lunes 27 de septiembre de 2021
OPINIóN Año Nuevo Judío
06-09-2021 07:00
06-09-2021 07:00

Rosh Hashaná, el día de la justicia social

Con esta festividad, promovemos la alegría de vivir y de mantener la vida. Festejamos que Dios haya creado el mundo y nos comprometemos a cuidarlo y mantenerlo en pie.

06-09-2021 07:00

Rosh Hashaná es el año nuevo judío. Hace referencia a la fecha en que Dios creó el universo. Evocamos su creación como su voluntad. Con esta festividad, promovemos la alegría de vivir y de mantener la vida. Festejamos que Dios haya creado el mundo y nos comprometemos a cuidarlo y mantenerlo en pie.

Esta festividad también tiene otros nombres: “Iom Hadín" (“Día del juicio”), “Iom Hazicarón” (“Día del recuerdo”) y “Iom Teruá” (“Día del sonido del Shofar”). Cada uno se relaciona con una faceta distinta de este día, pero todos tienen un componente en común: la búsqueda de justicia por medio de la renovación de la conciencia humana.

El primero de los nombres es Iom Hadin, “Día del juicio”. De acuerdo a la tradición judía, uno de los siete preceptos universales, que aplican a toda la humanidad, es establecer Tribunales de Justicia que apliquen las leyes para hacer prevalecer la paz en la sociedad.

4 mensajes de Rosh Hashaná para todos

Para lograr el noble objetivo de conseguir una sociedad justa, tiene que haber normas justas y personas dispuestas a llevarlas a la práctica y hacerlas cumplir. Los tribunales, las fuerzas de seguridad, el gobierno, los legisladores y los sindicatos, entre otros sectores que están al servicio de la sociedad, tienen que ser reconocidos por su nobleza, sabiduría, coraje y honradez. Nunca deben intentar influir sobre ellos para su propio beneficio personal o partidario.

Cuando la justicia se corrompe, cuando las personas que deberían gobernar al servicio de la sociedad se preocupan solo por su propio interés, la población pierde la confianza en las instituciones, el tejido social se resiente y la sociedad se destruye.

La justicia, si bien incluye a la ley, no se reduce a ella. Por ello, de acuerdo al judaísmo, la justicia está intrínsecamente relacionada con políticas de bienestar social. Por ello, la justicia social no es solo un tema de los jueces sino también de los gobernantes de turno.

El Talmud relata casos en los que, pese a que el empleador tenía razón en un juicio con su empleado, el juez instó al empleador a que los asista porque de otra manera al empleado no le alcanzaría para subsistir. A su vez, Maimónides establece que la mayor justicia es la de ayudar a la gente para que tenga trabajo y no necesite de dádivas.

Dos recetas de cocina judía para celebrar Rosh Hashaná

El flagelo de la desigualdad social, plasmado en la pobreza y la ignorancia, por falta de estrategias y políticas acertadas, es tan injusto como la falta de ley. Cuando las penurias materiales y culturales se transforman en algo cotidiano, estamos presenciando el fracaso de la justicia social.

En Rosh Hashaná, que es el día en que Dios creó el mundo, invocamos a Dios como hacedor de justicia. Porque sin justicia el mundo no se sostiene: la creación sola no basta, debe haber justicia para que la creación perdure.

Nos concientizamos del valor de la justicia. Dios creó al mundo de tal manera que necesita un orden justo para perdurar en el tiempo: una sociedad no se sostiene a largo plazo si no se mantiene por medio de la justicia.

De allí surge el tercer nombre de esta festividad, “Iom Hazicarón”, “Día del recuerdo”. Recordamos quiénes somos y cuáles son nuestras virtudes y vicios para establecer una estrategia de cambio para mejorar como personas y como sociedad, y así resolver el flagelo de la injusticia. Sin ese balance y memoria, no habrá mejoría y lentamente caeremos sin darnos cuenta en las debilidades que nos lleva a corrompernos.

La comunidad judía comienza a celebrar un nuevo año

“Iom Teruá”, “Día del sonido del Shofar” es el cuarto nombre de esta festividad. El Shofar es un cuerno de animal, un clamor de la naturaleza, cuyo sonido emitido en el día del Año Nuevo despierta ante la sociedad, nuestra conciencia moral adormecida para actuar con el objetivo de que la justicia sea el fundamento básico de la sociedad.

El sonido del Shofar es un sacudón interno, un sonido puro natural, que nos dice: ¿Por qué obran así? ¿Dónde están? ¿Hacia dónde van? ¿Qué pretenden conseguir? Nos recuerda la eterna pregunta de Dios a Adán y Eva, arquetipos de la humanidad: “¿Aieka?”, “¿Dónde están?”.

La voz interior que anida en cada uno de nosotros es un llamado a combatir nuestras tendencias autodestructivas y evitar la degradación de la humanidad. Ese llamado se activa cada año con el clamor de la naturaleza que agoniza por culpa nuestra, simbolizado en el sonido del Shofar.

8 preguntas y respuestas para entender qué es Rosh Hashaná

Invocamos a Dios como Creador del mundo (Rosh Hashaná, “Año Nuevo”) y hacedor de justicia (Iom Hadín, “Día del juicio”), despertamos la conciencia adormecida (Iom Teruá,  “Día del sonido del Shofar”) y recordamos nuestras acciones, virtudes y vicios (Iom Hazicarón, “Día del recuerdo”) para encarar una sociedad con justicia social que no se destruya.

Tenemos la esperanza de que luego de este Rosh Hashaná podamos encontrar la inspiración para un camino que nos lleve hacia la justicia y nos permita encontrar la tan anhelada paz social.

 

* Isaac Sacca. Gran Rabino de la Comunidad Sefardí de Buenos Aires. Fundador y presidente de Menora, Organización Mundial para la Juventud.