lunes 08 de agosto de 2022
MODO FONTEVECCHIA MAYOR INVERSIÓN EN INVESTIGACIÓN

Daniel Filmus: "No hay movilidad ascendente sin educación"

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación habló en Modo Fontevecchia y destacó las palabras del Premio Nobel de Medicina, Randy Schekman. Además resaltó que "el Estado juega un rol fundamental" y "así se tracciona la inversión privada y se articula con la pública". El caso exitoso de Israel como modelo a seguir. Mirá la entrevista completa.

19-07-2022 11:49

El sociólogo y dirigente político, Daniel Filmus, dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9), y aseguró que "no hay movilidad ascendente sin educación". También enfatizó la importancia de las palabras del Premio Nobel de Medicina 2013Randy Schekman, a quien entrevistó, y de la relación que existe "entre la investigación básica y la aplicada". Además explicó que "la ciencia es de mediano y largo plazo y las políticas de Estado cambian cada cuatro años".

Randy Schekman (RS): En los Estados Unidos hay una muy buena tradición de competencia amistosa entre las universidades públicas y las privadas, pero hay una diferencia fundamental. Las instituciones públicas están allí para cumplir un propósito más amplio como motor de movilidad social, que toma a las familias de clase trabajadora y clase media y las eleva a través de la educación. En las privadas también hacen eso, pero para muchos menos estudiantes. También otorgan privilegios a sus graduados, a veces, adinerados.

La Universidad de Berkeley es la más importante para elevar a las familias a los rangos más altos, así que eso tiene un enorme impacto y no puede ser reemplazado por las instituciones privadas. Vengo de una familia de clase media y no podía darme el lujo de pagar una.

¿Cómo se pueden poner en contexto estas declaraciones?

Daniel Filmus (DF): Es importante que todos los días existan colegas investigadores que lo estén discutiendo porque habla de la relación entre lo público y lo privado en la educación superior y en la investigaciónNo hay movilidad ascendente sin educación. En ese sentido, el Estado juega un rol fundamental.

El segundo tema que toma es la relación entre lo público y privado en la investigación y el tema crucial que es la relación entre la investigación básica y la aplicada. Ahí también plantea que el Estado no se puede sustituir.

Randy Schekman: “Hay tensión entre la ciencia y la política”

RS: La ciencia básica es la base de los avances en medicina y tecnología. Es arriesgada, no se puede esperar que una empresa privada, que se basa en la motivación del lucro, invierta impulsada por la curiosidad del tipo que me motivó. Esto debe venir del Gobierno y el beneficio de hacer esto es obvio. Un caso como el de la vacuna contra la Hepatitis B es algo que no se puede predecir. El dinero que costó hacer mis investigaciones no pudo haber venido de una empresa privada, hubiese sido un riesgo para ellos. Los fondos del Gobierno tienen un propósito importante.

¿Qué importancia tienen los fondos públicos para las investigaciones científicas?

DF: Es impecable que lo diga uno de los investigadores más importantes del mundo, que tuvo resultados en cuestiones concretas que resuelven problemas para la Humanidad. Podría no haber tenido esos resultados, por eso el riesgo para la investigación sólo lo asume el Estado. Israel es el país que más invierte en el mundo, cerca del 5% de su PBI.

Eso posibilita que los privados puedan invertir. Por eso fue importante que se aprobara por unanimidad en Argentina la Ley de Financiamiento de Ciencia y Tecnología. Así se tracciona la inversión privada y se articula con la pública. Esa es la virtuosa y es la que hay que trabajar, como pasa con el trigo y la biotecnología. En términos históricos, Sarmiento y Avellaneda defendían fuertemente la idea de que Argentina invierta en investigación básica y les decían que éramos un país muy pobre para hacerlo, pero es al revés.

Daniel Filmus

RS: La política es más complicada y vemos cómo hemos discutido una resistencia de algunos a adoptar las vacunas. Muchos no aceptan la realidad del cambio climático y el peligro que ha puesto a la raza humana en este mundo. Eso tiene preocupaciones comerciales y una influencia irracional en las posiciones políticas. Eso genera una tensión entre la ciencia y la política, y es lamentable que no haya más políticos con formación científica.

¿Qué tan importante es para un político saber sobre ciencia?

DF: Es de enorme importancia. Él tuvo una actitud muy noble con respecto al cambio climático y las políticas de Trump. También pasó con las vacunas, donde tuvo un papel importante. Lo estamos invitando para ver si puede venir antes de fin de año para discutir estos temas.

La dificultad más grande con los políticos es que la ciencia es de mediano y largo plazo y las políticas de Estado cambian cada cuatro años. Si lo sometemos a los calendarios electorales estamos en problemas. Son los temas que hay que convertirlos en políticas de Estado. Hasta que la Argentina no madure en ese punto, vamos a tener dificultades. También hay intereses económicos y, en muchos casos, eso termina pesando más.

JL PAR