miércoles 10 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA POLÉMICA EN LAS AULAS

Censura en la escuela por "lenguaje indebido": los casos de Gonzalo Santos y Hernán Casciari

Un profesor en San Juan leyó el cuento Canelones y los padres reclamaron por considerar que "no era apto para los menores". Lo mismo pasó con una docente de San Nicolás por la inclusión de la novela Yo fui un hacker gordo y un poco eunuco.

28-06-2022 07:28

Una docente de la escuela EES 12 Rafael Obligado, de San Nicolás, provincia de Buenos Aires, fue informada por la inclusión de la novela Yo fui un hacker gordo y un poco eunuco, del argentino Gonzalo Santos, publicado en 2017 por el sello Punro de Encuentro. La docente había conocido el libro en la Feria del Libro y lo había incluido para su lectura en el aula.

Cinco de los cuarenta padres del curso elevaron una queja al equipo directivo de la escuela, que a través de una nota en el cuaderno de comunicaciones dijeron: "Señores padres, por medio de la presente el Equipo Directivo de la EES 12 informa que el texto Yo fui un hacker gordo y un poco eunuco, de Gonzalo Santos, no forma parte del corpus de lecturas obligatorias del proyecto de Prácticas del Lenguaje de 3B. Desde esta dirección se desaconseja su lectura por su temática y por vocabulario impropio para este grupo etario".

Aprender 2021: para recuperar saberes, hay que revisar la forma en la que se los enseña

Casi contemporáneamente, un docente de la provincia de San Juan fue alejado de su puesto tras la denuncia de un grupo de padres por haber leído un cuento en clase un cuento de Hernán Casciari, que también contiene "vocabulario impropio".

El profesor Juan Nicolás Esquibel, de la escuela Normal Superior Sarmiento, leyó una versión reducida del cuento Canelones en clase, lo que llevó a los estudiantes a buscar la versión original en Internet. Un grupo de padres consideró que el texto no era apto para los menores, ya que contaba con "escenas pornográficas” y “material indebido" y comenzaron una campaña para destituir al profesor de su puesto, quien desde entonces recibe amenazas.

JL PAR