viernes 21 de enero de 2022
POLICIA VIOLENCIA
29-11-2021 20:35
29-11-2021 20:35

Ataque al playero: renunció el abogado del menor, que sigue sin entregarse a la Justicia

Si bien no trascendieron los motivos, el domingo el letrado había señalado que si el agresor no se entregaba a la Justicia, él daba un paso al costado.

29-11-2021 20:35

El abogado José Pereyra presentó su renuncia como defensor oficial del menor que agredió al playero Arturo López en la calle Moreno al 800, en el barrio porteño de Monserrat, luego de haber mantenido una reunión con los padres del adolescente.

Si bien no trascendieron los motivos, el domingo el letrado había señalado que si el agresor no se entregaba a la Justicia, él daba un paso al costado, ya que el sábado pasado a la noche estaba todo listo para que el chico se ajustara a derecho, pero la madre decidió llevárselo de la puerta de la Fiscalía.

"Hago saber mi renuncia al cargo de defensor particular del menor, teniendo en cuenta la actual situación de incertidumbre, por la cual dejo en libertad a sus progenitores para decidir el nombramiento de un nuevo profesional o un defensor oficial que continúe la labor en la defensa. Atentamente, José Pereyra (T. 72, F. 341, CPACF).", indicó el abogado.

El sábado por la noche se dio un particular momento cuando estaba todo listo en la fiscalía para que el agresor se entregara y fuera trasladado al Centro de Detención Juvenil Inchausti, pero la madre decidió negarse a esa cuestión y llevárselo en una camioneta.

"Como profesional me veo en la obligación de comunicar que tanto en esta causa como en todas las que me toca intervenir, siempre mi posición ha sido la presentación a derecho y el sometimiento a la Justicia", dijo el abogado el domingo.

Marcha atrás: el agresor del playero iba a entregarse por orden del padre, cambió de idea y escapó con la madre

"Ante la orden de detención, quedaron expuestos criterios disímiles con la familia del menor, siendo mi consejo legal la de presentarse a derecho. Por lo tanto, quedó en manos de los padres la decisión, lo cual marca mi continuidad en la causa", precisó el letrado un día después. "Si no lo presentan ante la Justicia no puedo seguir", advirtió Pereyra.

El viernes 19 de noviembre el adolescente golpeó y dejó inconsciente al playero Arturo López, de 66 años, porque supuestamente encontró el auto rayado, tras lo cual el empleado debió ser internado, con un coágulo en la cabeza. El playero evoluciona "satisfactoriamente" y, si bien su estado sigue siendo "delicado", ya articula algunas palabras y abrió los ojos.

En un primer momento, miembros de la familia del joven habían señalado que se había presentado ante la Justicia horas después del hecho, lo que en realidad no había ocurrido. "El padre del agresor dijo que se había presentado, pero no fue así. Es mentira que declaró, nunca se presentó y ahora está prófugo", advirtió Miryam Luna, abogada de la familia de López.

El playero golpeado abrió los ojos y articula algunas palabras, pero sigue en estado "delicado"

El viernes pasado el fiscal penal y contravencional del fuero juvenil Mauro Tereszko solicitó la detención del atacante ante la jueza Carla Cavallieri por considerar que el menor pudo haber cometido el delito de lesiones gravísimas y hasta posible tentativa de homicidio.

Pereyra aseguró ese día que la reacción de su defendido fue "en defensa de la madre", dijo que fue el joven el que llamó al 911 y negó que hayan abandonado al empleado. "Me baso en lo que me comentaron el menor y su madre. Fue una reacción en defensa de la madre", señaló, mientras que además dijo: "No es cierto que lo abandonaron, está la llamada realizada al 911, el menor es el que llamó".

"Ellos guardan los autos ahí y tienen buena relación con los playeros. Ese día hubo una discusión por un auto y el menor, al sentirse agredido, va a su casa a buscar a su
madre como pidiendo auxilio. Cuando va la madre y al sentir que la agredían, el menor reacciona y golpea a este señor de esa forma tan desafortunada", relató el abogado.

"Fue una reacción en defensa de la madre y la preocupación mayor es que se ponga bien el señor", reveló Pereyra, tras lo cual comentó: "Cuando ocurrió el hecho se armó un tumulto en el lugar, fue el dueño de la playa de estacionamiento y la agredió a la madre y brindó los datos para que se los contacte. Aconsejé presentarnos y ponernos a disposición".

ds

En esta Nota