viernes 07 de mayo de 2021
OPINIóN Cambiar de vida
29-01-2021 09:07

Perfil del aire

Un recorrido por diferentes interpretaciones de obras de arte, como metáfora para abordar el drama de la humanidad ante la pandemia del virus Covid-19.

29-01-2021 09:07

En Campos de Castilla, Antonio Machado relata el ahogo de la luz de la meseta, «la de los altos llanos y yermos y roquedas,/ de campos sin arados, regatos ni arboledas;/ decrépitas ciudades, caminos sin mesones,/ y atónitos palurdos sin danzas ni canciones». La mirada del poeta deja ciega cualquier redención y si queda alguna duda, remata una y otra vez en a orillas del Duero: «Castilla miserable, ayer dominadora,/ envuelta en sus andrajos desprecia cuanto ignora.». Hay un vínculo con La tierra yerma de Eliot,  aunque en Machado, a través del río hay una salida: el mar. Y es ese río, el Duero, el que se quiere hoy salvar en Soria donde la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando apela a la Unesco y al Ministerio de Cultura, para detener la construcción de una urbanización que albergará 1.300 pisos que se recostaría sobre la llamada «ribera sacra de la poesía española», tal la definición que hace la Real Academia en su apelación porque ese territorio mítico de la literatura fue observado en su poesía no solo por Machado: también por Bécquer, Gerardo Diego y Pio Baroja.

Madrid endurece las restricciones y hay protestas: "Queremos respirar"

Salvar el Duero. La tierra mítica, la sublimación, los intangibles, de una urbanización. La Semana Santa, la pasada y la que se acerca. La Navidad. La Noche de Reyes. El próximo verano. También intangibles, de la religión unos, del ocio otro, como las vacaciones. Pero el verbo se hace carne en nombre de la economía y no deja de causar conmoción, por ejemplo, la Comunidad de Madrid, una vez más, en su denodado intento de modificar sus propias decisiones y derogar el cierre de bares y restaurantes a las 21:00 el próximo 8 de febrero cuando la medida caduca. Mientras tanto, España registró este jueves 28 1.056 casos por cada 100 mil habitantes y Madrid, en concreto, 999 contagios, lo cual, supone un incremento del 23% con respecto al día anterior. Con Machado, podemos decir, que Madrid –sus autoridades– «desprecia cuanto ignora».

Mientras tanto, en el entorno europeo, no deja de sorprender que la unión ha vacunado apenas a 1,9% de su población, en tanto el Reino Unido ya alcanzó el 10,1% interrogando al continente por su eficacia. Hay respuesta a esto. Gran Bretaña, junto con Israel y los Emiratos Árabes lideran el ritmo de vacunación (Israel ya alcanzó el 41,8%) por una razón totalmente tangible: los tres países han pagado más a los laboratorios. La bolsa o la vida. No han dudado. Israel, incluso –además de negar la vacuna a los palestinos creando un búmeran vírico en la franja: a la larga, volverá– ha vendido a los laboratorios los datos de los vacunados.

 

Conflictos por desabastecimiento de vacunas: "Se teme una guerra diplomática"

Con costes más bajos, del otro lado de la frontera, en Egipto, a finales del siglo XIX, el egiptólogo alemán Georg Ebers, descubrió un papiro de 3.500 años de antigüedad que contenía todo el conocimiento médico de la época del faraón Amenofis I. Desde entonces, la pieza se conserva en la Universidad de Leipzig y en ella se describen casi un centenar de enfermedades con sus terapias, una de las cuales, que indica al azafrán silvestre como tratamiento para la hinchazón, es ahora una de las grandes esperanzas contra el nuevo coronavirus. Se denomina «colchicina» y ha sido administrada a más de 4.000 pacientes en Canadá, EE UU, España, Sudáfrica, Brasil y Grecia, en un ensayo internacional y los primeros resultados indican que reduce un 25% las hospitalizaciones y parece recortar un 50% la necesidad de ventilación mecánica y un 44% las muertes por covid. Todos los datos deben ser verificados y ratificados, pero, mientras tanto, se adelanta que el tratamiento cuesta solo tres euros. Un notable contraste con la facturación de los laboratorios que intervienen en la pandemia.

Explosión de casos de Covid en pueblo español que ganó el "Gordo de Año Nuevo"

Sería virtuoso dar un paso adelante contra el virus a través de un mensaje que nos llega del antiguo Egipto. Todo un signo de humildad y claridad, que nos lleva a pensar en salvarnos antes a nosotros que a las fiestas religiosas, patrias y a las economías diversas empezando, por ejemplo, con un remedio que cuesta solo tres euros.

Mientras tanto, en el entorno europeo, no deja de sorprender que la unión ha vacunado apenas a 1,9% de su población, en tanto el Reino Unido ya alcanzó el 10,1% interrogando al continente por su eficacia

Algo parecido a aquel mensaje que vio Rilke en el torso de Apolo que conserva el Louvre –un poco más joven que el medicamento egipcio: solo 2.500 años–, aquella escultura griega sin cabeza, brazos y piernas, pero con un torso que aún se mantiene en pie y que brilla de modo tal que, dice Rilke en su poema Torso de Apolo arcaico, «no hay un solo lugar desde el que no te vea». Es el torso el que nos mira desde el pasado y nos interroga haciendo que nos preguntemos a nosotros mismos qué es lo que estamos haciendo con nuestra existencia. Rilke en el último verso lo deja claro: «Debes cambiar tu vida».

En esta Nota