lunes 23 de mayo de 2022
OPINIóN
09-03-2022 16:15

De Mariupol a Odessa: ¿una Ucrania mediterránea?

Moscú prepara una ofensiva anfibia contra Odessa, punto estratégico del mar Negro que podría convertirse un puente terrestre desde Rusia hasta su exclave en el Este de Moldavia.

09-03-2022 16:15

La ofensiva Rusa sobre territorio ucraniano se desenvuelve de forma diferenciada en cada uno de los frentes. Con las miradas puestas sobre la histórica e invaluable capital Kyiv, se presta menos atención a los escenarios periféricos donde las ofensivas son más cruenta.

Esta notable diferencia en la forma de conducir las campañas, sugiere que el interés geopolítico real de Moscú radica al Este y al Sur más que sobre la capital Kyiv.

Naftali Bennett, de mediador entre Rusia y Ucrania a redentor

La ciudad portuaria de Mariupol capital del Oblast (región) de Donetsk, un punto estratégico sobre le Mar de Azov, un golfo de aguas rodeado por el istmo de Perekop (Crimea) y la península de Kerch que conecta con un nuevo puente al entre regiones de Krasnodar en Rusia.

 

mapa nuevo
Mapa elaborado por el autor. Fuentes: ISW, UAMaps, OCHA.

 

Mariupol fue una ciudad clave durante los tiempos de la Unión Soviética, albergando las mayores metalurgias pesadas que distribuían acero por medio de enormes estaciones de transbordo ferroviario y su puerto sobre el mar de Azov. En 2014, Mariupol fue tomada por milicias de la autoproclamada República Popular de Donetsk, y reconquistada por brigadas de voluntarios, lo que resultó ser un profundamente desmoralizador para los separatistas y rusia. 

El pasado 2 de marzo, en una inusual transmisión del Consejo de Seguridad de Bielorrusia, el Presidente Lukashenko intenta justificar la participación de su país en la maniobra militar rusa, sin embargo (en el mapa que señala) puede advertirse la concatenación de maniobras conectando la región separatista Moldava de Transnistria (aliada de Moscú) y la avanzada desde Crimea sobre Odessa. Si bien esto podría tratarse de un esfuerzo de desinformación, cabe la posibilidad que se tratase de un error de cámara donde se exponen maniobras que de hecho cuentan con un razonable nivel de verosimilitud.  
Los recientes ataques del 6 de marzo al Aeropuerto de Vinnytsia al sur de Kyiv, buscan inhabilitar las capacidades aéreas ucranianas en la antesala a una maniobra ofensiva desde Transnistria, Kherson y un desembarco anfibio desde el Mar Negro para acorralar la ciudad de Odessa. En simultaneo, Rusia podría aumentar la presión sobre el Este, retomando la ofensiva contra Mariupol obligando a Ucrania a dividir sus esfuerzos entre dos frentes crecientemente aislados. 

 

Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia
Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia. Crédito: Televisión estatal de Bielorusia.

 

Un corredor terrestre y un bloqueo marítimo en una misma maniobra

En lo que pareciera ser un clásico uso del arte militar de la Maskirovka (doctrina rusa del engaño y la distracción), Moscú desvía la atención de occidente hacia el escenario Norte, con lentas maniobras para asediar Kyiv, mientras que sus maniobras reales suceden sobre el Este y el Sur. 

Si bien se presume que la caída de Kyiv representaría un golpe demoledor a la resistencia Ucraniana, es posible que la capital sea un elemento de negociación geopolítica, equivalente a una toma de rehenes para luego negociar un rescate que implicaría demandas territoriales y políticas.

Baikonur, tenemos un problema (en Ucrania)

Siguiendo los principios más fundamentales de la geopolítica, es esperable que Moscú intente conquistar el Donbass al Este y avanzar por el Sur para así conectar por tierra la región Transnistria de Moldavia con Rusia continental y dejar a Ucrania sin puertos marítimos en una misma maniobra. El 70% de las exportaciones Ucranianas, desde el trigo, el acero y los derivados del petróleo, son exportados al mundo vía los puertos del Mar Negro, principalmente desde Odessa. La mitad de tal objetivo ya se había logrado con la anexión de Crimea en 2014 y los separatismos de Luhansk y Donetsk, bloqueando el mar de Azov con su flota, ahora solo le faltaría asegurar el corredor hasta Transnistria para convertir a Ucrania en un país mediterráneo.

 

* Martín De Angelis. Politólogo UBA. Magister en Estrategia y Geopolítica de la Escuela Superior de Guerra de la Nación y Master en Relaciones Internacionales de la London School of Economics.