martes 29 de noviembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA CONFLICTO INTERNACIONAL

Rusia apura la anexión de las regiones ocupadas en Ucrania

Mientras la guerra continúa, cuatro zonas apropiadas en territorio ucraniano se encuentran llevando a cabo referéndums para decidir si son parte de los dominios, pese a que el país presidido por Volodímir Zelenski y los aliados occidentales se oponen.

26-09-2022 07:58

Mientras la movilización de 300.000 reservistas con experiencia militar previa, ordenada por Vladimir Putin, agita las aguas en Rusia, y la guerra continúa su escalada, cuatro regiones ocupadas de Ucrania realizan desde el viernes referéndums organizados por el Kremlin para decidir si forman parte de sus dominios.

Ucrania y sus aliados occidentales rechazan esas consultas. Las consideran ilegítimas y carentes de libertad e imparcialidad. Sus resultados no serán vinculantes pero Putin, como ocurrió con la realizada en Crimea en 2014, pretende utilizarlas para justificar la invasión. E incluso expresó su disposición a utilizar armas nucleares a fin de proteger esos territorios, lo cual encendió todas las alarmas.

Las autoridades de las regiones separatistas de Luhansk y Donetsk, que conforman el corazón industrial del este de Ucrania conocido como el Donbás, así como las de Jersón y Zaporiyia, anunciaron súbitamente la semana pasada la convocatoria a los referéndums.

La "farsa" del referéndum de Putin en Ucrania continúa con soldados armados puerta a puerta

Las fuerzas rusas y los contingentes separatistas locales tomaron prácticamente toda la región de Luhansk, pero sólo controlan aproximadamente el 60% de la región de Donetsk. El lento ritmo de la ofensiva de Rusia en el este y las acciones de Ucrania para recuperar partes de la región de Jersón obligaron a funcionarios de Moscú a señalar que los referéndums iban a aplazarse hasta noviembre.

Sigue la guerra en Ucrania con desenlace incierto
Sigue la guerra en Ucrania con desenlace incierto

Desde que las fuerzas rusas irrumpieron en la región de Jersón y parte de la región de Zaporiyia, las autoridades nombradas por Moscú en ambas zonas cancelaron las emisiones televisivas ucranianas y las sustituyeron con programación rusa. Han entregado pasaportes rusos a los habitantes, introdujeron el rublo como moneda e incluso emitieron matrículas rusas para vehículos a fin de preparar la incorporación de esos territorios a Rusia.

Los referéndums de cinco días se efectúan sin observadores independientes y con un amplio margen para amañar los resultados.

BL JL