miércoles 28 de julio de 2021
OPINIóN Análisis
23-04-2021 14:48

De los grandes eventos a la micro recaudación

Durante la pandemia la recaudación de fondos para causas solidarias fue una preocupación para el mundo de las organizaciones sociales. En la actualidad, se están repensando las estrategias de recaudación y van ganando terreno aquellas que utilizan las plataformas digitales.

23-04-2021 14:48

Bajo el lema Todos por Emma, Santi Maratea, logró en tiempo récord recaudar los 2 millones de dólares para comprar el medicamento que precisaba la beba. No obstante, el mismo influencer reconoció que recolectar el dinero fue complejo y aún más difícil, fue realizar la compra del remedio por las altas trabas burocráticas. Estos casos, cuando encuentran una figura pública para canalizar sus causas, en general, se obtiene lo solicitado o al menos logran recaudar cifras considerables. Sin embargo, este no suele ser el común denominador de otros miles de casos que n otienen alta visibilidad.

Durante la pandemia la recaudación de fondos para causas solidarias fue una preocupación para el mundo de las organizaciones sociales. Tradicionalmente la recaudación, se resolvía con la realización de eventos como cenas, acontecimientos deportivos, espectáculos musicales o la presencia de alguna figura reconocida. Pero la pandemia puso en jaque a estas actividades y muchas ONG comenzaron a preguntarse cómo y de qué manera recaudar.

Todos con Emmita: la nueva campaña solidaria de Santiago Maratea

Argentina si bien es un país solidario, a la hora de donar no tiene la misma frecuencia ni cultura que otros países. Un ejemplo de ello es que los empresarios argentinos donan poco con relación a otros países. Según un informe de Donovan y Rebossio en Estados Unidos las donaciones representan el 2,1% del PBI, en tanto en Argentina,  llegan solo al 0,04%. Por su parte, dada la alta demanda que las empresas reciben por parte de las ONG, un requerimiento empresarial es que para recibir donaciones el proyecto coincida con alguno de los Objetivo de Desarrollo Sustentables (ODS).Por tanto, a la poca cultura donativa hay que agregarle estos condicionamientos y para peor, que las prácticas de recaudación tradicionales se cerraron junto a la pandemia.

 

 

Nuevas formas de recaudación

En la actualidad, se están repensando las estrategias de recaudación y van ganando terreno aquellas que utilizan las plataformas digitales. Un claro ejemplo son las acciones de microfinanciación o crowfdunding que permite la colaboración de donantes a proyectos específicos de personas u organizaciones. Este tipo de acciones, basadas en crowdfunding, permite a las organizaciones contactarse con donantes exponiendo de manera detallada el proyecto que requiere financiamiento. Este método corre con la ventaja que el donante pueda realizar un seguimiento de cómo se desarrolla dicho proyecto.

Estas formas de recaudación digital es, en la que puede colaborar o no un influencer, un youtuber o una figura del espectáculo, permite amplificar las causas de quienes necesitan colaboración en diferentes problemáticas. Además, es interesante remarcar que las principales redes sociales, como Instagram y Facebook, ofrecen espacios gratuitos que incentivan la donación.

Solidaridad en tiempos de aislamiento

Es un desafío para las ONG, repensar formas de recaudación, establecer y segmentar quiénes serán los potenciales donantes, definir formas de comunicación novedosas y sobre todo dar transparencia sobre los fondos recibidos. La recaudación de fondos exige de cierta profesionalización, pero sobre todo,  de nuevas formas de comunicación más  creativas que generen empatía e inviten a la acción.


 

* Eugenia Etkin. Magister en Comunicación institucional.