Parcialmente nublado
Temperatura:
13º
Ciudad:
Buenos Aires
miércoles 19 de junio de 2019 | Suscribite
OPINIóN / Elecciones 2019
jueves 2 mayo, 2019

Un plan económico alternativo para asegurar la reelección de Mauricio Macri

Surge la necesidad de ensayar una política superadora con un programa desarrollista que integre el corto y el largo plazo.

Eduardo Conesa (*)

Libro. Propuestas superadoras para el desarrollo económico Foto: cedoc

Corría el mes de junio de 1985. El gobierno del Dr. Alfonsín enfrentaba una inflación del orden del 500% anual y una fuerte caída de la producción y el empleo. El Presidente parecía un muerto político para las elecciones de octubre de 1985. Pero a fines de junio de 1985 Alfonsín lanzó el Plan Austral. El éxito inicial del plan permitió al Presidente arrollar al peronismo en las elecciones de octubre. Fue un verdadero milagro. Pero lo que el público no conoce es que el Plan Austral era una simple copia de un Plan Económico que el 27 de junio de 1984, un año antes, había publicado el Dr. Eduardo Conesa a dos páginas enteras en el diario Ámbito Financiero. Luego, Alfonsín, eufórico con su éxito Austral, empezó a gastar locamente, incurrió en fuertes déficits fiscales para lanzar el Tercer Movimiento Histórico, y arruinó su proeza Austral. Pero ello es harina de otro costal. (ver www.eduardoconesa.com.ar)

Hoy día, al 30 de abril de 2019 el Presidente Macri tiene la oportunidad de reproducir la hazaña de Alfonsín de 1985 y arrasar en las elecciones de octubre de 2019, si adopta el plan económico que sintéticamente se explica en este escrito que sigue y está desarrollado en el libro mencionado al final.

El punto central del programa económico vigente del ministro Dujovne consiste en la suba de la tasa de interés para aplacar la suba del dólar. Las altas tasas de interés incitan a los bancos titulares de las Lelics y a los titulares de depósitos bancarios a plazo fijo a renovar sus tenencias y quedarse en pesos, evitando así que esos pesos corran hacia el dólar aumentando la demanda de la divisa y su suba a niveles que bien podrían llegar a 70 u 80 pesos por dólar. Es claro entonces que la estabilidad del dólar mediante la suba de la tasa de interés interna en pesos se convirtió en uno de los ejes centrales de la estrategia del Presidente Macri para conseguir su reelección.

Mauricio Macri y Raúl Alfonsín, ¿separados al nacer?

El otro eje es aglutinar los votos de gran parte de la clase media ante el pavor que causa la posible vuelta de la ex Presidente Cristina Kirchner y su banda cleptocrática chavista

Sin embargo, la suba de la tasa de interés de las Leliqs y los plazos fijos bancarios provoca una terrible recesión en la economía con su secuela de quiebras de empresas, cierres de negocios, aumento del desempleo y la pobreza, lo cual repotencia las chances electorales de la ex Presidenta. La estrategia Dujovne resulta, en consecuencia, contradictoria y auto-derrotante.

Por otra parte, los beneficios de la reciente excelente cosecha agrícola de exportación y la consiguiente oferta de divisas, que también deberían contribuir a aplacar la suba del dólar,podrían verse frustrados si los sectores agropecuarios y del establishment decidieran quedarse en dólares, ante los riesgos políticos que representaría un triunfo electoral del kirchnerismo inducido por la fuerte recesión económica.

Ante este panorama, surge la necesidad de ensayar una política superadora con un programa desarrollista que integre el corto y el largo plazo, cambie las expectativas pesimistas y permita superar la antinomia del fracasado proyecto de Dujovne y el fracasado proyecto cleptocrático del kirchnerismo.

El primer paso para una propuesta superadora es el rescate de todas las Lelics con bonos del Estado indexados en pesos, a mediano plazo,y con una tasa de interés real del 2%. Es bien sabido que las Lebacs y Lelics carecen de respaldo legislativo pues se originan en un decreto de necesidad y urgencia que nunca tuvo tratamiento en el Congreso, y además están en contra de las sanas prácticas de banca central universalmente aceptadas.

De Alfonsín a Macri: cuáles son las deudas de la democracia

El segundo paso es abandonar el esquema del tipo de cambio fluctuante mediante la adopción de un tipo de cambio fijo de equilibrio de largo plazo indexado con el IPC. Ese tipo de cambio de largo plazo y de equilibrio es en la actualidad de 50 pesos por dólar, pero indexado con el IPC. Y sin restarle la inflación en dólares de manera tal de asegurar un tipo de cambio alto en el largo plazo.Brasil utilizó este sistema en 1964-1985 con un éxito formidable.

El tercer paso es lograr un superávit fiscal primario mediante la imposición de un derecho de exportación del 20% a los productos primarios con el objetivo doble de recaudar para el fisco y promover la industrialización eficiente del país. El caso del litio es representativo. Mientras Bolivia y Chile promueven la fabricación de baterías de litio en su territorio para abastecer el gran mercado mundial futuro de automóviles eléctricos, nuestro país cobra una insignificante regalía del 3% del mineral en bruto de exportación y su industrialización en otros países.

El cuarto paso es establecer un derecho de importación bajo y uniforme del 10% para reforzar el superávit fiscal primario y proteger sin privilegios aberrantes a la verdadera industria nacional generadora de puestos de trabajo.

El quinto paso es indexar todos los depósitos a plazo fijo en pesos con el IPC, como ocurre en Chile, y ofrecer a esos depósitos una tasa de interés real del 2%. Concomitantemente,derogar la prohibición de indexar, permitir la indexación de los salarios en los convenios colectivos de trabajo sujetos a clausulas de mejoras en la productividad y adoptar un sistema monetario similar al chileno, el que ha sido elogiado por Premios Nobel de Economía como el mas eficiente del mundo.

La crisis económica argentina según la mirada del diario El País de España

El sexto paso es convocar a una repatriación de capitales. En efecto,mas de 300 mil millones de dólares de argentinos se encuentran en el exterior cobrando 1% anual en dólares, a lo cual hay que restarle el 2% por la inflación anual en dólares. Estos capitales deberían ser invitados a volver al país para colocarse en pesos indexados o en acciones cotizadas en la bolsa de comercio de Buenos Aires en condiciones fiscales sumamente favorables, a condición de que no se trate de capitales provenientes de la corrupción o el terrorismo.

La séptima medida debiera ser la bancarización forzada de la economía nacional por ley del Congreso estableciendo en el Código Civil y Comercial que todos los pagos superiores a 10 mil pesos deben hacerse por vía bancaria bajo pena de nulidad. Esta bancarización, acompañada de un aumento en los horarios bancarios de 9 a 19 horas, permitiría aumentar la recaudación fiscal porque eliminaría la economía en negro y, como contrapartida, permitiría reducir las cargas fiscales agobiantes que sufrimos los ciudadanos argentinos.

Con este sistema, indexación de los depósitos bancarios, libertad de indexación, bancarización, tipo de cambio competitivo y superávit fiscal, Chile fue capaz de reducir una inflación anual del 500% en 1983 a 2% anual en pocos años, y por otra parte, fue capaz de reducir drásticamente la demanda de dólares del público chileno. Incidentalmente, Chile, cabe remarcarlo, país ejemplar en materia de política macroeconómica desde 1984, aplica además un sistema peculiar de derechos exportación a su principal materia prima básica, el cobre, y lo hace por la vía del monopolio exportador de su empresa estatal, CODELCO. Además, promuevemediante un régimen fiscal especial la industrialización “in situ” de su litio.

La crisis económica ya plantea en Cambiemos dudas y temores sobre la reelección del Presidente

Algunos podrán pensar que el sistema monetario de indexación a la chilena repotencia la inflación, la torna crónica e incluso la convierte en hiperinflación. Pero ello es falso por cuatro razones principales:

  1. E superávit fiscal que propiciamos es una potente arma antinflacionaria.
  2. Ante la posibilidad de indexar los ahorros, el público no se vuelca al consumo masivo como la compra de dos heladeras, tres automóviles ni a la compra de dólares, etc. etc., sino que se refugia en los depósitos a plazo fijo indexados que preservan el valor de sus ahorros, y el ahorro es el antídoto mas fuerte que existe contra la inflación.
  3. Los bancos, ante la afluencia de depósitos plazo fijo indexados tendrán enormes sumas para prestar a largo plazo a la industria, a la agricultura y a la construcción de viviendas etc. etc. con lo cual la tasa de inversión de la economía pasará del 14% actual al 25% o a 30% y ello repotenciará la oferta de bienes, otro potente antídoto antinflacionario.
  4. Según el gurú del liberalismo económico, Milton Friedman, quien afirmaba que el gran perjuicio de la inflación es el disloque de precios relativos, típicamente el atraso del tipo de cambio y las tarifas de los servicios públicos y algunos bienes sujetos al control de precios, pero que una inflación pareja para todos los precios y salarios es inocua, según el premio Nobel del liberalismo. 

En el caso argentino, el sistema de política económica propuesto impulsaría un fenomenal crecimiento de las exportaciones del orden del 15% anual en términos reales por muchos años y permitiría una baja rápida del riesgo país de 800 “basispoints” actual, a menos de 200 puntos básicos en menos de un año. El rápido crecimiento exportador tendría su efecto multiplicador sobre el PBI y el empleo que deberían crecer al 5%anual por lo menos. 

Dentro de un amplio plan de reformas fiscales y monetarias a implementar se destaca la sanción de una ley marco nacional donde se invita a las provincias a derogar el impuesto a los ingresos brutos y su substitución por un impuesto al valor venal de la tierra libre de mejoras del 1%, el que generaría una recaudación equivalente a los impuestos provinciales derogados. Para inducir este cambio en la legislación provincial, se establecería en la ley nacional marco que el impuesto al valor venal de la tierra es computable como pago a cuenta del impuesto a las ganancias. El sistema obligaría a los contribuyentes del impuesto a las ganancias a registrarse en el régimen general de pago de este impuesto, con lo cual se reduciría drásticamente la evasión en el mismo,que es superior al40%, según Cepal.  Por otra parte, el impuesto a los ingresos brutos es un impuesto que se piramida en las distintas etapas del proceso productivo, y, por lo tanto,incide fuertemente en el incremento de los precios al consumidor. En consecuencia, su eliminación permitiría reducir los mismos precios y por ende se provocaría un aumento de los salarios reales calculado en el orden del 12%. Como si fuera poco, además con esta reforma se incentivarían las exportaciones dado que el impuesto a los ingresos brutos no se devuelve a los exportadores. En definitiva, sería una reforma progresista y productivista al mismo tiempo.

La recesión y la crisis económica desde el punto de vista de 5 pymes

También dentro de las reformas fiscales debe mencionarse la necesidad de eliminar los aportes patronales que financian las jubilaciones y sustituirlo por un aumento en la tasa del IVA. Es bien sabido que, en realidad, el nombre de “aportes patronales” es un eufemismo porque en realidad el patrono lo descarga en el trabajador. Lo cierto es que en definitiva la suma del salario mas los aportes jubilatorios desalientan el empleo, tanto la oferta por parte del trabajador, como la demanda de trabajo por parte del empresario. La solución a este problema consiste en eliminar los aportes patronales y compensar a la ANSES con aumentos en a tasa del IVA para que este aumento que se transfiera directamente a la ANSES. El IVA es un impuesto que se reintegra a los exportadores. Por lo tanto, este sistema tendría un efecto multiplicador sobre las exportaciones para beneficio de toda la economía nacional y el empleo. Es bien sabido que en la primera mitad del siglo XX nuestro país registraba el 3% de las exportaciones mundiales, lo cual, a precios actuales representarían unos 800 mil millones de dólares de exportación. En nuestra decadencia, hoy exportamos solamente por 70 mil millones anuales, es decir diez veces menos, ni siquiera el 3 por mil.

Estas medidas forman parte de un vasto plan económico para nuestro país que incluye la transformación del acuerdo con el FMI en una EXTENDED FUND FACILITY y muchas otras medidas desarrollistas como una red federal de autopistas de 14200 km,un puerto de aguas profundas y otras relacionadas con la educación y la reforma del Estado para dotarlo de mayor eficiencia y para el establecimiento de sistema de ingreso por mérito a las tres ramas de la administración, como existe en los países desarrollados.

Para detalles se recomienda la consulta del  libro PROPUESTAS SUPERADORAS PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO, Prosa Editores, Buenos Aires 2018 de EDUARDO CONESA que está reproducido en las paginas web www.diputadoconesa.com y www.eduardoconesa.com.ar . Esta publicación traduce en medidas legislativas concretas para nuestro país, un enfoque macroeconómico, keynesiano, liberal y progresista expuesto sintéticamente más arriba.

*Diputado Nacional (2016-2017)


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4665

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard