MODO FONTEVECCHIA
Apertura Modo Fontevecchia

El estilete de Claudio Tepongo

Los estilos periodísticos son el conjunto de rasgos de expresión propios de una época, persona o género. Cada estilo tiene su propia técnica de trabajo y el periodista deberá regirse por esa misma técnica y modo.

Acto por la incorporación de nuevos integrantes a la Academia Nacional de Periodismo, 2022.
Acto por la incorporación de nuevos integrantes a la Academia Nacional de Periodismo, 2022. | Pablo Cuarterolo

“Hoy 7 de noviembre es el día del canillita, por eso no hay diarios, y del periodista deportivo, quizás un día más oportuno que otros para reflexionar sobre el periodismo. Kant decía que dos cosas llenan mi alma de admiración y respeto siempre crecientes. Se refería a la perpleja curiosidad que le producía el cielo estrellado sobre él y la razón humana que sostenía sus pies. Hoy me desperté con pensamientos sobre otras dos cosas, menos existenciales, sobre el periodismo: las controversias que generaron el último reportaje de Sergio Massa el domingo y mi pedido público ayer a Mauricio Macri para que conceda reportajes a medios que no sea afines, y una serie de colegas que me llamaron proponiendo que un conjunto de periodistas le solicitara lo mismo no solo al expresidente sino al candidato a presidente Javier Milei, remedo de aquel ‘queremos preguntar’ de la presidencia de Cristina Kirchner”.

“Y titulé la apertura de este programa El Estilete de Claudio Tepongo por el personaje de Capusotto sobre un periodista que quería hacerle responder al entrevistado lo que él quería que dijera, por un lado. Por el otro, sobre la obligación de los políticos de conceder reportajes no solo a sus periodistas o medios afines, y al mismo tiempo el respeto con el que merecen ser tratados. Y esta es una opinión personal porque el periodismo no es un ciencia exacta, pienso que el rol del periodista no debería ser un duelista”, destacó Jorge Fontevecchia en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1) en la apertura del martes 7 de noviembre del 2023.

El estilo es una persona, la máscara, aquello que queremos ser y nos transformamos siendo. Puede considerarse como un conjunto de pautas de interpretación, donación de significados y respuestas.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El estilo organiza la conducta, tiene un carácter eminentemente global, es imprescindible para el mantenimiento adaptativo del individuo. El estilo es una persona, la máscara, aquello que queremos ser y nos transformamos siendo. Puede considerarse como un conjunto de pautas de interpretación, donación de significados y respuestas. Dado su carácter globalizador, el Estilo Psicológico es aplicable a muchos campos.

El estilete de Claudio Tepongo, además de la referencia a Peter Capusotto, se lo debemos al filósofo Tomás Abraham, quien hablaba del estilo de su principal influencia, Michel Foucault. En algunos de sus artículos decía que el pensador francés no era un estilista, sino un estilete. A veces, no solo se trata de formas sino también del efecto de esas formas en los interlocutores.

Jacques Lacan, por su parte, famoso por sus estilo críptico, era usado para que los jóvenes analistas se entrenaran en la interpretación del inconsciente.

Marshall Macluhan, teórico de la comunicación, dijo que el “medio es el mensaje”. Es decir, que la forma de un medio se incrusta en cualquier mensaje, creando una relación simbiótica entre el canal del mensaje y su contenido.

Los estilos periodísticos son el conjunto de rasgos de expresión propios de una época, persona o género. Cada estilo tiene su propia técnica de trabajo y el periodista deberá regirse por esa misma técnica y modo.

 

La parodia de Peter Capusotto: Claudio Tepongo

El humorista Diego Capusotto, en su programa “Peter Capusotto y sus videos”, hace una parodia sobre este tipo de reportajes donde el entrevistado busca forzar una respuesta, aún cuando el entrevistado plantea lo contrario.

Capusotto presenta la serie de parodias como un “periodismo inquisitivo” que busca la “verdad adecuada” y lo titula como “Vas a decir lo que necesito que digas”. En esta serie de entrevistas, el periodista Claudio Tepongo entrevista a  un “músico de rock” a quien le  insiste con distintos temas de la intimidad que el músico niega durante toda la entrevista, aunque Claudio Tepongo continúe insistiendo.

Por otro lado, Capusotto realiza una especie de “Ranking de Credibilidad”, donde se coloca, como periodista, en una posición superior al entrevistado, parodiando lo que muchas veces hacen los profesionales, regalando una metáfora que lleva a los periodistas a reflexionar sobre el abuso de la posición dominante y dejando en evidencia un tipo de estilo periodístico.

Los estilos periodísticos son el conjunto de rasgos de expresión propios de una época, persona o género. Cada estilo tiene su propia técnica de trabajo y el periodista deberá regirse por esa misma técnica. Cada uno tiene derecho a tener el estilo que quiera, como Claudio Tepongo.

 

Decálogo de periodistas

Recientemente y frente al aumento creciente de la polarización en los medios de comunicación, en la Academia Nacional de Periodismo se le solicitó a un grupo de académicos que hiciesen los 20 principales decálogos.

1. La viga maestra del periodismo profesional, independiente, ejercido de manera honesta, es una información basada en la verdad.

2. El rol del periodismo en la democracia del siglo XXI es informar, opinar y hacer rendir cuentas a todos los poderes. La información es un derecho, no una mercancía.

3. El periodista debe resguardar su independencia frente a los gobiernos de turno, otros poderes, las empresas privadas y sus propias audiencias.

4. Se recomienda distinguir la información de la opinión, incluso en las redes personales del periodista.

5. Las noticias deben estar separadas claramente del contenido sponsoreado por empresas, partidos políticos, asociaciones sociales o particulares.

6. La libertad de expresión tiene una limitación de hierro: no incitar al odio ni a la violencia, de modo que deben evitarse las agresiones verbales o escritas.

Marcelo Longobardi lapidó a Mauricio Macri: "Les da entrevistas a alcahuetes que no sé si son rentados"

7. El periodista debe atribuir la información. Siempre que sea posible, debe identificar al emisor con nombre y apellido (“on the record”). Cuando la información es difundida por personas que no quieren identificarse (“off the record”), el periodista debe aportar datos que ayuden a evaluar esa información, siempre que no pongan en riesgo el compromiso de anonimato.

8. Los errores deben ser corregidos e informados a las audiencias lo más rápido posible.

9. El secreto profesional está protegido por el artículo 43 de la Constitución, no como un privilegio personal sino por su función en beneficio del derecho de la ciudadanía a ser informada de manera fidedigna, especialmente cuando se trata de información que los poderes intentan ocultar.

10. Antes de dar a conocer una información que pueda resultar acusatoria, se debe recurrir a las personas o entidades que son objeto de esa información, para que den su visión de los hechos.

11. Deben evitarse los comentarios sexistas, racistas y los prejuicios de cualquier tipo; al igual que las generalizaciones que afecten a personas por su etnia, nacionalidad, ideología, religión, sexo, educación o condición económica, o que se basen en prejuicios de cualquier otra índole.

12. El periodismo profesional rechaza el plagio, los sobornos, las extorsiones y otras prácticas similares. Ningún periodista debe aceptar pagos, retribuciones, dádivas ni privilegios que pudieran influir en el contenido de su trabajo. Problemas que venimos viendo en la Academia desde que los periodistas son independientes de sus medios.

13. La búsqueda de primicias no justifica poner en riesgo la vida de una persona, entrometerse en el trabajo de la Policía en una toma de rehenes, ni obstaculizar la labor de los jueces de manera deliberada.

14. Los periodistas darán cobertura a las noticias de interés público de una sociedad democrática. Las personas públicas están sometidas a un mayor escrutinio, pero sus vidas privadas sólo serán de interés cuando afecten al bien común, al uso de los recursos del Estado, a la vida de otras personas, de manera directa o indirecta, o cuando ellas mismas las expongan.

Longobardi contó que Macri lo agredió por WhatsApp 

15. En toda noticia se respetará el principio constitucional de inocencia de las personas hasta que el fallo confirme la culpabilidad. No se publicarán fotos ni nombres de menores de edad vinculados a causas judiciales.

16. El uso de cámaras, micrófonos ocultos u otros métodos no convencionales para lograr datos u obtener testimonios puede ser utilizado sólo cuando se viera involucrado un bien o valor público mayor al derecho a la intimidad de las personas; y, además, cuando se hayan agotado los métodos convencionales de búsqueda de información.

17. Las fotografías y los videos deben ser auténticos. Si se realiza un montaje con fines ilustrativos se debe explicitar claramente que se trata de una recreación.

18. Los periodistas deben dar a los datos que les lleguen a través de las redes sociales u otros canales digitales el mismo tratamiento de verificación y contrastación que aquellos surgidos de las fuentes tradicionales de información.

19. Las buenas prácticas periodísticas se recomiendan no sólo para la tarea que los periodistas realizan en los medios sino también para la actividad que desarrollan en sus propias redes sociales.

20. Es obligación de los periodistas respetar las leyes y el sistema que fundamenta y protege nuestra profesión, la democracia republicana, garantía del pluralismo y el respeto a las minorías. Un debate democrático es el que admite la pluralidad de voces y miradas que conviven en una sociedad.

Esta pluralidad de voces me recuerda al pedido hacia Javier Milei y Mauricio Macri para que se presenten a dar reportajes en medios que no son afines. El respeto es un elemento central, sobre todo desde el lado del periodista, que no es un duelista.

VF JL