jueves 30 de junio de 2022
POLICIA Crimen en Uruguay

Caso Lola Chomnalez: un triple crimen y el ADN de un hermano, las claves para atrapar al principal sospechoso

"Largo y de película", así definieron los abogados al proceso que llevó a la detención del presunto autor del hecho. Un cruce de muestras con otro trágico hecho fue muy importante para dar con él.

20-05-2022 13:05

Se llama Leonardo David Sena y tiene 39 años. Se trata del principal sospechoso del femicidio de Lola Chomnalez, la adolescente argentina asesinada en diciembre de 2014 en el balneario de Valizas, en Rocha. Si bien reconoció haber estado presente en la escena del crimen, negó haber matado a la joven en un caso que el abogado de la familia de la víctima define como "largo y de película".  

La justicia uruguaya procesó con prisión a Sena, acusado de homicidio agravado, por el que podría tener una pena de entre 15 y 30 años de prisión. El Dr. Juan Raúl Williman, uno de los letrados que representan a la familia de Lola, explicó en una rueda de prensa que para llegar al asesino se debían tener muestras de ADN de todas las personas privadas de libertad, almacenados en el banco de la Policía Científica.

De esta manera, un triple crimen ocurrido en un predio naval en el Cerro de Montevideo fue muy importante para dar con el rastro del sospechoso que actualmente se encuentra detenido.

El caso de Lola y su relación con el asesinato de tres marinos

El domingo 31 de mayo de 2020, Juan Manuel Escobar, Alex Guillenea y Alan Rodríguez, tres infantes de Marina que custodiaban unas antenas en el Cerro de Montevideo, fueron hallados con un tiro en la cabeza cada uno.

Lola Chomnalez 20220519

En la investigación de ese hecho se hicieron varias pruebas de ADN a diferentes sospechosos, que terminaron llevando a Jonathan Bragundi, un ex marino de 27 años nacido en Rocha. Acorde a lo señalado por el diario El País de Uruguay, se analizaron sus huellas, las cuales tenían un registro de huellas genéticas con un “mapa” similar al encontrado en las pertenencias de Lola Chomnalez.

Por medio de Bragundi, los investigadores pudieron corroborar el parentesco con otro hombre que había sido procesado por violación en un hecho ocurrido en el balneario La Paloma, en 2009. Esa persona es Sena, cuya secuencia genética determinó que es pariente por lado materno del detenido por el crimen de los infantes.

Caso Lola Chomnalez: hay un detenido y se reactiva la causa

La madre del acusado había tenido 11 hijos y lo dio en adopción. Los padres que acogieron al actual imputado son parte de una comunidad religiosa de La Paloma, según informaron medios locales.

Sus muestras coincidieron en un 99,9% con la toalla y el DNI de Lola. Así comenzó la búsqueda de Sena en la zona del Chuy, en el límite de Uruguay con Brasil. Cuando lo encontraron se negó a hacerse una prueba de ADN, pero se le incautó un cepillo de dientes y con ese elemento se extrajo una nueva muestra.

Lola Chomnalez: qué declaró el principal sospechoso

Ante la fiscal Jessica Pereyra, el individuo de 39 años se declaró inocente. Más allá de que reconoció haber estado en la escena del crimen en el momento de la muerte de la joven, negó "tener algo que ver" con su muerte.

Acorde a su testimonio, había encontrado la mochila de la joven en la arena y solo robó dinero. Rechazó haber tenido otro tipo de contacto, aunque dijo que se había "cortado previamente la mano" y que, por ese motivo, quedaron rastros de sangre en los objetos de la víctima. 

Lola Chomnalez 20220519
Lola Chomnalez.

Sin embargo, los investigadores encontraron que su ADN no estaba solamente en las pertenencias de Lola, sino que también estaba “mezclado” con el de ella. Cabe mencionar que el imputado también tiene antecedentes de delitos por lesiones personales, registradas en 2003.

El femicidio de Lola Chomnalez

Lola viajó el 27 de diciembre de 2014 a Barra de Valizas y se quedó en la casa de su madrina, Claudia Fernández, que se encontraba con su esposo, Hernán Tuzinkevich, y sus dos hijos. Al día siguiente, salió a caminar por la playa y ya no apareció.

El 30 de diciembre, fue encontrada sin vida y su cuerpo estaba semienterrado en la arena, a casi cinco kilómetros de la vivienda, en una zona de médanos. Los resultados de la autopsia arrojaron que la víctima murió por asfixia por sofocación y presentaba varias lesiones realizadas con un arma blanca, en distintas partes del cuerpo. 

FP CP