domingo 14 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA CRECE LA INCLUSIÓN

Carson Pickett, la primera futbolista en jugar con diferencia de extremidades

La jugadora de la Selección de Estados Unidos nació sin una parte del brazo izquierdo y marcó un hito en el deporte. Su historia de superación.

30-06-2022 08:21

La jugadora de la selección femenina de Estados Unidos, Carson Pickett rompió otra barrera en el fútbol al convertirse en la primera futbolista en jugar un partido con diferencia de extremidades en un partido de primera división.

La victoria 2-0 de las norteamericanas sobre Colombia en un amistoso internacional quedó al margen. La verdadera joya y felicidad del encuentro para el equipo de Magen Rapione fue la participación de Carson Pickett. La futbolista del North Carolina Courage y combinado estadounidense se convirtió en la primera jugadora con una discapacidad física en competir a nivel internacional y este partido quedará marcado en la historia de este deporte.

Selección de Estados Unidos

La ex defensora de Orlando Pride, nació sin una parte del brazo izquierdo, pero esto jamás le impidió competir a nivel profesional. A base de esfuerzo Pickett logró su convocatoria al combinado de su país. Sin poder ocultar su felicidad, los días anteriores al partido compartió imágenes en su cuenta de Instagram vistiendo la camiseta de la selección estadounidense reforzando el entusiasmo que le generaba su debut.

La selección de fútbol femenino de Estados Unidos cobrará lo mismo que los hombres

Sumado a lo histórico que fue el partido ante Colombia para Pickett, hay una imagen que revolucionó las redes sociales. En un partido correspondiente a la liga local la jugadora se acercó a saludar a un niño que tenía su misma condición física. Esa noche, el pequeño la observó en silencio y fijó la mirada en el brazo de la defensora y exclamó: "Ella es como yo". Rápidamente todos los presentes se rieron de su espontaneidad y juntos posaron saludándose. En la emotiva foto se los puede ver a ambos chocando brazos y rápidamente el gesto copó los portales de noticias de distintas partes del mundo.

Además, la jugadora de 28 años ya disputó más de 100 partidos en la liga más importante del fútbol femenino estadounidense, convirtiéndose así en una referente para las más jóvenes. De esta manera el fútbol de Estados Unidos muestra otra acción ejemplar de inclusión, luego de haber alcanzado la igualdad salarial entre planteles masculinos y femeninos.

JL PAR