jueves 05 de agosto de 2021
OPINIóN Análisis
30-06-2021 17:30

Vivir en la diversidad y abrazar la inclusión

Desde la Embajada del Reino de los Países Bajos en Argentina celebramos junio como mes del orgullo. En este marco, es muy interesante reflexionar sobre lo que sucede cuando intentamos poner en palabras el significado de diversidad e inclusión.

30-06-2021 17:30

Desde la Embajada del Reino de los Países Bajos en Argentina celebramos junio como mes del orgullo. En este marco, me parece muy interesante hacer el ejercicio de reflexionar sobre lo que sucede cuando intentamos poner en palabras el significado de dos conceptos utilizados en relación a las personas y sus derechos. ¿De qué hablamos cuando nos referimos a diversidad e inclusión?

Por citar algunas fórmulas que nos acercan, diversidad puede utilizarse tanto para un grupo heterogéneo de personas en un mismo lugar, como para las propiedades y características que hacen únicas a cada una de ellas, es decir, las diferencias humanas en toda su riqueza. Pero, además, el término no remite únicamente al género, orientación sexual o antecedentes culturales, sino también refiere a la diversidad en puntos de vista, experiencias e intereses.

Mientras que por inclusión, nos referimos a comportamientos y normas sociales que generan en las personas la sensación de ser bienvenidas. En palabras simples, podríamos decir que es lo opuesto a excluir (dejar a alguien afuera).
Hablamos de inclusión social basándonos en la igualdad de derechos y también de obligaciones, se trata de participar, de pertenecer. A mí me gusta usar un ejemplo para ilustrarlo: diversidad es que te inviten a la fiesta, inclusión es cuando te sacan a bailar y después te invitan a que pases música.

Salir del closet | Parirse a sí misma

Ahora bien, cuando hablamos de espacio para la diversidad, en el campo de la identidad de género, el gobierno de mi país viene realizando esfuerzos, desde hace algunos años, para lograr una sociedad más diversa e inclusiva, haciendo foco en la legislación. Especialmente en lo que concierne a temas de igualdad, de trato y de reconocimiento ante la ley.

En ese sentido, quisiera hacer un breve recorrido ilustrativo, con sus aciertos y desaciertos.

En 1985, Países Bajos sancionó la Ley que permitía cambiar el género en el certificado de nacimiento, incorporando ciertas condiciones como la adaptación del cuerpo al género deseado y la esterilización irreversible. Es decir, que las personas transgénero no tenían permitido volver a engendrar hijos.

Hasta el 2001, las personas casadas que realizaban el cambio de género, debían divorciarse. Todas esas condiciones realmente violaban sus derechos.

Que la inclusión no se vista a la moda

No fue hasta el 2014, con la creación de la Ley Transgénero, que todo esto quedó atrás y que, afortunadamente, ya no existe obligación médica para cambiar de género en el certificado de nacimiento.

Si bien la elección de una X como genero neutro, en lugar de hombre o mujer, no está regulada todavía en la legislación holandesa, es posible registrar el género neutro en el pasaporte, aunque para hacerlo aun las personas deban acudir a un juez.

Por último, resaltar que desde el 2019 rige en los Países Bajos la Ley General de Igualdad de Trato, que establece que las personas no deben ser discriminadas por sus características sexuales, identidad y expresión de género. Entre otras cuestiones, esta ley ofrece protección contra la discriminación en el trabajo, la educación, la vivienda y los servicios. 

Pero para que esto sea real y exista de verdad, no puede quedar todo en el texto de las leyes. Es necesario educarnos como sociedades, aprender, deconstruirnos, brindar y pedir información. Si todos somos únicos y diferentes, ¿existe “lo normal”? Vivir en la diversidad, abrazar la inclusión, es ampliar nuestra capacidad de pensamiento. La calidad está en las diferencias. Es nuestra misión la de continuar creando mayores espacios de conciencia en la sociedad orientados a la valoración, al respeto y a brindar iguales posibilidades para todas y todes.

 

 

* Bernd Scholtz, Embajador Adjunto del Reino de los Países Bajos en Argentina, en apoyo al programa Contratá Trans

 

El uso de argot inclusivo es una decisión del autor.