viernes 01 de julio de 2022
BLOOMBERG ELECCIONES PRESIDENCIALES

Rodolfo Hernández, la sorpresa del magnate que irá segunda vuelta electoral en Colombia

Gustavo Petro cedió su condición de favorito para la a un empresario de la construcción de 77 años poco conocido, lo que señala que los votantes están cada vez más dispuestos a apostar por líderes inciertos que prometen cambios.

30-05-2022 17:02

Gustavo Petro cedió su condición de favorito para la presidencia de Colombia a un magnate de la construcción de 77 años poco conocido, lo que señala que los votantes están cada vez más dispuestos a apostar por líderes inciertos que prometen cambios.

El sorpresivo avance de Rodolfo Hernández al segundo lugar en las elecciones del domingo da vía a una segunda vuelta el 19 de junio con Petro, exalcalde de Bogotá cuyo programa incluye propuestas para marchitar gradualmente las industrias del petróleo y el carbón.

Petro, de 62 años, era señalado como el favorito para convertirse en el primer líder izquierdista de Colombia, pero tras esta sorpresa otros candidatos ofrecieron rápidamente su respaldo a Hernández, lo que podría inclinar la balanza a su favor. Se espera que los mercados repunten el martes después de un feriado por la convicción de que cualquiera sería mejor que Petro.

Duran Barba analiza las elecciones en Colombia y la instalación de los outsiders en América Latina

El resultado le cambia el panorama a Petro, quien se presentó como un agente del cambio a diferencia de Federico Gutiérrez, el candidato conservador percibido como la personificación de las políticas de la Administración saliente. Quedó en tercer lugar y no logró pasar a la segunda vuelta.

“La incertidumbre se multiplica porque tenemos un candidato que quiere un cambio profundo en las políticas y el otro del que no tenemos ni idea qué propone”, dijo Mario Gómez, socio gerente para Colombia de la firma de asuntos públicos y consultoría de negocios Prospectiva. “Ese miedo y ese pánico que genera Petro es tan fuerte que ahora es sea lo que sea, cualquiera menos Petro”.

Ahora, Petro, cuyo recorrido político lo llevó de guerrillero a alcalde de la capital y luego a senador, de repente se enfrenta a un auténtico comodín en Hernández, un empresario de temperamento fuerte, malhablado y con tendencias populistas cuya única experiencia política es como exalcalde de la ciudad de Bucaramanga.

Quién es el exguerrillero Gustavo Petro, el favorito de las elecciones presidenciales de Colombia

“Queremos un cambio, no un suicidio”, dijo Petro el domingo por la noche durante su mitin de campaña acompañado en tarima por su esposa, hijos y su compañera de fórmula.

Su posible malestar ante una carrera contra Hernández se evidenció cuando repitió una frase de campaña que Gutiérrez había pronunciado en su contra, diciendo que “no podemos saltar al vacío”.

El resultado sacude la carrera presidencial en el tercer país más poblado de América Latina después de que los votantes de Perú y Chile eligieran presidentes no convencionales en el último año. Es otra indicación de cómo el deseo de cambio impulsado por las desigualdades que quedaron expuestas por la pandemia y exacerbadas por la inflación conduce a resultados políticos impredecibles.

Hernández pasó el día de las elecciones en la piscina de su casa en la ciudad de Bucaramanga, cerca de la frontera con Venezuela. Su discurso después de que se dieron a conocer los resultados fue por video, transmitido por él mismo sentado solo en la cocina mientras sus seguidores se manifestaban en una plaza pública de la ciudad.

Elecciones en Colombia: 7 claves de las presidenciales que podrían dar un histórico triunfo a la izquierda

Ha adoptado las redes sociales como su estrategia de comunicación más efectiva, volviéndose viral en TikTok con videos que critican a los políticos corruptos y dicen que todos deberían ir a la cárcel. La naturaleza virtual de su campaña significa que ha podido evitar en gran medida recorrer el país, prefiriendo pasar los fines de semana con la familia en lugar de realizar mítines y tomar fotografías con seguidores.

Hernández está bajo investigación por potencialmente favorecer a su hijo en una licitación pública cuando era alcalde de Bucaramanga y renunció anticipadamente al cargo debido a la investigación. También ha sido captado por cámara abofeteando a un oponente político y, a menudo, usando improperios en argumentos públicos.

“Hernández ha entrado en la carrera de segunda vuelta con una ventaja dado el probable apoyo de los votantes conservadores, pero su victoria está lejos de ser un hecho”, dijo María Luisa Puig, analista en Eurasia Group. “La estrecha ventaja de Hernández puede desaparecer rápidamente, ya que es un candidato en gran parte incierto y cuyas responsabilidades aún no han sido expuestas por completo”.

El domingo por la noche, Petro criticó a Hernández diciendo que él ha arriesgado su vida luchando contra la corrupción en Colombia y que la corrupción no se puede combatir con videos de TikTok. Aunque no está claro con qué eficacia podrá convencer a los votantes indecisos para que lo respalden dadas las preocupaciones sobre sus propuestas para reformar las pensiones, el sistema de salud y el aumento de los impuestos.

Lo que está claro es que Colombia se alejará de sus partidos más tradicionales que han dirigido el modelo económico conservador y promercado durante décadas. Pero cualquiera de los candidatos aún dependerá de muchos de esos partidos para lograr que se haga algo en el Congreso.

“Lo único cierto es que no habrá un Gobierno ‘normal’ en Colombia durante los próximos cuatro años”, dijo el analista político Andrés Mejía.