martes 25 de febrero de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Análisis
lunes 27 enero, 2020

Efectos colaterales: virus, bacterias y billetes

La interpretación de las noticias y otros contenidos mediáticos siempre es un proceso complejo y sometido a infinidad de condicionantes.

Carlos A. Scolari*

- Foto: Karolina Grabowska / Pixabay

Durante más de un siglo los sociólogos, psicólogos y comunicólogos han tratado de comprender los efectos de la comunicación. Ninguna teoría, método o escuela de pensamiento ha conseguido encontrar una respuesta que convenza al resto de la comunidad científica. La interpretación de las noticias y otros contenidos mediáticos siempre es un proceso complejo y sometido a infinidad de condicionantes. En un entorno mediático infoxicado donde procesamos cientos de textos e imágenes por minuto, cada situación de consumo informativo se vuelve única e irrepetible. Un elemento poco tenido en cuenta por los investigadores es el consumo simultáneo de informaciones que no tienen relación directa entre sí y que provienen de los más disparatados lugares del mundo.

Comunicación política, la marioneta y los hilos

La gran noticia de esta semana es Made in China, viene en formato microscópico y adopta un nombre imposible: 2019nCoV. Según las primeras previsiones de los médicos chinos, este nuevo coronavirus no parece tan grave como el SARS-Cov (que afectó a más de ocho mil personas en 37 países y provocó más de 700 muertes entre 2002-03) ni tan letal como el MERS-CoV (2.400 casos, 800 muertes). Unos colegas que viven en Beijing me comparten a través de WeChat una serie de recomendaciones que circulan por la red social más popular en esa parte del mundo. El afamado Dr. Yuen Kwok Yung, una figura clave durante la crisis del SARS, recomienda usar máscaras en todos los lugares y transportes públicos (incluidos aviones), llevar siempre un gel antiséptico y mantener las mucosas húmedas (aparentemente al 2019nCoV le atraen las zonas secas del cuerpo). Beber agua de forma repetida para evitar el contagio por vía oral, consumir mucha vitamina C y evitar las comidas fritas también ayuda a mantener bajo el riesgo de contagio. El mensaje termina con un deseo de buena salud para todos y una hilera de emoticones de manos rezando.  

Todos estos virus se originan en animales y pasan a los humanos a través de un proceso llamado zoonosis.

Las palabras y la comunicación

La otra noticia que llega a mi pantalla proviene de Berlín. Según los científicos, un billete puede contener hasta tres mil tipos de bacterias (o sea, la expresión “sucio dinero” no es precisamente una inocua metáfora anti-capitalista). Los billetes son inmejorables medios de transporte para bacterias, hongos y virus que no respetan fronteras ni controles de aduana. El viernes 24 de enero el artista Ken Rinaldo acaba de inaugurar en el Art Laboratory Berlin una exposición titulada Borderless Bacteria / Colonialist Cash (Bacterias sin fronteras / Dinero en efectivo colonialista) donde presenta cultivos de bacterias en billetes de diferentes países. Busco entre las fotos de la exposición algún billete con guanacos, ballenas o yaguaretés pero solo encuentro los retratos de Mao Zedong, Isabel II, Benjamin Franklin (cabeza chica) y un busto de la devaluada República de Brasil en un billete de dos reais. En todos sus rostros las bacterias han ido haciendo su trabajo, creciendo de forma orgánica y multicolor hasta volver irreconocibles a los héroes nacionales.

 

Borderless Bacteria / Colonialist Cash

(Otro artista, el británico Bansky, una vez imprimió miles de billetes de 10 libras con la cara de Lady Di. Los billetes, que estaban garantizados por el “Banksy of England”, se incorporaron a las colecciones del British Museum el año pasado).

Otra noticia. En Argentina los medios anuncian la extinción de guanacos, ballenas y yaguaretés y su reemplazo por “los y las próceres” en la nueva generación paritaria de billetes nacionales. El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, explica que “el proceso de cambio de los billetes hacia una familia con personalidades que se identifiquen con los valores sociales de Argentina será sin apuro, porque hay billetes ya impresos y otros imprimiéndose, y no vamos a malgastar el dinero”. Se entiende: en tiempo de crisis, no tiene sentido dilapidar cash para crear nuevos billetes.

 

El Papa Francisco dedicó unas palabras al trabajo de los periodistas

La lectura de noticias que llegan de todos los rincones del mundo a través de una variada red de medios (prensa, radio, televisión, web, redes sociales) y de manera simultánea genera efectos colaterales impredecibles. De frente a la energía interpretativa que libera esta fusión de informaciones en tiempo real, no hay teoría que alcance. El aleteo de un virus en Wuhan se puede cruzar con un artista en Berlín que cultiva colonias de microorganismos en un dólar y terminar aterrizando, ahora multiplicado por diez mil, en un escritorio del Ministerio de Producción.

* Profesor de la Universitat Pompeu Fabra - Barcelona. Twitter: @cscolari


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4916

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.