Cielo cubierto
Temperatura:
26º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 21 de julio de 2019 | Suscribite
POLICIA /
viernes 9 agosto, 2013

Consideran que Ángeles murió asfixiada en un ataque sexual

Es la conclusión de los peritos de la querella, que trabajan para el abogado del padre de la adolescente asesinada.

Foto: Cedoc

Los médicos legistas que hicieron peritajes para la querella, representada por el padre de la víctima, la adolescente Ángeles Rawson murió por “asfixia”, pero no provocada por la compactación de un camión de basura, sino producida por “estrangulamiento y sofocación manual”. Y determinaron que se realizó “en el contexto de una agresión sexual”.

Se trata de los peritos Jorge Vicente Quiroga y Primarosa Rinaldi de Chieri, quienes presentaron ante el juez de instrucción Javier Ríos su informe en disidencia a la Junta Médica que había concluido que la adolescente de 16 años había muerto por la compactación que sufrió en un camión o una de las plantas de tratamiento al ser arrojada a la basura.

Los peritos que trabajan junto al abogado Pablo Lanusse en la querella del padre de la víctima, Franklin Rawson, presentaron ayer su informe, ampliando la conclusión en disidencia que habían adelantado en la Junta Médica, informó Télam.

Voceros judiciales indicaron que, en el informe, Quiroga y Rinaldi de Chieri afirman que la causa de muerte de Ángeles es una "asfixia", pero no provocada por la compactación, como opinaron los peritos oficiales y de la defensa, sino producida por "estrangulamiento y sofocación manual".

En otro tramo del informe, los legistas de la querella señalaron que el ataque que terminó en el homicidio se dio "en el contexto de una agresión sexual", según explicó una fuente con acceso al expediente.

Con esta opinión de sus peritos, Lanusse intentará en el futuro demostrar que el móvil del homicidio fue un abuso sexual no consumado por el imputado Jorge Mangeri (45) porque Ángeles se defendió.

Para ello se apoyará en el ADN de Mangeri encontrado bajo tres uñas de la adolescente y en algunas de las lesiones que presentaba el portero y que para la querella fueron provocadas por arañazos de la víctima.

La querella intenta probar el ataque sexual para poder recaratular la causa como un homicidio agravado "criminis causa", es decir, cometido para ocultar otro delito y lograr la impunidad.

La defensa del portero, en tanto, insiste en las sospechas sobre las pericias de ADN que ya comprometieron al acusado, y planteó que la causa está "repleta de irregularidades".

"Ojo que el día que Mangeri declare van a quedar expuestas todas las irregularidades que tiene esta causa", dijo Marcelo Biondi, codefensor del encargado, según consignó la agencia DyN.

Incluso, el abogado de Mangeri afirmó que no se encontró ADN de Mangeri en la soga con la que se ató a la víctima y sostuvo que le llama la atención la demora en las pericias hechas en el sótano del edificio y en el baúl del auto del imputado.

Ángeles Rawson desapareció en la mañana del 10 de junio pasado cuando regresaba a su casa, en Ravignani 2360 del barrio porteño de Palermo.

Volvía de su clase de gimnasia y fue registrada a metros del edificio, pero a la vivienda nunca entró y su paradero fue un misterio hasta la mañana del 11 de junio, cuando su cadáver fue encontrado en el predio de la CEAMSE de José León Suárez.

La pesquisa se centró entonces en el núcleo familiar hasta que la madrugada del 15 de junio, el encargado del edificio Mangeri quedó preso tras incurrir en contradicciones y haberse autoincriminado cuando declaraba como testigo ante la fiscal María Paula Asaro.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4697

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard