martes 07 de febrero de 2023
POLICIA Juicio a los rugbiers

Perito de la defensa en el juicio por Báez Sosa: "No sabemos de qué murió Fernando"

En la última jornada judicial, declaró Juan José Fenoglio que insistió con que varias lesiones podrían haber sido provocadas por las maniobras de RCP.

18-01-2023 11:09

Este miércoles 18 de enero, fecha en la que se cumplen tres años del crimen de Fernando Báez Sosa, comenzó la última audiencia en el juicio contra los ocho rugbiers acusados de golpearlo hasta la muerte

Pese a que hoy solamente habrá declaraciones de peritos que fueron solicitados por la defensa, todo pasará por la concentración a las 19 horas en el anfiteatro de Dolores, donde los familiares de la víctima llevarán a cabo una colecta solidaria bajo la consigna "que el dolor se transforme en ayuda".

Declararán los médicos Juan José Fenoglio y Jorge Rodolfo Velich, peritos por parte de la defensa, a cargo de Hugo Tomei quien visitó el martes en el penal de Dolores a los ocho acusados a los que representa y estuvo con ellos durante casi 3 horas.

Fenoglio: "No sabemos de qué murió Fernando porque no está en la autopsia"

Según el perito forense de la defensa, Juan José Fenoglio hay lesiones marcadas en el informe original de autopsia del médico Diego Duarte que no coinciden con las conclusiones del mismo. “La muerte es raro que se produzca en el lugar del hecho en los casos de traumatismo de cráneo, generalmente mueren en el hospital (...) El cráneo es una cavidad cerrada. Por más que el cerebro deje de funcionar por cualquier causa, el corazón sigue funcionando porque no depende de la conducción cerebral. No se llega al paro cardíaco. Esto es la base fundamental de los trasplantes”.

Asunto Juicio por Fernando Báez Sosa
Última audiencia del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa

"No nos coincidían algunas cosas. Por ejemplo, cuando leemos el informe, las consideraciones, se habla siempre de traumatismo de cráneo y también de que tenía un traumatismo de abdomen y de tórax, que está informado en un cuadro que se denomina hemotórax, pero no se informa el origen. Para eso tiene que haber una lesión que no está descrita en la autopsia”, continuó.

“El cerebro no termina además dentro del cráneo, sino que se prolonga hacia la columna cervical: la protuberancia y el bulbo raquídeo. Son importantes porque ahí está el centro respiratorio. Una lesión ahí puede causar la muerte ¿Por qué mecanismo? Porque el cuerpo no tiene oxígeno, entonces ahí si se puede producir el paro. En la autopsia se manifiesta que no hay lesiones cervicales”, argumentó.

Asunto Juicio por Fernando Báez Sosa

Sobre el traumatismo de abdomen sostuvo: “Para lesionar el hígado y que haya sangre en el abdomen, si bien puede existir en algunas circunstancias lesiones internas sin que haya lesiones en la piel, debería haber en los músculos y en algunos otros órganos que no están expuestos". "Esto nos obligó a estudiar otro tipo de lesiones que podrían ocurrir en el hígado y que no están expuestas. Esa lesión podría ser producto de un aplastamiento del hígado, que es una consecuencia de la resucitación cardiopulmonar, del RCP, un golpe no produce este tipo de lesiones”, continuó.

“Es el cadáver de una persona que tuvo 60 segundos de golpes y más de 40 a 45 minutos de RCP. El RCP produce lesiones y hay que diferenciarlas. Las lesiones que le causaron la muerte son las de los 60 segundos. En el resto del tiempo aparecen otras que se deben investigar”, subrayó.

Por último, Fenoglio cuestionó: “No está descripto el mecanismo de muerte. La autopsia debe considerar causas y mecanismo de muerte". "No sabemos de qué murió (Fernando) porque no está en la autopsia", concluyó.

Esta hipótesis ya fue incluida por la defensa desde la tercera audiencia del juicio que instaló la posibilidad de que la muerte de Fernando no fue provocada por los golpes de los acusados, sino por la mala aplicación de las maniobras de RCP que le hicieron una transeúnte y un policía.

A lo largo de las 13 audiencias que hubo en el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Dolores desfilaron distintos testigos que dieron testimonios. Entre ellos se destacaron los padres y amigos de la víctima, personas que presenciaron el ataque y crimen, peritos de la PFA, médicos, bomberos y policías. Los últimos en declarar fueron Juan Pedro Guarino, rugbier sobreseído, Tomás Colazo, apuntado como el "rugbier número 11"; y los padres y madres de los ocho imputados.

Rugbiers: uno por uno, la situación de los ocho acusados de matar a Fernando Báez Sosa

A raíz de estos últimos testimonios se rompió el famoso "pacto de silencio" de los rugbiers, quienes comenzaron a hablar. El primero en hacerlo fue Luciano Pertossi, para desmentir su presencia en una pelea que mostraron en un video. Luego lo hizo Máximo Thomsen, el más complicado en la causa, y ayer fue el turno de Ciro Pertossi.  Por esta razón es posible que algún imputado decida prestar declaración esta tarde.

Al igual que lo vinieron haciendo, Silvino Báez y Graciela Sosa, papás de Fernando, estarán presentes en la sala del Tribunal escuchando la declaración de todos los testigos.

Caso Báez Sosa: hablaron Ciro Pertossi, los familiares de los rugbiers y un perito que puso en duda las pruebas

Tal como hizo en la jornada anterior Máximo Thomsen, Ciro Pertossi rompió el silencio y brindó declaración en la sala de audiencias. En ese sentido, aseguró que él “frenó la patada” y afirmó: "No golpée a Fernando". 

Esa patada. Quisiera aclarar que cuando veo al chico y me doy cuenta que estaba en el piso, frené la patada”, dijo Pertossi. Luego, se refirió a los chats de WhatsApp en los que exigió: “No se cuenta nada a nadie”. 

“Cuando yo estaba viendo el teléfono y lo que hablaban los chicos... Decían que ya había gente en Zárate que sabía que nos habíamos peleado, y yo no quería que mis padres se enteren”, recordó sobre el intercambio.

Ciro Pertossi
Ciro Pertossi

De igual forma, Pertossi no contestó algunas preguntas del fiscal como cuando se le consultó en qué momento del ataque intentó “frenar” la patada y sobre cómo cayó Fernando al piso. De esta manera, Pertossi se convirtió en el tercer rugbier en prestar testimonio. 

Luego del testimonio de Pertossi, comenzó a prestar declaraciones sobre las pericias informáticas que realizaron sobre los celulares de los agresores. El especialista Pablo Alberto Rodríguez Romeo, citado por la defensa, aseguró: “Se visualizan mensajes eliminados posteriores al allanamiento”.

Cronología del juicio a los rugbiers: del pacto de silencio al quiebre de Máximo Thomsen

Al respecto, planteó que “algunos teléfonos tienen accesos posterior al allanamiento”, lo que pondría en duda la validez de la prueba. “Las operaciones y procedimientos que se realizaron no siguieron ningún protocolo que tenemos en Argentina, desde el secuestro, la cadena de custodia y la falta de precisión de la metodología aplicada”, agregó.

Además, mencionó: “Tampoco existe el acta inicial donde se aclara la existencia de chips y tarjetas de memorias de los celulares”. Todo esto le “hizo ruido” de la pericia.

 

JP/ff