OPINIóN
Trabajo

Es hora de hablar de STEAM y no de STEM

Según el Foro Económico Mundial, el 65% de los empleos del futuro requerirán habilidades STEAM: ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas, pero también con la “A” de “arte”.

pintura 20220730
Pintura | Unsplash / Yannis Papanastasopoulos

De acuerdo con un estudio de McKinsey Global Institute (MGI), con la participación de expertos del departamento de Economía de Oxford y el Banco Mundial, se calcula que más de 1.000.000 de trabajos en el mundo están en riesgo de ser automatizados y robotizados hacia el año 2030

Ante este enorme desafío, ¿cuáles son las habilidades que necesitan las personas para desenvolverse en este presente y futuro incierto? La respuesta suele hacer hincapié en el desarrollo de habilidades vinculadas al mundo STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), pero ya sabemos que no alcanza.

Cada vez surge con más fuerza la necesidad de hablar de STEAM, incorporando la A que nos invita a incluir al arte y la creatividad. ¿Por qué? Porque representa una forma integradora y holística de abordar la educación y la resolución de problemas en el mundo actual. Se abre una puerta para las carreras de artes y humanidades, con el mismo grado de importancia que las carreras vinculadas a las ciencias duras.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

 Un debate necesario: cómo será el trabajo del futuro

No estamos hablando de reemplazar a la máquina o de que la máquina reemplace al hombre, estamos hablando de una necesaria fusión entre todas las disciplinas

Si bien no es posible predecir cómo será el futuro, sí podemos asegurar que está ocurriendo un cambio en la educación actual de cara a cómo los estudiantes se enfrentarán a las nuevas demandas y necesidades del mercado en el corto y mediano plazo. Y además, poniendo en agenda de prioridades erradicar la brecha de género, en todas sus formas y expresiones. 

El Foro Económico Mundial señala que el 65% de los empleos del futuro requerirán habilidades STEAM. Desarrollarlas en el aula es fundamental, más allá de lo que los estudiantes elijan para su futuro, dado que son esenciales para resolver los problemas del siglo XXI. Cada  estudiante, independientemente de su género, debe tener la oportunidad de desarrollarlas. Es en este punto en donde los educadores tienen un rol fundamental.

El tiempo de trabajo

Estamos convencidos de que no habrá cambios profundos si no contemplamos el rol fundamental que tienen los educadores al momento de sembrar semillas de cambio en cada estudiante. 

Lo innovador que propone la metodología es que el docente aprenda cómo hacer que el estudiante sea el protagonista del proceso de aprendizaje; que identifique qué retos quiere trabajar y de qué manera; cómo y con quiénes puede abordarlo para dar soluciones creativas y eficaces a las problemáticas de la comunidad donde se asienta la escuela o dentro de la misma.

Es clave que los docentes de América Latina y del mundo cuenten con nuevas herramientas para innovar en sus prácticas de enseñanza, para luego trasladarlo a cada una de las aulas de la región. Es el primer paso para que los niños y las niñas alcancen su mayor potencial

Alcanzar esos objetivos es posible, y lograrlo requiere de un esfuerzo conjunto y sostenido a lo largo del tiempo. La batalla por la brecha de género hay que darla, es hora de que las niñas y las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres para desarrollar su potencial en el ámbito científico, y también, en el humanístico. 

Hay que apostar a la educación, y reivindicar el rol de la docencia, porque son estos los que formarán a esas generaciones que harán de este un lugar mejor donde vivir. 

*Project Manager & Development de Learning by Helping