MODO FONTEVECCHIA
Análisis económico

Rodolfo Santangelo: "Va a haber rebote, pero no de la magnitud del 2003"

El economista prevee que en los próximos meses se frenará la caída económica y habrá estabilización, aunque en un piso bajo, para luego entrar en una lenta recuperación. "Vamos a convivir todo el 2024 en un escenario recesivo", anticipó. 

Rodolfo Santangelo
Rodolfo Santangelo | Captura de YouTube

El presidente de Macroview, Rodolfo Santangelo, señaló que el equipo económico del Gobierno es “pícaro” para manejar la emergencia económica actual a corto plazo, pero su verdadera “muñeca” se verá en la resolución de los problemas que se generen a partir de las medidas que están tomando, y no ve que presenten un programa integral a futuro. “En algún momento, la política económica tiene que dejar de mirar el pasado y empezar a resolver las propias trampas que se autogeneran”, declaró en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Rodolfo Santangelo es economista y presidente de Macroview. Se desempeñó dentro del Centro de Estudios Monetarios y Bancarios de la Agencia de Programación Monetaria en el área de estudios externos del Banco Central de la República Argentina.

El último informe del INDEC registra una caída en la industria del 21% en marzo respecto del año anterior y una caída del 42% en construcción. ¿Se pueden resistir a caídas de esta envergadura de manera sostenida sin recuperación por cierta cantidad de tiempo?

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Los datos de actividad del primer trimestre fueron un desastre, dentro de lo esperado, pero un desastre. Es consecuencia de este modelo político económico elegido, que hace todo el sobreajuste inicial, cambiario, monetario, fiscal, inflacionario y encima desemboca en la caída del salario. Obviamente, es demasiado costoso para lo que se busca, pero es el camino elegido. 

La sensación que tenemos en el estudio es que en los próximos meses va a dejar de acelerar la caída en la economía, continúa en caída pero se va a estabilizar en un piso bajo gracias al aporte de los sectores que están más blindados a la crisis, como el agrícola, la minera o el sector energético. Empieza un camino largo de tocar piso y ver cuándo empieza la recuperación. Todo esto es muy costoso, pero el camino elegido requiere que baje la tasa de inflación, que está bajando; que se estabilice el salario real, que empiece a aparecer un proceso de crédito. Va a ser un proceso lento, yo te diría que vamos a convivir todo el 2024 en un escenario recesivo. 

El INDEC difunde la inflación de abril y se espera un dígito, mientras el poder adquisitivo cae en picada

Quedará para tu pregunta de sostenibilidad si a finales de este año o principios del año que viene se empieza a ver al final del túnel la luz que refleja una recuperación. No vamos a quedarnos en estos niveles insólitamente bajos, va a haber rebote. El tema es cuándo podemos volver, en un ambiente de inflación más baja, a los valores que teníamos antes de la crisis, no solamente de ésta, sino de la crisis acumulada que venimos trayendo desde hace 10 años. Es muy costoso, va a ser un proceso muy largo. Tiene que ver con la estructura política y económica que tenemos a partir de este año. 

Inflación núcleo: ¿sirve para pronosticar lo que pasará en los próximos meses? 

A esa hipótesis del rebote se oponen estudios de la Universidad de Chicago, que fundamentan con las cinco veces que se han aplicado programas recesivos con el objetivo de bajar la inflación en Estados Unidos, donde concluían que en 18 y hasta 24 meses todavía se sentían los efectos de la reducción económica y de la pérdida de empleo. El rebote me lleva al recuerdo de lo que fue el 2002 después dé una caída vertiginosa, que hizo que al año se de un crecimiento también bastante vertiginoso. ¿Es posible que todavía no se haya llegado al piso y que la caída todavía no se note porque hay un efecto en el que la empresa que deja de producir empieza a despedir empleados que se quedan sin ahorros eventualmente? ¿Es posible que dure más que este año una contracción de la economía?

Son dos cosas distintas. Lo del 2003 no fue un rebote, fue un rebote al que le siguieron 5 años de crecimiento. Argentina, históricamente, tuvo dos periodos de crecimiento largo, paradójicamente con dos modelos distintos, uno del 91 al 98, después del colapso hiperinflacionario, y otro del 2003 al 2011, después del colapso 99-2001. El primer año fue rebote, pero después fue un proceso de crecimiento. Nadie sabe si este va a ser el tercer periodo de crecimiento, yo no lo creo, pero no se sabe. 

Rebote significa que después de tocar piso haya una recuperación en donde en algún momento del año que viene estemos en donde estábamos a mediados del año pasado. Es cierto que en estos modelos, que son más parecidos a Álvaro Alsogaray y Roberto Alemann que al plan de convertibilidad o al Plan Austral, las recuperaciones son más lentas. Yo creo que la economía va a tocar piso, lo está haciendo estadísticamente, obviamente no se siente en el conurbano bonaerense pero sí en otras partes del país.

Un mal plan desinflacionario de dos mastines ingleses 

Va a ser un proceso largo, sobre todo porque en esta política económica no vamos a tener “planes platita”, aumento del gasto público o emisión monetaria, lo cual es bueno, pero tenés que tener algo que lo compense y ahí la reacción del sector privado la veo lenta, empieza a jugar la caída del empleo y del salario real. Estamos con tasas de interés mínimas que no veíamos desde hace mucho tiempo y la gente está golpeada. Creo que en una mezcla de respuesta a tus preguntas, va a haber rebote pero no de la magnitud del 2003. Va a ser un proceso largo hasta recuperar los valores que teníamos a mediados del año pasado. Argentina es una economía que desde hace más de una década está estancada. 

El RIGI propuesto por el Gobierno puso en alerta a sectores de la economía argentina 

Economistas ortodoxos, como Domingo Cavallo, pusieron en duda la baja de la inflación. Cavallo dice que va a haber una especie de meseta difícil de perforar que se quedará en un 6% mensual, lo que indica una inflación muy alta para 2025. ¿Crees que hay una especie de meseta difícil de perforar con este plan económico respecto de la inflación?

Creo que la meseta no, lo que hay es una inercia. Dejame exagerar, pero hasta ahora la tasa de inflación se viene comportando casi como lo previsto. Hubo un primer cuatrimestre, de diciembre a marzo, de altísima aceleración inflacionaria que dio un cuatrimestre de 90% acumulado. Abril era el momento en donde debía empezar el dígito y estaba a 9%. Ahora viene un proceso descendente, creo que se va a dar la meseta que mencionás, mayo puede dar un 6%, vamos a seguir cayendo pero con una inercia. Acá no estamos yendo a 2% mensual a los dos meses del 91 como en la convertibilidad.

Entonces, hay una inercia que va comiendo colchones. Va comiendo el colchón del tipo de cambio, porque al 2% sigue perdiendo y va retardando la recuperación del salario real, porque más allá de que suba cuando la inflación es 6% cuesta recuperarse. Así como soy pesimista en la actividad soy optimista en la inflación, creo que la inflación va a bajar con inercias. Va a quedar una mochila de un tipo de cambio exageradamente bajo hacia fin de año, una mochila de un salario real que no se va a recuperar del todo, va a haber mochilas que la política económica va a tener que encarar. 

En algún momento la política económica tiene que dejar de mirar el pasado y empezar a resolver las propias trampas que se autogeneran para encarar esta emergencia, ahí es donde veremos la muñeca del equipo económico, que hasta ahora fue pícaro para manejar esta emergencia pero que no presenta un programa económico integral a futuro para ver cómo resuelve las auto-trampas que se fue armando en el camino para salir de la emergencia. 

Siguiendo esa inercia y esa mochila, si en 2025 la inflación termina siendo de 40% o 50%, ¿no crees que en determinado momento, entre la recesión generada versus el logro obtenido, la sociedad empieza a ver que no valió la pena?

Puede ser, la sociedad es soberana en su decisión. Creo que hacer todo este esfuerzo para que la inflación del año que viene sea de 50%, es fracasar. Todo esto tiene que apuntar a que la tasa de inflación del año que viene se haga más baja, casi la mitad de eso. Si no logra que sea a la mitad, la verdad que un superávit fiscal, restricción monetaria y atraso cambiario para tener 50% de inflación me parece que es demasiado costo, es como cortarse la gamba para que te den el asiento en el colectivo. 

Alejandro Gomel: ¿Ve posibilidades de que vengan inversiones y que se pueda levantar el cepo en un mediano plazo?

Van a venir las inversiones esas que si no vienen ahora se pierden la oportunidad, como es el típico ejemplo de la minería o la energía, ahí donde hay oportunidades específicas. Si se aprueba el Régimen de Incentivo a la Gran Inversión (RIGI) puede ser que haya una buena inversión pero nada generalizado, sino algo enfocado en esos sectores. 

Respecto al cepo, nuestra postura viene desde el 2016: nos oponemos a que el debate sea liberar completamente el cepo o quedarnos como estamos, porque sino vamos siempre a los extremos. Lamentablemente Argentina es el país de los extremos, no es cepo sí o cepo no, el debate es ver qué cosas hay que empezar a levantar. A nosotros lo que nos gustaría es una agenda cambiaria que vaya levantando restricciones, hay que mantener algunas regulaciones, Argentina no está para mantener un mercado único y libre de cambio, pero sí una agenda cambiaria que vaya sacando restricciones. En particular, la restricción que menos nos fuerza de todo este proceso es eso de que las importaciones no se puedan pagar. 

El Banco Central está acumulando reservas y eso está bueno, pero fundamentalmente porque el importador no puede pagar, todo eso es un dolor de cabeza  para los empresarios y para los precios de la economía. No es cepo si o cepo no, es agenda cambiaria a futuro, donde se permita que los importadores paguen e ir estableciendo un esquema cuyo destino final en el tiempo será el mercado cambiario libre, pero no ahora. 

Como Fenómeno una maravilla, como Presidente un desastre 

Tanto vos como tu socio Melconian han hecho de la comunicación de la economía una tarea didáctica y apelan continuamente a metáforas que hacen entendible la situación que se está tratando, como el ejemplo de cortarse la pierna para tomar el asiento del colectivo con el fin de explicar la dimensión de la desproporción enorme que existirían entre los costos y los logros de la economía. ¿Cómo tomás que el presidente le tome el pelo a Melconian?

A mí ese estilo no me gusta, creo que el presidente de la república tiene que estar un escalón arriba de todo eso. Carlos siempre hace todo con respeto, hay que mantener el respeto. A nosotros siempre nos gusta más hablar con gente que no opina como nosotros para aprender, la verdad que el respeto, el diálogo y el intercambio de opiniones es importante. Nosotros nos la pasamos teniendo reuniones donde discrepamos y no se trata de quién tiene la razón, sino de llegar a las mejores conclusiones. Sería bueno que el presidente se ubique un escalón encima del debate y no caiga en esas cosas, básicamente te digo que debe estar por encima de todas esas discusiones casi de discusión política electoral y no de construcción del país. 

Carlos Melconian sobre la baja de la inflación: "Estamos en un bartoleo berreta" 

Como modelo científico, la crítica y la duda son parte del proceso del aprendizaje y nunca creer que uno tiene toda la razón. Es decir, ahí hay una incomprensión epistémica más allá de las formas en las que se expresa. 

La precondición número uno tiene que ser la buena fe, uno tiene que ver la buena fe del otro lado. Podría llegar a entender al presidente si creo que del otro lado hay mala fe, pero no es el caso de las conversaciones o de los comentarios que hace Carlos, que nunca están basados en la mala fe. Uno contribuye con el propósito de mejorar el entendimiento de los temas. En particular, creo que Milei se refirió a la dolarización cuando cargó a Carlos, donde la realidad puso en evidencia que lo que sosteníamos en ese momento era correcto. Argentina no ha dolarizado la economía porque no se podía. Esos estilos tan confrontativos no son la manera en la que nosotros trabajamos. 

VFT