jueves 02 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA NUEVA LEGISLACIÓN

El matrimonio igualitario está a punto de ser ley en Estados Unidos

Gracias al apoyo mayoritario de los demócratas y de algunos republicanos, se reconoce la igualdad de las uniones entre personas del mismo sexo. Además, se reconoce la libertad religiosa.

01-12-2022 07:43

El casamiento entre personas del mismo sexo está a punto de ser aprobado por ley en Estados Unidos después de que el Senado de ese país aprobó con el voto en contra de 36 legisladores republicanos la Ley de Respeto del Matrimonio.

El texto reconoce la igualdad de las uniones con independencia del sexo de los contrayentes. Los votos a favor fueron 61, es decir, apenas uno más de los necesarios pare evitar que la propuesta quedara bloqueada en el Senado.

La ley queda ahora para la Cámara de Representantes, en la que presumiblemente la votación repetirá las pautas de la del Senado: la totalidad de la mayoría demócrata la respaldará y la oposición republicana se dividirá entre los que están a favor y en contra.

Mundial Qatar 2022: Estados Unidos renueva su escudo con el arcoíris LGBTQ+

La Ley de Respeto del Matrimonio tiene un significado simbólico, porque en la práctica no cambia la regulación de las uniones en Estados Unidos, donde los Estados pueden negarse a emitir licencias matrimoniales a personas del mismo sexo, aunque en realidad eso no pasa en ningún sitio.

La nueva legislación derogará la Ley de Defensa del Matrimonio, aprobada en 1996, por un Congreso de mayoría republicana, durante la presidencia del demócrata Bill Clinton, que establecía que las uniones matrimoniales solo podrían ser entre un hombre y una mujer.

El "arcoiris" de la discordia: la intolerancia hacia las expresiones LGBTQ+ opaca el Mundial

En aquella ocasión, el texto legal fue sancionado con el voto a favor de la mayoría republicana y la división de la oposición demócrata, es decir, exactamente lo contrario de lo que ha sucedido en la Ley de Respeto del Matrimonio. La Ley de Defensa del Matrimonio ya había sido declarada inconstitucional por el Supremo en 2015, aunque no ha sido derogada oficialmente.

El texto también reconoce la libertad religiosa, evitando que se pueda obligar a instituciones religiosas como las Iglesias a celebrar bodas del mismo sexo.

JL