martes 05 de julio de 2022
MODO FONTEVECCHIA Comicios presidenciales

El día después de las elecciones en Colombia

Con el voto antisistema como insignia, el país encara el balotaje entre los candidatos Gustavo Petro y Rodolfo Hernández.

31-05-2022 08:02

Que la izquierda haya quedado a un ápice de acceder por primera vez en la historia a la Casa de Nariño no significa que la tenga fácil el candidato Gustavo Petro. No tiene enfrente a un candidato de la politiquería, como llaman en Colombia a la casta de los partidos tradicionales, sino a Rodolfo Hernández, un empresario excéntrico que, desde la derecha, aboga como él por el voto contra el sistema.

En la segunda vuelta del 19 de junio, el senador ex M-19, Petro, querrá revalidar el 40,3% de los sufragios que obtuvo el domingo, mientras que el ingeniero Rodolfo Hernández, ex alcalde de Bucaramanga, procurará dar vuelta el resultado con un caudal considerable del 28,5%.

"Elecciones en Colombia: triunfó Gustavo Petro pero irá a balotaje con Rodolfo Hernández"

Ambos, con discursos diametralmente opuestos, derrotaron a las élites conservadoras y liberales que gobernaron durante dos siglos el país y buscarán capitalizar el descontento de los colombianos con la clase dominante. El descontento desató protestas masivas desde 2019 que se extendieron durante dos años a pesar de la pandemia.

Los partidos tradicionales recibieron una bofetada por no estar a la altura de las circunstancias. En especial, el presidente Iván Duque, con más de un 70% de imagen negativa.

Los conservadores del expresidente Álvaro Uribe quedaron por primera vez fuera de juego en 20 años por sus enredos judiciales, así como los liberales de César Gaviria, renuentes a un sellar un pacto con Petro. Petro, de 62 años, necesita dos millones de votos más. Muchos frente a un magnate, “el Trump tropical”, que se ha convertido en una estrella de una red para adolescentes, TikTok, a sus 77 años.

A los ojos de los colombianos, el outsider no es Petro, sino Hernández con un discurso antifeminista y antiinmigrante con respecto a los venezolanos. Un rival incómodo para Petro. Al punto de estar igualados en un 47% de los votos para la decisiva segunda vuelta.

CB PAR