miércoles 08 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA RETORNA UN ÉXITO

"Tijeras Salvajes" tendrá una segunda temporada en calle Corrientes

La aclamada obra que estrenó en Argentina en 2022 vuelve al teatro para nutrir la cartelera cultural. Los detalles del proyecto.

27-12-2022 07:36

Después de una temporada exitosa, la comedia Tijeras Salvajes regresa al Teatro Multitabaris Comafi para seguir haciendo reír a los espectadores.

La obra es protagonizada por Andrea Politti, Diego Reinhold, Mario Pasik, Alejandro Paker (que se suma en esta temporada en reemplazo de Alejandro Müller), Galo Hagel (el hijo de Politti) y cuenta con la participación especial de la multipremiada actriz de teatro Linda Peretz.

La producción está a cargo de Tomás Rottemberg, Juan Manuel Caballé y Morris Gilbert y las funciones tendrán lugar de miércoles a domingo desde el 11 de enero. Escrita por Paul Pörtner, es una de las producciones más populares del mundo, con su mezcla única de improvisación alocada, humor y misterio.

Agustín “Rada” Aristarán será Tronchatoro en el musical de Matilda en calle Corrientes 

La obra lleva más de 40 años presentándose en Estados Unidos y en todo el mundo y ya fue vista por más de 14 millones de personas. Fue siete veces elegida como “Mejor comedia del año”, por el Boston Globe. También se consagró ganadora del título “Mejor obra del año” tanto por el Chicago Sun-Times como por el Philadelphia Enquirer.

¿De qué trata la obra?

Un extravagante salón de belleza es el escenario en el que se desatan las risas pero también el caos. En esta tragicomedia, la famosa pianista Isabel Pratt es misteriosamente asesinada en el departamento de arriba del lugar. Entonces, tanto el estilista (Alejandro Müller), como su asistente (Andrea Politti), y todos los clientes presentes (Mario Pasik y Linda Peretz) se convierten automáticamente en sospechosos.

Presentaron la temporada de teatro 2023

Ahí es donde el público toma el mando. A través de una reconstrucción de los hechos, los sospechosos van intentando zafar del ojo acusador de los espectadores, que se encargan de refutar los dichos de los personajes. Guiados por un inspector (Diego Reinhold) y un asistente (Galo Hagel), la gente va realizando intervenciones, que son contestadas de forma improvisada por los actores.

Vox populi, vox dei, el personaje más votado por el jurado resulta efectivamente el culpable y el actor o la actriz que lo interpreta debe excusarse o explicar por qué cometió el crimen. Lo más destacable de esto es que no siempre la decisión unánime será la misma, por lo que incluso viendo la obra en más de una oportunidad el resultado puede ser completamente distinto.

BL JL