viernes 27 de enero de 2023
MODO FONTEVECCHIA PANORAMA ECONÓMICO

El blanqueo para la construcción incentiva el incumplimiento y la evasión

El tributarista Sebastián Domínguez, asegura que la medida “solo beneficia a los que no cumplieron”. A su vez, advierte que el  anuncio de un regimen más beneficioso es un “virtual congelamiento" del blanqueo vigente.

23-01-2023 07:34

Poco más de una semana pasó desde que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó la extensión del régimen de blanqueo de capitales, también para la compra de construcciones usadas, que podrán destinarse a vivienda permanente o para alquiler con un mínimo de diez años de arrendamiento. Eso, en el marco del decreto reglamentario 18/2023, del "Programa de Normalización para Reactivar la Construcción Federal Argentina" publicado el 13 de enero último en el Boletín Oficial.

El  beneficio estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2024 y, a su vez, la reglamentación establece como requisito que “tratándose del inmueble afectado a locación con destino exclusivo a casa habitación, el locatario no deberá resultar titular de ningún inmueble, cualquiera sea la proporción”

Blanqueo de Capitales: qué dice el proyecto de Sergio Massa y a quiénes beneficia

Una reglamentación poco flexible

El tributarista Sebastán Domínguez, en diálogo con Modo Fontevecchia, analizó algunos puntos que podrían, eventualmente, generar situaciones conflictivas. Respecto de los requisitos establecidos, el especialista señala que “la reglamentación establece un requisito que debería ser más flexible, porque sucederá que alguien compre el inmueble usado, lo ponga en alquiler y el locatario quizás sea propietario de una cochera”.

La realidad es que, si bien se trata de un inmueble, no se puede vivir en él. Pero, según la reglamentación no se le podrá alquilar a esta persona el inmueble”. La normativa es negativa en la exigencia de que el locatario no tenga inmuebles en ninguna proporción. Podría pasar que tenga una simple baulera o sea heredero del 5% de una cochera y, solo por eso, quedará fuera de la posibilidad de alquilar un inmueble a un propietario adherido al blanqueo

Tratar de comprobar que esa persona no tenga inmuebles en ninguna proporción, tarda tiempo, es antieconómico, quien va a alquilar debería asumir el costo, lo que le bajaría la rentabilidad del alquiler. A su vez, destaca que si bien “podría aumentar la oferta de inmuebles para los inquilinos, es condicional: habrá que ver cuántos optan por comprar un inmueble para alquilarlo diez años, en un contexto de incertidumbre donde es muy difícil planificar algo a un año”.

Blanqueo para la construcción: qué datos tengo que informar para participar

Cero beneficio para quienes cumplieron 

La contracara de los sistemas que permiten ingresar los capitales no declarados al mercado, está presente. “La parte negativa es, en primer lugar, que no hay beneficio para los que cumplieron, todo lo contrario, el beneficio es solo para quienes incumplieron y pueden adherirse al blanqueo, con un costo tributario menor que el que sí cumplió”. 

En segundo lugar, en los blanqueos, generalmente “se aplica una alícuota o impuesto especial y se condona el resto, se da el beneficio de no pagar todos los impuestos adeudados”. En concreto, se libera del impuesto al valor agregado “a los bienes personales, a las ganancias, se exime de los delitos de evasión y la falta de liquidación de divisas. Esa es la estructura de un blanqueo”, explicó el especialista. “No se pagan proporcionalmente los impuestos adeudados, porque sería aplicar una suerte de moratoria, que permitiría al contribuyente regularizar su situación en cuotas, con una quita de capital del impuesto”. 

Además señaló que el efecto que se desprende de este tipo de medidas es que “a lo largo de los años, generan que las personas dejen de cumplir con la normativa pensando que en el futuro otro blanqueo les resolverá la evasión. Si Argentina quiere ir hacia un país que cumpla con las normas tributarias debería ir hacia otro lado y no hacia la generación de blanqueos constantes”, afirmó.  

Blanqueo de capitales: cinco puntos fundamentales del proyecto

Virtual “congelamiento” del blanqueo para la construcción 

Domínguez señala que otro conflicto surgió cuando “el Gobierno hizo trascender el anteproyecto de un potencial nuevo blanqueo mucho más económico que los vigentes, con lo cual es probable que, quien hoy tiene que blanquear, espere y especule para ver si se sanciona la nueva ley”.

Recordemos que el anuncio de este nuevo blanqueo fue a raíz del acuerdo firmado con Estados Unidos de intercambio de información automática. Entonces, con el acuerdo firmado, en vigencia desde el 1 de enero de 2023, y con información que Argentina estaría recibiendo para septiembre del 2024, el gobierno informó que comenzará a detectar cuentas no declaradas y anunció el envío de un nuevo proyecto de blanqueo al Congreso. 

El tributarista advierte que “el solo hecho de anunciar un nuevo blanqueo más flexible que los actuales, genera como efecto que nadie ingrese y, salvo una urgencia o necesidad de resolver algo en lo inmediato, quedarán esperando”. 

Cuándo comienza a regir el intercambio de información con EEUU y qué esperar del blanqueo

Sin exigencias de afectar a un uso particular

“El nuevo régimen sería más económico y por eso, quien hoy tiene la necesidad de blanquear evitará entrar en el régimen vigente y quedará a la espera. Ello porque además el nuevo sistema, no tendría exigencias respecto de en qué invertir los fondos blanqueados”

“Hoy quien ingresa al blanqueo de la construcción, debe comprar una obra privada nueva o un inmueble usado con las restricciones y condiciones reglamentadas. Sin embargo, en caso de sancionarse la nueva ley, solo se tendrá que depositar los fondos y luego podría retirarlos, mantenerlos en efectivo, comprarse un auto, un inmueble,  girarlos al exterior o destinarlos a cualquier inversión. Una situación mucho más flexible”.

Resume el especialista, que el blanqueo de la construcción, efectivamente, solo sirve “para quien ya habiendo blanqueado los fondos, los tenía depositados en el banco y todavía no había adquirido el inmueble nuevo”. Quizás un inmueble en pozo, que tenía que pagar cuotas y ahora podría optar por comprar un inmueble usado. “Esto implica, entonces, un virtual congelamiento en el blanqueo de la construcción. Nadie ingresará en estos días, solo servirá para quienes ingresaron antes”, concluyó.

FM JL