miércoles 07 de diciembre de 2022

Amigas de Ángeles relataron los últimos minutos compartidos con la joven

La despidieron en la esquina del CEAMSE de Colegiales, donde se presume que arrojaron su cuerpo. Video. Fotos.

11-06-2013 22:51

Las compañeras de Educación Física de Ángeles Rawson fueron quienes la vieron con vida por última vez. Hoy, la adolescente de 16 años apareció muerta en la planta de CEAMSE ubicada en José León Suárez, con signos de haber sido violada y estrangulada. "Ella tenía el celular sin crédito y no tenía plata encima. Sin embargo supimos que cargaron 50 pesos en el celular", contaron.

"Salimos de clase ayer a las 10 menos cuarto aproximadamente, y nos saludamos como siempre. Ahí nos separamos", relataron las jóvenes. Esa última despedida fue en la esquina de Cramer y Arenales, en el barrio porteño de Colegiales, a pocos metros de otra de las sedes del CEAMSE, desde donde se presume que fue trasladado el cuerpo de Ángeles hasta el predio del mismo organismo, adonde fue hallado hoy.

"Siempre hubo asaltos por esta zona, pero nunca al punto de un secuestro", continuaron las adolescentes en diálogo con el canal América 24. "Es una zona muy transitada, siempre pasamos por ahí y nunca nos pasó nada", añadieron.

Las amigas de Ángeles contaron que su celular estaba "sin crédito y ella no tenía plata encima". "Pero supimos que a las 10 y media (cuarenta minutos después de haberla saludado) cargaron 50 pesos y hablaron durante 10 minutos a un banco, no sabemos cual, pero la policía está al tanto", aseveraron.

La empresa de telefonía confirmó esa versión. Según informaron, desde el aparato de Rawson se hizo una llamada a una entidad bancaria, que duró unos 10 minutos; a las 10.59, se hizo una recarga virtual de 50 pesos. A las 21.49, el teléfono se apagó.

"Ese dato lo supimos anoche, cuando nos confirmaron que estaba desaparecida", explicaron. "Entramos al CEAMSE, pegamos fotocopias por todo el predio. Nos llegó el rumor de que la misma gente del CEAMSE los arrancó", siguieron.

El caso reavivó la herida por el crimen de Candela Rodriguez y el de Lucila Yaconis -con el que tiene muchos puntos de contacto-, lo que despertó indignación en las redes sociales. Los usuarios agruparon mensajes con pedidos de justicia bajo las consignas de #AngelesRawson, #hijosdeputa y #malditainseguridad.

Historial. Si bien el antecendente inmediato es el crimen de Candela, el caso tiene más coincidencias con el asesinato de Yaconis, ocurrido el 21 de abril de 2003, en el paso a nivel de la calle Paroissien, cuando Lucila, de 17 años, volvía del colegio con el uniforme del Instituto General de San Martín y se cruzó con un hombre que intentó violarla.

Como ella se resistió, la mataron tapándole la boca y la nariz y abandonaron su cuerpo en un terraplén de pastos altos junto a la vía del ferrocarril Mitre. Al igual que en el caso de Ángeles, su familia salió a buscarla. La encontraron muerta y con signos de haber sido abusada sexualmente. Ese asesinato quedó impune.

En esta Nota