domingo 02 de octubre de 2022
MODO FONTEVECCHIA RADIOGRAFIA REAL

The Crown, la serie que desnudó la intimidad de Isabel II

La editora cultural de Perfil, Adriana Lorusso, analizó el fenómeno detrás de la serie de Netflix. Además, habló sobre las expectativas alrededor del reinado de Carlos III y el futuro de las monarquías en el próximo siglo.

09-09-2022 13:36

La periodista  Adriana Lorusso afirmó que "The Crown no tiene un papel proselitista de la monarquía porque muestra aspectos muy negativos que son bastante grandes", a su vez enfatizó: " Isabel II, mantuvo ese valor de la continuidad y certidumbre de una institución que se mantiene siempre fiel a sí misma, sin importar los desastres políticos de alrededor", analizó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Cuánto hay de veracidad del relato de la serie The Crown?

Es una serie tan importante, con un éxito impresionante, y que aún le faltan al menos dos temporadas, y justo se da en este momento en que la Reina se muere, e inevitablemente todos los que vimos la serie The Crown, pensamos en la serie. 

Al respecto de la veracidad, no es una serie que intervenga fuertemente en el relato de la historia de Inglaterra. Sigue más bien una cronología de eventos. Se mete en la vida privada de la Reina, es decir, que es un terreno difícil al hablar de veracidad, porque siempre el autor de un texto de ficción, sobre la vida de un personaje real, imagina situaciones que nunca vamos a poder comprobar ni ver porque suceden a puertas cerradas.

En el relato político suele pasar también: cómo sabemos lo que pasa en la intimidad de Cristina, es casi imposible saberlo. Cualquier obra de ficción va a trabajar sobre ese terreno incógnito de la historia, pero creo que lo hace muy bien la serie, nos da una imagen de esta mujer tan sobria, con tanta austeridad de emociones y gestos.

Reina Isabel II: la historia llevada a la ficción

Nos permite pensar que, en pleno Siglo XXI, hay un grupo de personas en el mundo que pertenecen a instituciones muy antiguas como las monarquías y que son casi esclavas de esas instituciones, viven una vida en la que tienen que responder por todo lo que hacen.  Esto algo que The Crown nos mostró a todos con mucha verosimilitud, cómo era la vida de Isabel.

¿Cumple el papel proselitista de la monarquía o no, esa acusación que hacen del ala izquierda del partido laborista?

No lo creo, porque esos aspectos negativos que muestra de la monarquía son bastante grandes. Simplemente con tratar de mantener una veracidad es imposible pensar que la monarquía es una institución que tenga mucho sentido.

Ayer estaba cerrando una nota para Noticias y, una de mis colaboradoras más habituales, me contaba que en los diarios ingleses había varias notas sobre qué representaba, en un momento de crisis tan grande, el hecho de que se muriera la Reina. Ese papel que tenía de la roca de continuidad de los procesos políticos, casi una figura maternal. Incluso ese aspecto de la monarquía lo hemos visto totalmente bombardeado en otras, como con Juan Carlos en España.

Carlos III llegó al Palacio de Buckingham y se prepara para su proclamación

Y algo interesante para nosotros es que le hemos dedicado más páginas a la monarquía inglesa que a la española, que está más cerca de nuestra identidad y de nuestro pasado.

Hoy hablábamos que quedan la mitad de monarquías que las que había hace 50 años ¿Perdurarán en el Siglo 22, quedará sólo la inglesa?

Algo que se le reprocha a casi todas los reinados es lo cara que es para los Estados, son familias de gente muy rica que, de todas maneras, el Estado las mantiene, y no solamente al Rey y Reina. Este es un punto en contra. Igualmente, dada mi formación en la cultura, creo mucho en lo simbólico, y creo que en el caso de Isabel, este valor es el de la continuidad y certidumbre de una institución que se mantiene siempre igual a sí misma, frente a los cambios políticos constantes y a sus desastres.

"Carlos III se estuvo preparando toda la vida para este lugar" 

Cuando hablábamos de la serie, vale decir que la misma marca la devoción de Isabel por el pueblo británico y de la Commonwealth y cómo ella sacrifica todo en esta función que tiene, y eso es un gran valor simbólico, nosotros en la política nacional no tenemos algo así.

Juani Fernández Juvé (JFJ): Hablando de lo simbólico, la Reina ha tenido algunos gestos, sobre todo con las nuevas generaciones que están bastante alejadas de un protocolo tan rígido. ¿Cómo lo ves a Carlos, el nuevo rey, con estas actitudes similares a los que tenía la Reina, se atrevería este tipo de actitudes?

Hoy veía imágenes de Carlos III paseando con Camila Parker Bowles en el palacio de Buckingham, y es impresionante pensar que este hombre tan cuestionado a lo largo de tantas décadas, terminé ocupando el trono con ella. Pero no hay que olvidar que es alguien que respetó muchísimas de las normas de la Casa Real y estuvo toda la vida preparándose para este lugar. Tiene esa impronta tan interesante, con una carga de marketing respecto de la monarquía española.

La realeza británica tiene una gimnasia mucho más grande en venderse como familia. Y él conoce ese lenguaje muy bien. Además es una persona, en algún punto, desconocida para nosotros, la hemos visto siempre en segundo plano, ya sea con la Reina o con Lady Di, pero ahora lo vamos a conocer por primera vez.

AO PAR