la Primera Guerra Mundial en el recto y tuvieron que evacuar el hospital

Un hombre de 88 años debió ser intervenido luego de que expertos en detonaciones asistieran al centro de salud. Había introducido el objeto en su ano por placer sexual.

22-12-2022 11:10

Un paciente de 88 años causó conmoción en un hospital de Francia cuando ingresó al centro de salud con una bomba utilizada durante la Primera Guerra Mundial clavada en el recto. Su llegada alertó a los doctores y las autoridades, que debieron evacuar el edificio por precaución. 

El adulto mayor, cuya identidad no trascendió, asistió el fin de semana pasado al Hospital Sainte Musse de Tolón, en el sur francés. Una vez allí, pidió a los médicos que le extrajeran del ano un viejo proyectil de artillería que tiene una medida de 8 pulgadas (más de 20 centímetros).

Llegó con una bomba en el recto en un hospital de Francia 20221221

Condenaron a la "secretaria del mal" por complicidad en 10 mil crímenes del nazismo

El hecho alarmó al personal, ya que temían que el explosivo detonara. Por ese motivo, llamaron de emergencia a expertos en desactivación de bombas de la Policía Francesa, según informó la organización de noticias local Var-Matin.

Por otro lado, explicaron que el hombre habría colocado el objeto en su recto por placer sexual. A pesar de que los profesionales estaban preocupados por su seguridad si extraían quirúrgicamente la bomba, los expertos en manejo de explosivos pudieron tranquilizarlos y determinaron que era difícil que pudiera activarse.

"Se produjo una emergencia que requirió la intervención de personal de desactivación de explosivos, la evacuación de urgencias pediátricas y de adultos, así como el desvío de urgencias entrantes", señaló un portavoz del hospital a través de un comunicado.

Llegó con una bomba en el recto en un hospital de Francia 20221221
El Hospital Sainte Musse de Tolón debió ser evacuado debido al antiguo explosivo. 

Síndrome del Ano Inquieto: detectaron en Japón un preocupante efecto del Covid-19

En el procedimiento, los médicos pudieron retirar la bomba después de hacer una incisión. Primero le quitaron el caparazón de 8 pulgadas de largo y más de 2 pulgadas de ancho (5 cm). El vocero del centro asistencial llevó calma y aseguró que el anciano se estaba "recuperando bien" y que goza de un "buen estado de salud".

Por último, se conoció que el artefacto bélico es un artículo de colección de la Primera Guerra Mundial y que fue usada por el ejército francés de manera regular a principios del siglo XX. 

FP CP