MODO FONTEVECCHIA
REPOSICIONAMIENTO

El operativo Macri para conducir una nueva etapa del PRO

El PRO se encuentra en una encrucijada política ante la votación del proyecto de ley ómnibus, evidenciando tensiones internas y cuestionamientos sobre su rol opositor. En paralelo, surge un respaldo a Mauricio Macri para presidir el partido, planteando un posible reagrupamiento ante la nueva configuración política.

El operativo Macri para conducir una nueva etapa del PRO
El operativo Macri para conducir una nueva etapa del PRO | Télam

En el actual escenario político, las dinámicas del PRO están experimentando una reconfiguración significativa, particularmente en relación con el proyecto de ley ómnibus. La posición de Patricia Bullrich, actual Ministra de Seguridad y líder del PRO, ha generado ciertas tensiones al anunciar el respaldo del partido al proyecto en la sesión, poniendo en tela de juicio el papel de Juntos por el Cambio como oposición, explicó Claudio Mardones en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Este episodio se inserta en un contexto de conflictos internos en Juntos por el Cambio, especialmente entre Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, y coincide con la consolidación de un gobierno liderado por Javier Milei, capturando una porción considerable de los votos de Juntos por el Cambio y del propio PRO.

La intervención de Cristian Ritondo, presidente del bloque PRO, respaldando el proyecto en la sesión, ha desatado debates sobre la coherencia y fortaleza del partido como fuerza opositora.

Patricia Bullrich dijo que la Ley Ómnibus debe "tratarse ya": "Cuando los cambios son tantos y se deforma el objetivo, ya no sirve"

Esta situación se da en medio de un movimiento interno respaldado por 20 presidentes provinciales del PRO, quienes expresan su apoyo a la posible vuelta de Mauricio Macri a la presidencia del partido. Este movimiento se percibe como un intento de reorganizar el partido, en respuesta a la derrota interna y al surgimiento de una ultraderecha liderada por Milei.

La eventual designación de Macri como presidente del PRO se vislumbra como un paso estratégico para consolidar una nueva mayoría dentro del partido, marcando una respuesta frente a la emergencia de Milei y replanteando la dirección política del PRO. Las decisiones tomadas en la votación en la Cámara de Diputados se presentan como cruciales para definir el futuro del partido y su relación con Juntos por el Cambio. 

Los movimientos internos dentro del PRO

De hecho, basta ver una firma dentro de los 20 que están detrás de la candidatura de Mauricio Macri al frente del PRO: el presidente del PRO cordobés, Oscar Agost Carreño, diputado de Hacemos Coalición Federal, uno de los negociadores en esta mesa política. Agost Carreño es una figura que está dentro de ese conglomerado de 23 votos que pueden condicionar a La Libertad Avanza. Sin embargo, es uno de los firmantes de este documento que se conoció, que para muchos pasó inadvertido y que respalda a Macri como presidente del PRO.

Falta un camino todavía porque la elección va a ser en marzo, pero ya aparece otra señal de un reagrupamiento dentro del principal socio de lo que fue Juntos por el Cambio. En un momento también en donde ese PRO tiene expectantes gobernadores, como el caso de Rogelio Frigerio, más larretista que macrista, pero con un diálogo muy estrecho con el expresidente. 

Piden que Mauricio Macri sea el nuevo presidente del PRO

Ignacio Torres, gobernador de Chubut, otra espada muy importante de diálogo con el expresidente. Jorge Macri, jefe de gobierno porteño, que ha garantizado el regreso del apellido Macri al territorio originario del PRO, que ya conduce por más de 16 años. 

En ese contexto es que el PRO se está reagrupando. Algunos decían que quizás ha llegado el momento de que el PRO se abrace y LLA. Cerca del ex presidente deciden no llamarlo de ese modo. Hablan de una nueva mayoría y parece que eso es lo que se está gestando y la determinación se va a dar en el recinto de la Cámara de Diputados en esta incipiente sesión. 

AO FM