1st de March de 2021
OPINIóN Política en tiempos de pandemia
05-05-2020 09:50

Peronistas para el Cambio…

… o Juntos por el Peronismo, todavía no terminé de convencerme por un título u otro, pero entiendo que usted, avezado lector, comprenderá la idea al finalizar esta nota.

05-05-2020 09:50

Los cambios de gobiernos en el orden municipal, provincial, y sobre todo nacional, generan nuevos desafíos para la implementación de políticas públicas, pero también producen una enorme nostalgia en algunos dirigentes salientes, y en menor medida en otros que recién comienzan sus funciones.

Opositores de ahora, oficialistas de antes, padecen dislexia política, y se ve que esta cuestión los ha afectado de sobremanera, a tal punto que algunos no entienden muy bien si nacidos en el 41/100 deben seguir representando a su electorado o no. O peor aún, no saben a quién representan.

Los ecos de la pandemia de coronavirus durarán años

Entonces nos encontramos con dirigentes de Juntos por el Cambio que realizar acuerdos en Diputados sin siquiera consultarle su jefe de bloque, o con senadores que en un rapto de necesidad y urgencia producto de la pandemia, se apuran a exponer un proyecto similar al de la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner, sin el consenso del resto del espacio político.

A tal nivel llega la confusión, que uno no sabe a ciencia cierta si son dirigentes políticos que están en la oposición por convicción o por mandato del Presidente Alberto Fernández. Si están en la oposición para proponer una mirada democrática y distinta frente a los errores que comete el gobierno nacional, o si son emisarios del Presidenteinoculadosen la oposición.

Cárceles, pandemia y un debate muy mal planteado

Pero si ustedes creen que esta columna de opinión busca exponer sólo la irresponsabilidad de diputados y senadores de Juntos por el Cambio, se equivocan. Porque en la coalición de gobierno también crujen los pilares de representación. Algunos funcionarios peronistas como Sergio Massa tienen una mirada muy parecida al saliente gobierno de Cambiemos en materia de seguridad, y se oponen enérgicamente a la liberación compulsiva de presos.

Incluso el propio Alberto Fernández parecía encontrarse más cerca de la postura de Massa, retando públicamente al secretario de Derechos Humanos, Pietragalla por pedir este último la liberación de Ricardo Jaime, pero pegó el volantazo, hizo un anuncio público edulcorado y prefirió cargar las tintas en la oposición, a la que acusó de liderar un plan de difamación falso, en vez de explicar por qué a la fecha hay más de 2000 presos liberados en la provincia de Buenos Aires.